Malena Saito #VocesVioletas

#VocesVioletas es un espacio semanal dedicado a compartir poesía escrita por mujeres de México y Latinoamérica.

Malena Saito nació en 1994. Trabajó como librera en Clásica y Moderna, Antígona y ahora dirige, atiende y organiza papeles en Luz Artificial, librería secreta que abrió con la poeta Micaela Szyniak. Brinda talleres de escritura creativa. Pero ante todo es productora. Elige hacer siempre como estrategia y puñal. En 2017, Santos Locos, publicó su primer libro de poesía “Amiga”.

A continuación presentamos una breve selección de su obra poética:


*

Es la noche del año nuevo

me dormí a las dos de la mañana

ahora son cerca de las cinco

subí hace un rato

a mirar las nubes

sentir el aire

_____

_____

me desperté exaltada

pensando que llovía quería

debo decir

sentir las gotas del comienzo

como un bautismo

no llovía y en cambio aún había amigos

limpié la mesa algunos platos

no tuve la fortaleza de hacer todas las tareas

dejar la casa en orden

qué vacía parece ahora

que estoy sola

me pregunto si me molesta o me agrada

hace un rato pensé que si pudiera

deshacerme de la angustia como se deshace una de las cosas que están rotas

realmente podría ser feliz

lo creo

es decir si pudiera tan solo

despegarla de mi cuerpo

caminaría derecha

es todo una cuestión de divertimento

pensamos hoy por la tarde

no soportamos que simplemente no este pasando nada

como por ejemplo ahora

estoy escribiendo

una perra descansa al lado mio

hay viento aunque sea diciembre

y aun así

añoro

el amor

las parejas de la casa duermen juntas mientras toman champagne

no iba a escribir sobre ellas

pero aparecieron

y debo decir por un momento

sentí

envidia

sé que algunos envidian también mi frialdad

la concentración

que tengo

a las cinco de la mañana

en donde estoy fresca

las drogas ya no penetran en mi como antes

se instalan como capas de ropa

de las que puedo deshacerme

facilmente

fue un año exitoso el que se va

lo saludo

con esmero

el país se pudrió y a mi me fue bien

eso tiene que darme culpa

pero lo que quería decir

es que aunque todo este perfectamente funcionando

como un reloj

la cena fue un banquete

en la terraza corrió viento

estaban los entrañables

aun así lo que quiero decir es que

descubrí que no se puede borrar

la angustia

como se borran las conquistas

aun así lo que quiero decir es que

estamos profundamente desamparadas

pero no porque estemos solas

sino porque es así

cada vez que llega la lluvia

me sorprendo

es como si la hubiera olvidado

pero está ahí desde siempre

aunque ahora no la sienta como una certeza

sé que volverá a llegar

y que también se irá.


*

Los protocolos

este año

todas hemos contado

sobre nuestros abusos perdón debo decir

sobre los abusos de los otros

que nos callamos

en la cenas navideñas

han hablado

madres, abuelas

nosotras hemos enumerado como se enumeran las cuentas de un collar antiguo

cada vez que nos han violado

fueron muchas

no debería sorprendernos

y aun así

aunque podamos contarlas

entonarlas como se recitan los cuentos

de terror en las fogatas de los niños

no estamos a salvo

de caer en las garras de los lobos quiero decir

nos han criado

tantos años

educadas en el arte del silencio

que ahora todo se siente como un huracán del que apenas podemos

escondernos

no sabría decirles qué siento

mi cuerpo roto por ejemplo

como dientes abriéndose en el espacio

o el deseo de no ser más manipulada

hablo de ser usada en el sentido más práctico.

Cada vez que me dan una orden

o hacen agua en sus formas

de tratarme

quisiera tener la fuerza

de poder decirles

gracias,

pero no necesito nada

espero continuen su camino

prendería fuego mi puerta

para que como un portal

los trasladara adentro mio es decir

me gustaría que hicieran el ejercicio

de pensar por un segundo

lo que significa

estar abierta.


Fuegos artificiales

quedate tranquila que todo se está

prendiendo fuego

en la noche de la navidad

nos teñimos el pelo

de un tono verde azulado

parecíamos salidos del océano

como redimidos

quise gritar en contra del presidente

algunos lo hicieron conmigo

los vecinos persistieron en su silencio

al fin y al cabo

yo solo soy

una chica en su terraza

plantando una bandera sobre un arbusto

demasiado chica

como para llamar

la atención.


Marisa Iris

Vuelvo caminando

con el sol y el frío helado

intento pensar que estoy

en una playa

con mi madre íbamos siempre

en invierno a la playa

nos gustaba que el frío nos entrara

hasta el fondo

mientras pisábamos la arena

había algo hermoso en cada parada

cada café

el mar golpeando fuerte

era una cuestión de fuerza

la naturaleza

contra nosotras

pero resistíamos

y no solo eso

estábamos en

paz

no había nadie en esas playas

y cada paso

era una estaca

que nos daba

vuelo

para seguir

los días en los que

había que hacer

las cosas

y no se podía

pasear.

Cada vez que atravieso el parque

lento

con el frío helado

amotinándose en mi boca

pienso en

mi madre y su

fuerza.

Este iba a ser un poema

que dijera

no quiero dormir más

con abusadores

ni sentirme una muerta

un fantasma

pensé que ya me había salvado.

Pero me distraje

para hablar de una sensación

que no me deja

agujereada

sino que me recompone

como el cielo

de esas playas

donde hacíamos

los grandes planes

con mi madre

tranquilas.

 


◊◊

*

Los hombres

Que visitan

La casa todos los miércoles

Hablaron ayer muchas

Horas

Sobre cómo matar

A una gallina

Se preguntaron los unos a los otros

Si

Por ejemplo habían tomado

la leche

De una burra o una cabra

Proteína asegurada

Yo apagué la luz

Blanca

Y pretendí generar un ambiente de secretos

Con una pequeña lámpara

Uno de ellos me dijo

No todo necesita disfrazarse

Veía en sus brazos la fuerza

Para desnucar un animal

Moisés me explicó cosas

Sobre las plantas

Resulta hay una en nuestra terraza

Venenosa

Una planta que se puede usar

Para morir

Para matar

Para morir

El efecto tarda unos quince minutos

Se te para el corazón

Te vas

Te vas

Te vas quedando

Sin

Aire

Imagino todas las preguntas que podría

Hacer en ese tiempo

Pero es de noche y los hombres

Comienzan a emprender su retirada

Uno de ellos vuelve a Chile

Cultivará muchas flores que no mataran a nadie?

Yo sigo despidiendo amigos

Clara me dijo que salir de esta crisis

Nos va a llevar

Por lo menos tres años

Veo piedras cayéndose

Cada vez que escucho eso

De mí se puede decir

Que niego el estado de las cosas

Hasta que

Que?

No sé hasta cuando, capaz no tenga límite

mi negación

O es una idea vieja que tengo de mi?

La de negar y sostener

Si tuvieran que hacer una lista

De las cosas que odian de ustedes

La perseverancia sería una?

Previo

Toma de protesta de AMLO costó 5 millones más que el AMLOFest

Siguiente

Investigador mexicano crea un biomaterial que sustituye al unicel

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *