¿Qué pasa con la polémica entre Yessenia Zamudio y el Bloque Negro?


Escucha nuestro podcast



Un tema recurrente en Tercera Vía durante los días pasados ha sido la toma de la CNDH, y su subsecuente inspiración para que otros colectivos o grupos (generalmente familiares de víctimas, sin importar el género) hicieran lo propio en instancias locales como Puebla, Aguascalientes o Estado de México. Por supuesto, cada caso con su relativo impacto y éxito.

El país donde indigna más un cuadro intervenido de Madero que una niña violada


Ahora, a más de una semana, en redes sociales ha crecido la narrativa de una separación entre grupos de familiares de víctimas, y colectivos feministas. Concretamente, se personaliza como una pugna entre Yessena Zamudio, mamá de Marichuy y estandarte de las madres en búsqueda de justicia, y las colectivas feministas organizadas bajo el nombre de ‘Bloque Negro’.

El meollo del asunto es que -naturalmente- los grupos de buscadoras y familiares incluyen hombres en sus consignas o bien pueden ser hasta los mismos violentados, mientras que ciertas corrientes de las feministas desaprueban esto.

Leemos en Animal Político que luego de una disputa muy pública, el grupo que integra Zamudio decidió dejar la ocupación de la sede de la CNDH en el Centro de CDMX:

Las colectivas OKUPA Bloque Negro y Ni Una Menos anunciaron su separación tras varios días de tener tomadas las instalaciones de la CNDH en la Ciudad de México.

En su  cuenta de Facebook, Yesenia Zamudio, lideresa del colectivo Ni Una Menos, anunció que la familias de víctimas se retiran del edificio de la CNDH. “Nosotras no pedimos casas pedimos justicia”, escribió.

_____

_____

Antes de eso, el Bloque Negro anunció que no respondían por Zamudio:

A través de un comunicado difundido en sus redes sociales, subrayaron que no son una célula de “Ni una Menos” y aseguraron que se trata de un conjunto de colectivas integradas por víctimas directas como Erika Martínez, otra de las mujeres que encabezaron la toma de las instalaciones de la CNDH y agregaron que el apoyo a las víctimas de desaparición y feminicidio en la Casa de Refugio “ha sido desinteresado”.

“Nos vemos en la necesidad de aclarar esto y de deslindarnos de cualquier acción o discurso de Yesenia Zamudio. Nosotras no tenemos problemas con ninguna persona dentro o fuera de la Okupa, reconocemos la lucha de la Sra. Zamudio y celebramos el que la Corte Interamericana haya aceptado revisar su caso. Le deseamos de todo corazon mucho éxito y que encuentre justicia”, abundaron sus señalar si Zamudio dejara la Okupa.

El debate entre dos facciones que se unieron para un fin inicial no debe opacar el hecho histórico de que ciertos sectores de la sociedad están furiosos ante la falta de justicia. ¿Qué opinas?

Más información en La Jornada

 

 


Vídeo Recomendado



Previo

La Ciudad de México no cuenta cerca de 10 mil muertes por Covid

Siguiente

Estás en la historia más nueva

Sin comentarios

Deja un comentario