Dos años sin justicia: Rostros de la marcha por Ayotzinapa

A dos años de Ayotzinapa, miles de personas salieron a marchar para exigir justicia. Tercera Vía recopiló algunas postales que permiten acercarse a las motivaciones de quienes decidieron tomar las calles para mostrar su indignación. Vale la pena conocerlas.

Todas las fotos: Annick Donkers | Texto: César Alan Ruiz Galicia

flechitaDOS

Pablo

Foto: Annick Donkers
Foto: Annick Donkers

“Lo que ocurrió en Ayotzinapa es un crimen de lesa humanidad. Hoy vengo a marchar porque el sexenio de EPN ha sido uno de los más desgarrantes y más bárbaros que hemos tenido. Encima de lo que hicieron en Guerrero, la respuesta de las autoridades ha sido mentir desde hace dos años. Por eso me parece importante que nuestros cuerpos se hagan presentes. Tenemos que seguir empujando esta lucha para alcanzar justicia, reparación de los daños, y sobre todo, la aparición con vida de los 43 normalistas. Creo también que hay que sacar a todo el grupo de poder en turno: es incompetente y lo ha demostrado estos cuatro años”.

Laura, Colectivo Nos hacen falta

Foto: Annick Donkers
Foto: Annick Donkers

“Yo salgo hoy a marchar para construir memoria. Quiero verdad y justicia para el caso de los 43. También creo que es un buen momento para voltear a ver a todos los compañeros y compañeras que han sido desaparecidos y asesinados en este contexto de guerra. Pertenezco a un colectivo de la UNAM conformado por estudiantes, profesores y trabajadores que buscamos visibilizar esos otros casos, que también son nuestros. Hay que seguir exigiendo que haya verdad y castigo a los culpables….de todas las desapariciones”.

Aparicio

Foto: Annick Donkers
Foto: Annick Donkers

“Hay que recordar, volver a hacer presente. Al marchar siento emociones contradictorias: veo con alegría que hay muchas personas que están protestando contra esta injusticia, contra este gobierno. También me duele pensar en todo lo que pasó, en los muertos, los 43 desaparecidos, el desollamiento de Julio César Mondragón. Siento rabia. Solo me la quitaría que aparezcan los compañeros y que haya un cambio de fondo en este país”.

Lourdes

Foto: Annick Donkers
Foto: Annick Donkers

“Este tipo de espacios en donde la gente lucha y en donde viene a dignificarse me llenan de mucha energía y me revitalizan. Andar por esta ciudad, en la convivencia cotidiana, puede ser deshumanizante. Por eso venir me anima. Es saber que las cosas tienen sentido. Procuro siempre asistir, encontrarme con otros y hacer comunidad en la medida de lo posible. Es la forma que reivindico de hacer política. Creo que además Ayotzinapa interpeló no solo a los mexicanos, sino a miles de personas a través de América Latina, quienes también reivindican la exigencia que enarbolamos y que esperan un mensaje de justicia para una causa que sienten como propia”.

Previo

En el centro del círculo

Siguiente

La ciencia no es para la prole