Chelsea Manning ya es libre

La exsoldado estadounidense Chelsea Manning, responsable de la filtración de miles de documentos diplomáticos y militares confidenciales a WikiLeaks, fue liberada el día de hoy de la prisión militar en Kansas en la que se encontraba recluida.

Manning permaneció recluida durante siete años y se esperaba que siguiera en la cárcel hasta 2045, pero el expresidente Barack Obama le conmutó la sentencia tres días antes de dejar la Casa Blanca en enero de este año. Obama justificó el “perdón “, tras las muestras de arrepentimiento de mostró Manning y en la voluntad de equiparar la sentencia “desproporcionada” a otros delitos similares, que suelen castigarse con hasta tres años de cárcel.

Los sectores conservadores y militares no estuvieron conformes con la conmutación, pues aseguran que manda un mensaje de “tolerancia” ante las filtraciones. En 2009 Manning servía en Irak recopilando información de inteligencia de la insurgencia que combatía al Ejército estadounidense. Tenía acceso a una red de ordenadores con información clasificada, desde la que copió más de 700.000 documentos sobre las guerras de Irak y Afganistán y cables de embajadas estadounidenses. Lo anterior, aseguran altos mandos militares, puso en riesgo la seguridad nacional.

Entre los documentos publicados en el sitio creado por Julian Assange –quien vive refugiado desde 2012 en la embajada de Ecuador en Londres– se encuentran muestras de los abusos a detenidos perpetrados por militares iraquíes que trabajaban con estadounidenses, las torturas a sospechosos de terrorismo encarcelados sin juicio en la base militar de Guantánamo en Cuba o la manera en la que murieron dos periodistas por disparos de un helicóptero estadounidense en Bagdad.

Manning también es una figura importante en la lucha de los derechos trans, pues tras tres años de encarcelamiento logró, junto con sus abogados, que el ejército le proporcionara tratamiento hormonal para iniciar su transición y que le permitieran llevar ropa interior femenina y maquillaje ligero. Sin embargo, Chelsea estuvo siempre recluida en una prisión de hombres cisgénero.


 

Con información de BBC, El País y The Guardian.

Previo

En los ojos del zorro: crónica de una comida con Mireles

Siguiente

Celebrarán el natalicio de Alfonso Reyes con gran concierto