La estética japonesa y la conciencia profunda del Universo

“Ver el sol hundirse detrás de una colina cubierta de flores. Para deambular por un bosque enorme sin pensar en el regreso. Pararse en la orilla y contemplar un barco que desaparece detrás de islas distantes. Contemplar el vuelo de los gansos salvajes que se ven y se pierden entre las nubes … ” – Zeami Motokiyo

Los ideales estéticos japoneses están fuertemente influenciados por el budismo japonés. En la tradición budista, se considera que todas las cosas evolucionan o se disuelven en la nada. Esta “nada” no es un espacio vacío. Es más bien un espacio de potencialidad.

Si los mares representan potencial, entonces cada cosa es como una ola que surge de él y regresa a él. No hay ondas permanentes. No hay olas perfectas. En ningún momento una ola está completa, incluso en su apogeo. La naturaleza se ve como un todo dinámico que debe ser admirado y apreciado.


Esta apreciación de la naturaleza ha sido fundamental para muchos ideales estéticos, “artes” y otros elementos culturales japoneses. En este sentido, la noción de “arte” (o su equivalente conceptual) también es bastante diferente al de las tradiciones occidentales.

Fuente: wallpaperbetter.com | Prohibido su uso comercial

La estética japonesa es un conjunto de ideales antiguos que incluyen “wabi” (belleza transitoria y cruda), “sabi” (la belleza del envejecimiento natural) y “yūgen” (conciencia profunda del Universo). Estos ideales, y otros, sustentan gran parte de las normas culturales y estéticas japonesas. Por lo tanto, si bien se considera una filosofía en las sociedades occidentales, el concepto de estética en Japón se considera una parte integral de la vida cotidiana.

Yūgen (幽玄) es desarrollar una conciencia del Universo que desencadena una respuesta emocional demasiado profunda y poderosa para las palabras

Wabi y sabi se refieren a un enfoque consciente de la vida cotidiana. Con el tiempo, sus significados se superpusieron y convergieron hasta que se unificaron en wabi-sabi (侘 寂), la estética definida como la belleza de las cosas “imperfectas, impermanentes e incompletas”.

Las cosas en brote, o las cosas en descomposición, por así decirlo, evocan más el wabi-sabi que las cosas en plena floración porque sugieren la fugacidad de las cosas. A medida que las cosas van y vienen, muestran señales de su ir o venir y estas señales se consideran hermosas.

_____

_____

Fuente: wallpaperbetter.com | Prohibido su uso comercial

En esto, la belleza es un estado alterado de conciencia y se puede ver en lo mundano y simple. Las firmas de la naturaleza pueden ser tan sutiles que se necesita una mente tranquila y un ojo cultivado para discernirlas. En la filosofía Zen hay siete principios estéticos para lograr wabi-sabi.

Fukinsei (不均 整): asimetría, irregularidad; Kanso (簡 素): sencillez; Koko: básico, degradado; Shizen (自然): sin pretensiones, natural; Yugen (幽 玄): gracia sutilmente profunda, no obvia; Datsuzoku (脱俗): ilimitado por convención, libre; Seijaku (静寂): tranquilidad, quietud.

Cada una de estas cosas se encuentran en la naturaleza, pero pueden sugerir virtudes del carácter humano y la idoneidad del comportamiento. Esto, a su vez, sugiere que la virtud se puede inculcar mediante la apreciación y la práctica de las artes. Por lo tanto, los ideales estéticos tienen una connotación ética y dominan gran parte de la cultura japonesa “.

Texto original en inglés por Creative by Nature | Traducción y edición Colectivo Alterius


Vídeo Recomendado



Previo

Las mujeres se sienten más "impostoras" que los hombres en algunas disciplinas científicas

Siguiente

Indignación por feminicidio de bebé Fátima Aidé en Milpa Alta

Sin comentarios

Deja un comentario