La guerra contra las drogas: la historia sin fin.

El día de ayer el presidente Barack Obama dio a conocer la lista de los principales países productores y de tránsito de drogas. De acuerdo con el presidente de los Estados Unidos la producción y tráfico de drogas en el mundo se concentra en las regiones de Asia y América Latina y el Caribe específicamente. Obama destacó el compromiso de la mayoría de los países en disminuir las cantidades de droga que circula en el mundo y reafirmó la posición de su gobierno para combatir al crimen organizado.

Países Productores y de Tránsito de droga

Latinoamérica



Asia

Caribe

Belice Afganistán Bahamas
Bolivia Myanmar República Dominicana
Colombia India Haití
Costa Rica Laos Jamaica
Ecuador Pakistán
El Salvador
Honduras
México
Nicaragua
Panamá
Perú
Venezuela

 

Desafortunadamente, el discurso del gobierno norteamericano una vez más omitió la importancia de los países consumidores dentro de la cadena de producción de drogas. Los países latinoamericanos, caribeños y asiáticos no son productores y traficantes de drogas solamente por razones culturales, de subdesarrollo o por el deterioro de sus instituciones sino principalmente por la gran demanda de drogas de países desarrollados y el alto precio de las mismas generado por el enfoque prohibicionista que busca reducir la oferta sin disminuir la demanda.

Países Consumidores

Cocaína % Éxtasis % Mariguana %
Escocia 2.4 Australia 3.0 Islandia 18.3%
España 2.3 Nueva Zelanda 2.6 EE.UU 14.8%
EE.UU 2.3 Escocia 1.7 Nueva Zelanda 14.6%
Australia 2.1 Holanda 1.4 Canadá 12.2%

                                          Informe Muncial sobre las Drogas 2013 UNODC

Estados Unidos sigue siendo el mayor consumidor de drogas en el mundo. Esto ha generado una ola de sangre en países de Latinoamérica y el Caribe entre bandas del crimen organizado y el gobierno debido al gran mercado que representa el vecino del norte. Si no se entiende que el comercio de drogas no puede ser erradico a través de un enfoque prohibicionista- ya que la demanda crea su propia oferta- los países mencionados en el reporte de Obama por más que inviertan en la lucha contra las drogas nunca podrán salir de ese círculo vicioso. Un ejemplo de esto ha sido el papel de México en el mercado de las drogas. De acuerdo con el Informe  Mundial sobre las Drogas de la UNODC 2013, México se convirtió en el segundo productor de mariguana y heroína a nivel mundial a pesar de los millones de dólares invertidos para combatir el crimen organizado (el cual paso de menos de 50,000 millones en 2005 a más de 130,000 millones en 2012) y la muerte o encarcelamiento de 20 líderes del narco entre 2009 y 2015. Lo único que ha dejado la lucha contra las drogas en el país son más de 48,000 muertes relacionadas al narco durante el gobierno de Calderón y 21,681 en la administración de Peña.

_____

_____

La guerra contra las drogas orquestada por el país norteamericano tampoco ha tenido efectos positivos dentro de su población. Si bien han desplazado la violencia fuera de sus fronteras hacia países en vías de desarrollo, el consumo de drogas en la sociedad norteamericana aumentó de 8.3 a 8.7 entre 2002 y 2011 de acuerdo con La Encuesta Nacional sobre el Uso de Drogas y la Salud realizada por la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental. Con base en los datos antes mencionados, podemos decir que la prohibición de las drogas solo ha dejado muerte en los países subdesarrollados y mayor consumo en los países desarrollados.

Está correlación entre mayor consumo en los países desarrollados y el aumento de la violencia en países productores y de transito se genera por la visión hasta el momento implementada por Naciones Unidas que establece que la erradicación de las drogas debe darse en la oferta y no en la demanda. En vez de atacar el consumo como un asunto de salud, se combate la producción y el tránsito como un asunto de seguridad. Por lo tanto, en vez de solucionar el problema de drogas con doctores la combatimos con soldados.

Afortunadamente y aunque parezca contradictorio, Estados Unidos ha comenzado a transformar su política prohibicionista a nivel local legalizando el consumo de marihuana tanto para uso medicinal como recreativo. Estados como Colorado, Washington, Alaska y hasta Texas han legalizado el uso de mariguana para distintos usos.

Si los países consumidores han comenzado a legalizar el uso de drogas, es innecesario que los países productores y de transito sigan prohibiendo las drogas que en su mayoría se trasladan hacia los países demandantes. Paises como México no deben continuar con la guerra impuesta por los países desarrollados en contra de las drogas y más si estos se han dado cuenta de la inutilidad del enfoque prohibicionista. En el caso mexicano, esperemos que pronto se ponga sobre la mesa la posibilidad de legalizar las drogas para terminar con la violencia que tanto nos ha afectado como nación desde que Felipe Calderón decidió iniciar su guerra contra las drogas.

Previo

El caso Narvarte no me preocupa, no es algo que me vaya a marcar: Duarte

Siguiente

Los cartones del grito

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *