Méxio cae en el Índice de Democracia.

La revista Inglesa “The Economist” publica cada año su índice para medir la calidad de la democracia en más de 160 países alrededor del mundo. Dentro de las variables analizadas se encuentra la cultura política, la pluralidad, la participación política, el funcionamiento del gobierno y las libertades civiles. Mientras mejor calificación tenga un país en cada variable, mejor será su calidad democrática dentro del gobierno y su sociedad.

Nuestro país ha sido evaluado durante los últimos 10 años dentro de este reporte. Desafortunadamente, de acuerdo con “The Economist” la democracia en México ha venido demostrado una caída considerable en casi todos los elementos evaluados. Si bien es complicado determinar la calidad de un gobierno a partir de mediciones cuantitativas, estas si pueden darnos una idea sobre cuán democrático es nuestro gobierno.

En 2006, cuando se realizó por primera vez el estudio, México obtuvo una calificación general de su democracia de 6.67 (10 como lo más alto y 0 como lo más bajo). Esta calificación apenas aprobatoria responde a un ambiente de crisis política que vivió el país en aquella época a partir de las tensas elecciones entre Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador. A partir de esta fecha, la calificación de México sobre su democracia ha ido disminuyendo durante los últimos 10 años.

Desde el inicio del reporte sobre la democracia, la calificación más alta que ha obtenido México ha sido de 6.91 en 2013, lo que representa un aumento de menos de un punto porcentual en más de seis años. En el último reporte de “The Economist”, la puntuación de nuestra democracia cayó a 6.55, la cual representa la calificación más baja de México en los últimos 10 años y con esto un retroceso en el sistema democrático mexicano.

Si nos comparamos con otros países de la región, nuestro desempeño democrático es bastante negativo. Por ejemplo, Costa Rica es uno de los países de Latinoamérica que más avances han obtenido en su democracia. Mientras que en 2006 su calificación general fue de 7.96, para 2015 la puntuación otorgada por el reporte de “The Economist” fue de 8.04. Otro país que presentó un aumento en su calificación fue Brasil. En 2006 el país sudamericano obtuvo un 6.96 de calificación y en 2015 la puntuación de este país subió hasta 7.38.

democracy index

 

Previo

Convocan a "Lavadero Violeta" para deconstruir y articular desde el feminismo

Siguiente

¿Tradicionalmente sumisas?

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *