118 años del natalicio de Nellie Campobello: escritora, coreógrafa y víctima de desaparición

Nota actualizada el 7 de noviembre de 2019

Hoy se conmemoran 118 años del nacimiento de la escritora y bailarina duranguense Nelli Campobello.

Reconocida como la más grande narradora de la Revolución Mexicana, Campobello también fue bailarina. El camino de la danza la llevó a fundar el Ballet de la Ciudad de México y la Escuela Nacional de Danza. Su pasión por el arte la convirtió en una mujer que luchó por sus ideales en medio de una época donde el machismo imperaba.

Olvidada por mucho tiempo, la historia machista de la literatura nacional omitía su nombre en las antologías de las narraciones de la Revolución, donde resplandecía los nombres de grandes autores como Rafael F. Muñoz y Mariano Azuela.

Nacida el 7 de noviembre de 1900 en Villa Ocampo, Durango, la escritora fue testigo de la Revolución, ya que superó todos los aspectos de la vida cotidiana en su ciudad natal y en todo el país. Como señaló Google, en su blog el año pasado cuando la conmemoraron con un doodle:

“Ella también hizo algo que casi ninguna otra mujer había hecho o haría en esos tiempos tumultuosos: recordó. En 1931, publicó la novela ‘Cartucho’, una colección de 56 viñetas muy acuciosas sobre la Revolución”.

En el libro están plasmadas la experiencias de la autora que siendo niña estuvo atrapada en una revolución, así como historias que le contaba su madre, que era soldadera en la Revolución, además de experiencias que tomó de extraños y de amigos impactados por la guerra, y los corridos de su ciudad natal.

“‘Cartucho’ estuvo entre los pocos relatos de este importante período de la historia mexicana narrado desde la perspectiva de una mujer. También fue único en su tono de voz lírico, casi poético”.

El Dr Atl fue quien le publicó sus primeros poemas, que después serían traducidos al inglés por Langston Hughes; también publicó en la revista cubana ‘Revista de la Habana’.

Su vida está rodeada de misterio. Algunos historiadores ubican su año de nacimiento en 1900, otros en 1909 o en 1913. También su nombre exacto es confuso: Nellie Francisca Ernestina Campobello, María Francisca Luna, Francisca Moya Luna.  Aunque la escritora prefería llamarse ‘La Centaura del Norte’ debido a su admiración por Pancho Villa.

Nellie al parecer fue raptada por una ex alumna de danza y su esposo, María Cristina Belmont y Claudio Fuentes Figueroa. Los cuales, se dice, la mantenían alcoholizada. Campobello desapareció en 1984, y no fue hasta 1998, cuando la Comisión Nacional de Derechos Humanos documentó su fallecimiento el 9 de julio de 1986.

Este trágico acontecimiento es resumido así en el diario español El Mundo:

Su secretaria, la persona en la que más confiaba, se hizo cargo de ella cuando se retiró. Se metió, con su marido, en su casa. La alcoholizó. La convirtió en drogadicta. La secuestró. La convirtió en una muerta parada en un rincón mientras el marido iba sacando de la casa para venderlos los cuadros de Rivera, de Revueltas, los manuscritos de los poetas de Contemporáneos, las primeras ediciones de los estridentistas, todo lo que Nellie Campobello fue atesorando durante su vida.

A mediados de los años 80 alguien se preguntó: ¿qué fue de Nellie Campobello? Viva debía estar, porque seguía cobrando mensualmente su pensión de funcionaria. Hasta que descubrieron en el jardín de la que fue su casa unos restos humanos. Su secretaria y el marido de ésta fueron acusados de secuestro y asesinato, pero sólo se les pudo condenar por falsedad documental.


Vídeo Recomendado

Previo

Una guía para navegar por la cobertura de los Paradise Papers

Siguiente

Aprender a escuchar: lección del recorrido de Marichuy por territorio zapatista

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *