Las Patronas reciben premio en Los Ángeles por su labor humanitaria

Al escuchar el silbato del tren que se acerca, Norma Romero y sus compañeras corren a las vías, cargadas de cajas con bolsas de plástico llenas de arroz, pan y frijoles. En el convoy, que a veces viaja hasta a 50 kilómetros por hora, cuelgan migrantes centroamericanos que cruzan México en los trenes de carga.

Las mujeres levantan la mano con bolsas de comida y botellas llenas de agua, y las entregan a los indocumentados que se aferran al pasamanos de los vagones. En pocos minutos Norma y sus compañeras entregan decenas de bolsas de comida y agua, que no pocas veces han salvado la vida a quienes las reciben, pues muchos indocumentados pasan varios días sin comer ni beber agua en su camino desde el sur de México hasta la frontera con Estados Unidos.

El lugar donde encuentran alivio es la comunidad rural de La Patrona, en Veracruz, al sureste del país. Desde hace más de 17 años un grupo de 14 mujeres prepara diariamente raciones de comida y agua para entregar a los migrantes que viajan en los ferrocarriles. A estas mujeres se les conoce como Las Patronas.

Esta semana Las Patronas, recibieron un reconocimiento a su labor humanitaria en la sede del consulado mexicano en Los Ángeles. El colectivo veracruzano, aseguró que cada homenaje que reciben es un “compromiso más con los migrantes”. Norma Romero, señaló que “es una oportunidad para demostrar que ayudar a personas necesitadas es posible, cuando hay amor y voluntad”.

Los cónsules de México, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua fueron quienes otorgaron el reconocimiento a Las Patronas, pues son estos países de donde provienen la mayor parte de los migrantes que buscan llegar a Estados Unidos a través de los vagones de La Bestia.

Desde 1995, Las Patronas han atendido a casi un millón de migrantes, y su labor ha servido para impulsar la posición de la agenda migratoria en el debate público, tanto en México como en otras regiones de Latinoamérica. Todos los días preparan más de 200 alimentos para los que van en busca del sueño americano. “Decidieron tirarles las bolsas con el pan y la leche a otros inmigrantes que venían atrás. Al día siguiente, preparamos 30 almuerzos con taquitos de arroz, frijoles, huevo y fruta de temporada de nuestros árboles”, recordó Romero.

Además, el grupo cuenta con el albergue “La esperanza del inmigrante” con capacidad para 30 personas, y que forma parte de una red de 45 refugios de ayuda para las personas que quieren cruzar la frontera.

Información | BBC y Desinformemonos

Video | Sacbe Producciones


Vídeo Recomendado

Previo

Octobot: Crean el primer robot de cuerpo blando

Siguiente

Detectan ondas que pueden ayudar a predecir terremotos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *