Quitan canchas y áreas verdes a vecinos de Coyoacán, colocará gobierno Banco del Bienestar

Dentro la histórica colonia San Diego Churubusco,  parte de la alcaldía Coyoacán en CDMX, un punto de esparcimiento para vecinos y visitantes es el tradicional parque Xicoténcatl. Familias, dueños de perritos y jóvenes usualmente conviven en áreas verdes y/o deportivas de este centro de recreación que incluso es visita obligada dentro del barrio.

Por ejemplo, en la revista México Desconocido así lo destacan como punto de interés turístico:

Este maravilloso parque que se encuentra en la calle del mismo nombre, a solo un par de calles del exconvento, es sin duda de visita obligada, su frondosa arboleda, sus bellas fuentes de talavera, sus bancas de mosaicos, su quiosco, sus andadores, y su portentosa escultura realizada por Julián Martínez conocida como “El Mestizaje”, hacen de este espacio un verdadero oasis, un lugar discreto, silencioso, poco concurrido, y sobre todo muy seguro.


Debido a la pandemia del COVID-19 y en medio de la incongruencia que permitió tener abiertos centros comerciales y bares antes que áreas recreativas gratuitas públicas, el parque tuvo acceso para zonas restringidas y hace apenas unos días se abrió la cancha de basquetbol que estuvo más de un año cerrada, pero comenzaron obras para removerla y colocar en su lugar un Banco del Bienestar

Ahora, por la tarde de este viernes 27 reportamos en Twitter que vecinos han denunciado que la cancha de basquetbol comenzó a ser  demolida luego de que se anunciara una protesta vecinal para el sábado 28.

De manera importante, se puntualiza que no fueron consultados por la autoridad local. En lo que sí hubo sinergia fue entre el Gobierno de la CDMX y la Alcaldía Coyoacán para dar celeridad a la destrucción del espacio público para que Sedena construya el inmueble del banco estatal para entregar los diversos programas sociales.

Luego de la difusión entre los locales, decenas de personas llegaron ante el arribo de las máquinas de construcción.

La protesta vecinal llegó hasta el bloqueo de una calle aledaña. con la participación pacífica de niños y adultos mayores. La destrucción del espacio de recreación, sin consulta, afecta a todos.

De cualquier modo trasciende que al Gobierno de la CDMX y a la Alcaldía poco les importó lo sucedido.

Si bien las obras pararon por el viernes, la manifestación del sábado 28 sigue en pie.


Escucha nuestro podcast



El desastre en el Banco del Bienestar

Paralelo a la destrucción de parte del histórico parque en Coyoacán, el Banco del Bienestar enfrenta una serie de fallas para expandir su paso por México, principalmente por falta de planeación al estar en manos del Ejército.

Por ejemplo, leemos en LPO que hay un rezago en la construcción de cajeros automáticos, lo que ha puesto en modo de alerta a los encargados de las obras:

Originalmente, la entidad previa al Banco del Bienestar tenía 500 cajeros. López Obrador le encargó a la Sedena 2 mil más para de ese modo poder expandir por todo el país la entrega de apoyos. La realidad es hasta el momento, según pudo recabar Torres, hay 500 sucursales nuevas pero de las cuales antes de fin de año solo podrán funcionar unas 75.

El primer problema es que la Sedena construyó las sucursales en tierras propiedad del Estado. Entonces ocurre que hay varias ubicadas, literalmente, en mitad de la nada, algo que sucede sobre todo en el sur del país. Otro problema recurrente es que hay sucursales instaladas dentro de los cuarteles militares, lo cual generará toda una burocracia para aquellos beneficiarios que asistan a dichos establecimientos.

Y ya en el uso común del servicio bancario propiedad del Estado, las cosas tampoco están muy bien. En Eme Equis han cronicado la falta de eficiencia del Banco de Bienestar para entregar tarjetas a los beneficiarios mayores de 65 años:

Nelia Someillán, de 68 años, solicitó en marzo de este año su tarjeta de adulto mayor a la Secretaría del Bienestar. “Me dijeron que en dos meses me llamarían para darme una tarjeta o una orden de pago”. Pasó un mes y otro y otro, pero nada: después de más de medio año todavía no le habían entregado el plástico, lo que viola un derecho constitucional, de acuerdo con juristas entrevistados. 

“Alguien no está haciendo su trabajo”, comenta con enfado Nelia, pues tres servidoras de la nación de la Secretaría del Bienestar le pidieron copias de sus documentos y nada de que llegaba su tarjeta o una orden de pago para cobrar los 2 mil 620 pesos de pensión bimestral que otorga el gobierno federal.

México Manchado, donde el gobierno capitalino mata humedales y destruye áreas verdes para colocar concreto.


Vídeo Recomendado



Previo

La Liga MX: donde los casos de machismo y abuso fuera de la cancha no tienen consecuencia

Siguiente

Estás en la historia más nueva

Sin comentarios

Deja un comentario