La situación de la violencia en México 2015

El día de ayer el Instituto Naciones de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer los resultados de la Encuesta Nacional  de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE), la cual mide la cantidad de delitos en el país en un año y la percepción que tiene la sociedad sobre su situación de seguridad.

Con base en los datos de la ENVIPE la tasa de víctimas de delito x 100,000 habitantes ha crecido durante los últimos cinco años al pasar de 30.5 en 2010 a 41.6 en 2014. Es decir, 1 de cada 5 mexicanos ha sido víctima de un delito. Este aumento en el número de víctimas se debe a que entre 2013 y 2014 el robo o asalto en transporte público o la calle, el robo de vehículos y el robo a casa habitación aumentaron. El incremento en el delito, sin embargo, no ha afectado de manera generalizada a la población. Mientras que las víctimas masculinas han disminuido en los últimos cinco años, los crímenes hacia mujeres aumentaron de una tasa de delito hacia las mujeres de 47% en 2010 a 51.4% en 2015.

Los estados del país con mayor número de delitos registrados son Estado de México, Baja California, Distrito Federal, Aguascalientes, Guanajuato y Jalisco. A pesar de que esta cifra está influida por la cantidad de habitantes en los estados, los tres primeros lugares han venido experimentando un aumento generalizado de la violencia. Por el otro lado, Aguascalientes, Guanajuato y Jalisco empiezan a percibir niveles de criminalidad que no habían experimentado en años anteriores.

gráfica inseguridad

 

Por otra parte, llama la atención como zonas del país que habían mantenido tasas bajas de delitos, en los últimos años han incrementado considerablemente su número de crímenes. Lugares como Yucatán, Oaxaca y Baja California Sur parecen verse afectados por el desplazamiento de la violencia en el país.

aumento de delitos

Un dato positivo de la ENVIPE 2015 es que los secuestros han disminuido a 102,883 casos reportados en 2014 en comparación de los 105,682 casos en 2012 y 131,946 en 2013. Así mismo ha ocurrido con la extorsión con un registro de 9,790 en 2014 en comparación con los 9,850 casos de 2013. Desafortunadamente, este no ha sido el caso de los homicidios los cuales aumentaron 15% en el primer semestre del 2015 con respecto a los últimos seis meses del año pasado.

Una característica negativa que han tenido los delitos desde el último año es su alto grado de violencia. El número de delitos cometidos con arma de fuego incrementó de 27.6% en 2010 a 33% en 2014.

Las pérdidas económicas para el gobierno y la sociedad por culpa de la delincuencia durante el último año fueron importantes. El costo total en 2014 de los delitos cometidos fue de 226.7 millones de pesos, los cuales representan un 1.27% del PIB. Esta cifra se refiere al dinero invertido por el gobierno una vez cometido el delito. Por otra parte, los hogares gastaron el año pasado en prevención del delito alrededor de 63.6 mil millones de pesos.

La percepción de los ciudadanos sobre la inseguridad sigue siendo negativa tomando en cuenta que el 58% de la población considera la inseguridad como el principal problema del país. El desempleo (44%), el aumento de los precios (33%) y la pobreza (31%) son los problemas que más inquietan a los mexicanos después de la inseguridad. Por otra parte, el número de personas que creen que la inseguridad de su Estado sigue empeorando subió de 69% en 2011 a 73% en 2015.

_____

_____

En términos de confianza hacia las instituciones de seguridad, si bien la marina y el ejército cuentan con una aprobación mayor al 76% de la población, ambas instituciones han perdido credibilidad entre 2013 y 2014. Un aspecto preocupante es que todas las demás agencias de seguridad como la Policía Federal, la Policía Estatal, los Jueces, el Ministerio Público, etc. han perdido apoyo de la ciudadanía entre 2014 y 2015. Esta falta de confianza en las autoridades explica porque 92.8% de los delitos no son denunciados.

 

Además de la falta de credibilidad, la ineficacia de las instituciones de seguridad ha orillado a la ciudadanía a no denunciar un delito. De acuerdo con la ENVIPE 2015 en el 53.8% de las averiguaciones previas no pasa nada y no se resuelve nada. Esto explica porque desde 2010 ha disminuido el número de delitos denunciados de 12.3% a 10.7% en 2014.

La ENVIPE 2015 muestra la complejidad del crimen y su capacidad de mutar o modificarse de acuerdo a las circunstancias. Si bien el secuestro y la extorsión han disminuido, otro tipo de delitos han ido aumentado con el tiempo e inclusive han alcanzado zonas del país que antes podían considerarse pacíficas. Esto nos lleva a pensar que la estrategia utilizada por el gobierno no está erradicando la violencia sino desplazándola a otros lugares del país. Lo más preocupante es que durante los últimos cinco años podemos hablar de una estabilización de la violencia o del crimen a pesar del tiempo y los millones de pesos invertidos en seguridad. Es tiempo que las autoridades consideren un nuevo cambio en la estrategia de seguridad. La que tenemos ahora es poco eficaz y socialmente muy costosa.

Previo

Resumen Noticioso Matutino

Siguiente

Jueves y un cartón

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *