Populismo o no Populismo, esa es la cuestión


Escucha nuestro podcast



 

En su pasada participación en la Asamblea General de las Naciones Unidas, Enrique Peña Nieto declaró su preocupación sobre la amenaza del populismo que acecha al mundo. Está declaración ha sido interpretada dentro de la opinión pública mexicana como un mensaje claro hacia Andrés Manuel López Obrador, quien seguramente se postulará una vez más como candidato a la presidencia en las elecciones de 2018. Al mismo tiempo, otros han visto en las palabras de Peña Nieto un golpe a las posibles candidaturas independientes que pudieran aparecer en los próximos años. El mensaje del presidente Peña ha sido el de continuar con el proyecto modernizador del país y evitar caer en la tentación de falsas promesas que lo único que generarían es un retroceso político y económico en el país. Ante la posición del presidente Peña en contra del populismo, sería necesario conocer que consecuencias traería un gobierno populista en México. Para estos fines, sería pertinente hacer una comparación entre los gobiernos llamados “populistas” en América Latina y México, con la finalidad de saber que tan bueno o malo es este “amenaza” de la que tanto habla Peña Nieto.

Si bien el concepto de populismo es difuso y poco claro,  América Latina ha sido estigmatizada como la principal región en el mundo productora de este tipo de regímenes. Países como Bolivia con Evo Morales, Venezuela con Hugo Chávez y Nicolás Maduro, Argentina con los Kirchner, Brasil con Lula y Dilma o Uruguay con Mujica y Tabaré Vázquez, han sido llamados cotidianamente por la opinión pública internacional como gobiernos populistas. A pesar de los adjetivos negativos que han permeado este concepto, pareciera ser que en la realidad, los gobiernos latinoamericanos han demostrado avances importantes en distintas areas dentro de sus países, dejando en el olvido la idea negativa sobre el populismo.


Economía

Una de las principales críticas hacia el populismo es su mal manejo de la economía al intentar cumplir promesas “radicales” durante la campaña electoral. Algunos de los resultados de la irresponsabilidad económica de este tipo de régimen son bajos niveles de crecimiento económico y altos niveles de inflación.

Durante los últimos años, los gobiernos llamados populistas no han tenido cambios en su economía muy distintos a los que ha sufrido  la economía mundial  entre 2006 y 2014. Inclusive todos ellos han tenido lapsos  tiempo en dónde sus economías han crecido por arriba del promedio mundial. En el caso mexicano, nuestro país fue la economía con el peor desempeño durante la crisis internacional de 2008 y la economía que menos tiempo  ha crecido por arriba del promedio mundial. Si bien Venezuela y Brasil han tenido fuertes caídas en su Producto Interno Bruto (PIB) durante los últimos años, el desempeño de la economía mexicana queda muy atrás de países como Argentina, Bolivia y Uruguay.

En el plano de la inflación, México se ha caracterizado desde el gobierno de Ernesto Zedillo por mantener sus cifras macroeconómicas lo más bajo posible. Es decir, tener niveles de inflación por debajo del 5%. Si lo comparamos con los países lationamericanos, México manteine la medalla del primer lugar en controlar el aumento de los precios en servicios y productos. De acuerdo con datos del Fondo Monetario Internacional, en el presente año México tendrá una inflación del 2.8%, mientras que Venezuela tendrá un alza del 158%, Brasil del 8.9% y Argentina del 16.8%.

Estos datos reflejan como los países latinoamericanos han tenido mayores niveles de crecimiento económico con altos índices de inflación, mientras que México cuenta con un crecimiento económico precario pero con cifras macroeconomías estables. Sin embargo, si tomamos en cuenta que México es el país de la región con el salario mínimo más bajo, a pesar de la estabilidad inflacionaria, el poder adquisitivo de las personas llega a equipararse a las sociedades de América del Sur donde sus precios son más altos.

_____

_____

PIB

Calidad de vida

Otra crítica común hacia el populismo es que este tipo de régimen político tiende a disminuir la calidad de vida de su población. Sin embargo, con base en el Índice de Desarrollo Humano realizado por Naciones Unidas, los dos países con los niveles de calidad de vida más bajo-de los países aquí analizados-son México y Bolivia. Todos los demás países latinoamericanos no solo tienen un mejor IDH que México sino que han demostrado una constante mejoría a través de los años. De acuerdo con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en 2013 México se posicionó en el lugar número 71 de 197 países estudiados. Todos los países con excepción de Bolivia-quien se encuentra en el lugar 113- cuentan con una mejor posición que México en el ranking de países. Por lo tanto, durante gobiernos populistas, los países latinoamericanos han proporcionado mejores estándares de vida a sus ciudadanos que los gobiernos mexicanos.

IDH

Otra comparación interesante entre los gobiernos populistas y el mexicano, es que México ha sido uno de los países que han bajado sus niveles de pobreza con mayor lentitud. De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), entre 2005 y 2012 México descendió únicamente dos puntos porcentuales la población que vive en condiciones de pobreza. Solo países como Honduras y el Salvador presentaron los mismos niveles de reducción de la pobreza en la región de América Latina. Los demás países, incluidos los llamados populistas, tuvieron un mejor desempeño que México. Al mismo tiempo, los pobres resultados en la reducción de la pobreza en México se han visto reflejados en los altos niveles de desigualdad en el país. De acuerdo con datos del Banco Mundial, entre 2006 y  2012 México presentó un índice de Gini más alto que Argentina, Uruguay y Bolivia. Solamente Brasil presentó niveles de desigualdad superiores al mexicano.

Estado de derecho y libertad

El populismo ha sido frecuentemente relacionado con la disminución de las libertades individuales y por el atropello o violaciones continuas de la ley por parte de los gobernantes. La ausencia de libertades políticas y civiles, altos niveles de corrupción y la poca o nula aplicación de la ley son características atribuidas al populismo.

Con base en datos de Transparencia Internacional, la percepción de la corrupción en México alcanza niveles más altos que Uruguay, Brasil y Bolivia. Sólo Argentina y Venezuela cuentan con calificaciones más negativas que nuestro país. En materia de Estado de Derecho, el estudio realizado por WorldProjectJustice 2015 pone a México en una de las posiciones más bajas de América Latina solo superado por Venezuela y Bolivia. En materia de libertades fundamentales, el mismo reporte coloca a México en una posición negativa a todos los demás países latinoamericanos, la cual es solamente  es superada por Venezuela. Por su parte, el reporte Libertad en el Mundo elaborado por Freedom House califica a México como un país que restringe las libertades individuales y lo cataloga como un país parcialmente libre. En este rubro, solo Venezuela obtuvo una peor calificación que el gobierno mexicano. Estos datos dejan ver como regímenes populistas han logrado edificar mejores instituciones para garantizar y respetar los derechos humanos así como imponer el Estado de Derecho en sus sociedades.

libertades

Enrique Peña nieto declaró que el populismo es un peligro para México ya que representaría un retroceso del “proceso modernizador” de México. Sin embargo, si comparamos los resultados en distintas áreas de los gobiernos llamados populistas de América Latina con el gobierno mexicano, nuestro desempeño como una supuesta democracia se encuentra por debajo de todos ellos en casi todas las áreas evaluadas. Algunas de las conclusiones que dejan ver estos datos es que el llamado “populismo” no genera los mismos resultados en todos los países. En todo caso, hay gobiernos populistas que tienen un mejor desempeño que otro e inclusive aún mejor que muchos gobiernos llamados democráticos.

Es verdad que existen populismos que pueden dañar a las sociedades como los movimientos racistas de Marie le Pen en Francia o Dunald Trump en Estados Unidos. Sin embargo, los llamados populismos latinoamericanos, si bien tienen muchas deficiencias y problemas que resolver, han mostrado grandes avances en materias como el desarrollo social, el Estado de Derecho y la democracia.  Si Peña Nieto tiene tanto temor de la llegada al poder de un gobierno populista, es posible que el futuro de México bajo un gobierno de este tipo no sea tan malo después de todo.


Vídeo Recomendado



Previo

Juan Carlos Osorio por fin acepta que será entrenador de México

Siguiente

Jorge Vergara no quiere ver a su esposa en la cárcel

Sin comentarios

Deja un comentario