Ingenieros varones de Facebook espiaban mujeres con datos privados de la plataforma

Facebook ya no es lo que era. De herramienta a favor de la democracia y el cambio de régimen, a villano cultural y manipulador de masas.

La plataforma, en la arena política, está en un debate entre regulación de mensajes de odio y una falsa defensa de la libertad de expresión.

Al centro de todo están sus relaciones públicas y anunciantes. Hay varios factores importantes para el futuro de la compañía:

  • Los cambios de Apple en opciones de privacidad respecto en iOS14 impactarán a anunciantes medianos y grandes que dependían del tracking publicitario a través de sitios web. En español: los anuncios serán menos efectivos.
  • En lo real, esto afectará poco en América Latina ya que los usuarios de iPad y iPhone no llegan ni al 20% de la cuota de mercado, aunque dicha percepción afecta su óptica en EEUU.
  • Hay esfuerzos simbólicos pero relativamente insignificantes como la vez que un montón de anunciantes decidieron recortar su gasto en Facebook en protesta por su tibieza ante La Insurrección o por ahorros de pandemia. No impactaron el stock.
  • Se viene un libro donde se narra la fractura entre sus dos ejecutivos de mayor rango: Sheryl Sandberg (COO) y Mark Zuckerberg (fundador y CEO).
  • Otro reporte de hoy indica que Facebook intencionalmente limitó una herramienta de transparencia y analíticas para evitar la percepción (real) de que la app principal ( Blue, le dicen) aumenta y premia los discursos de odio, que principalmente son de comunicadores de ultraderecha.

Esta misma semana, hay otra pesadilla de relaciones públicas: ingenieros del sexo masculino abusan de su acceso privilegiado a la plataforma para tener datos de mujeres de su interés.

El artículo exclusivo del Telegraph (en muro de pago pero sumarizado por el NY Post) indica que 52 empleados fueron despedidos por espiar a mujeres:

_____

_____

  • No sólo vieron perfiles privados, sino que entraron a mensajes y ubicaciones.
  • Un ingeniero peleó con su pareja, del sexo femenino, y pudo rastrearla a través de su cuenta de Facebook.
  • No estamos hablando de ver sus Stories sino conocer su ubicación por medio del rastreo que hacen las apps en nuestro teléfono.

Estas violaciones a la privacidad sucedieron entre 2014 y 2015. A pesar de que Facebook tiene notas así de manera constante y que supuestamente la llegada de TikTok o su tibieza con los trumpistas le harían mella, lo cierto es que el negocio sigue en orden.


Vídeo Recomendado



Previo

Justicia NarvARTE: Lanzan convocatoria para recordar a Nadia, Mile, Yesenia, Alejandra y Rubén

Siguiente

Morena sostiene a subalterno del Gober Precioso como coordinador de la bancada

Sin comentarios

Deja un comentario