Surge asamblea comunitaria para la defensa del agua en Santiago Mexquititlán, Querétaro

Por Alejandro Mira 1Este texto forma parte del proyecto de difusión de Alterius RedLatinA.
Fotografías de Alejandro Ruíz

Desde la madrugada del pasado 1 de abril, habitantes de Santiago Mexquititlán, en el municipio de Amealco, Querétaro, mantienen un campamento alrededor del pozo de agua que suministra a la comunidad.

Debido a diversos hechos registrados durante la jornada del 31 de marzo, pobladores de esta región indígena de Querétaro decidieron vigilar de forma permanente el acceso a las instalaciones del pozo. Y es que desde la madrugada de este día, en diferentes puntos de la comunidad, habitantes registraron mediante fotos y video la presencia de un total de 7 pipas de agua con placas del estado Guerrero –con capacidades de 10 y 20 mil litros de agua cada una- sustrayendo agua del suministro de forma clandestina.

Derivado de estos eventos, durante la tarde del mismo día un grupo de 100 pobladores retuvieron a una de las pipas para interrogar al chofer, quien declaró trabajar para una empresa privada y dirigirse con el agua hacia la cabecera municipal de Amealco. De acuerdo a versiones locales, dicha empresa pertenece a familiares de la ex delegada de Santiago Mexquititlán, la panista Verónica Sánchez.

Este incidente toma lugar en una situación de desabasto de agua en esta región indígena de Querétaro que ha venido agudizándose durante el último año y que ha llegado a su punto más crítico en los últimos meses, pues simultáneamente a la situación de sequía “severa” que azota a todo el municipio de Amealco, un número significativo de familias en esta localidad han dejado de tener suministro de agua desde hace tres meses, situación que preocupa de sobre manera a la población afectada, tal como lo indica uno de los integrantes del campamento:

Aquí todos estamos peleando por nuestra agua, hay familias que no tienen ni una sola gota de agua desde hace meses. Yo por ejemplo tengo animales, tengo miedo de que se me mueran mis animales. Prefiero venir aquí [al campamento] que ir a trabajar, porque ahora sí que sin agua no hay nada, el agua es todo”.

La situación de escaseo, llama la atención de los pobladores afectados, pues señalan que los invernaderos de jitomate que se encuentran a menos de un kilómetro del pozo tienen riego pleno. El miedo a que esto sea “el comienzo de perder básicamente lo que tenemos, pues el agua es todo…es una mina de oro para quienes lucran con ella”, está presente entre las personas que se encuentran en defensa del agua, tal como lo comparte una de las integrantes del campamento. Y es que según diversos testimonios de los pobladores, la presencia de pipas de origen desconocido alrededor del pozo, viene presentándose en los últimos años, por lo que a la luz de los hechos actuales, se cuestionan cuál es la cantidad total de agua que se ha sustraído y llevado a otros sitios.

_____

_____

En este contexto, surge la asamblea para la defensa del agua en Santiago Mexquititlán, integrada por varias centenas de habitantes de diferentes barrios de esta comunidad, la cual se suma a otra estructura organizativa apartidista de reciente creación en el mismo terrtitorio, el Concejo Indígena de Gobierno de Santiago Mexquititlán, creado el 29 de febrero del 2020, el cual reunió a unas 400 personas en su asamblea inicial.

Amenazas y agresiones contra integrantes de la asamblea

A raíz de la retención de la pipa el 31 de marzo y de las exigencias por el esclarecimiento de la sustracción de agua, un contingente de aproximadamente 20 patrullas municipales y estatales arribaron a Santiago Mexquititlán durante la tarde de la misma jornada. Posteriormente al operativo policial, autoridades de la Comisión Estatal del Agua (CEA) arribaron a esta localidad con el propósito de esclarecer lo ocurrido con los habitantes ahí reunidos.

Según información documentada por medios locales, horas después a la reunión se escucharon detonaciones de armas de fuego en las posiciones en las que se mantuvieron los policías municipales. Los casquillos encontrados al día siguiente por los propios habitantes, confirmaron la versión de que efectivamente se trató de dotaciones de armas de fuego realizadas por los propios miembros de la corporación policiaca.

En otro hecho, días posteriores a la instalación del campamento, grupos de vecinos afectados por el desabasto de agua se encontraban difundiendo información relacionada a la extracción de agua del pozo de la comunidad. A plena luz del día, un grupo de personas plenamente identificados como grupos de choque vinculados a la ex delegada Verónica Sánchez, amenazaron de muerte a un miembro de la asamblea, invitando al resto de personas que se congregaron enfrente de la delegación a que “saquen el palo y la gasolina y lo quemamos ahorita”, como quedó registrado en un vídeo que circula en medios locales.

Otro hecho violento registrado, refiere a nuevas detonaciones de arma de fuego en diferentes puntos de la localidad el día 26 de abril. De acuerdo a testimonios, imágenes y videos provistos por habitantes de la comunidad y que circulan en redes sociales locales, la presencia nuevamente de patrullas municipales, de grupos de choque y de la propia ex delegada, culminó en una nuevas detonaciones de arma de fuego en una zona de la comunidad que dejo a un herido, hechos que no han sido esclarecidos de forma oficial hasta el momento.

Acompañadas de estas agresiones, integrantes de la asamblea del agua y del Concejo indígena de Gobierno, señalan que han sido objeto de constantes amenazas por parte de operadores políticos de Verónica Sánchez y del actual presidente municipal de Amealco, Rosendo Anaya, quienes también han difundido versiones al interior de la comunidad de que el desabasto de agua se debe a un supuesto cierre del flujo del agua por parte de los integrantes del campamento, lo que ha abonado a crear un clima de fuerte tensión intracomunitaria.

Si bien la identificación plena de los integrantes del grupo de choque provee de potenciales evidencias penales claras en caso de procedimientos legales contra estos actores de extracción panista a nivel local, tanto los integrantes de la asamblea del agua como del Concejo Indígena de Gobierno, expresan una fuerte preocupación sobre la escalada sistemática de hechos de violencia que atentan contra su integridad física y la de sus familias.

El respaldo que ha demostrado la administración de Francisco Domínguez y de la Fiscalía General del Estado de Querétaro contra agresiones previas a habitantes de Santiago Mexquititlán, amerita la vigilancia permanente de organismos de derechos humanos durante el actual proceso electoral.


Manifestación frente a la CEA y demanda de restitución del pozo a la comunidad

Durante la tarde del 23 de abril, un grupo de 60 personas provenientes de Santiago Mexquititlán mantuvieron bloqueados los carriles laterales y centrales de la avenida 5 de febrero – una de las más importantes de la capital Queretana- en dirección al sur de la ciudad, como parte de las acciones de protesta que realizaron frente las oficinas estatales de la CEA.

El grupo de pobladores demandó el esclarecimiento de la sustracción irregular de agua del pozo de su comunidad y la resolución del pliego petitorio que extendieron a esta misma dependencia de gobierno desde el pasado 12 de abril. Entre los principales puntos del pliego, resalta el restablecimiento inmediato del 100% del abasto de agua para toda la comunidad y la restitución del pozo a los habitantes de Santiago Mexquititlán, pues señalan que desde que fue construido en faenas por la propia comunidad décadas atrás, no habían tenido problemas de escaseo de agua, sino hasta que su administración fuera tomada por la CEA.


Escucha nuestro podcast



Durante la jornada de protesta del 23 de abril, un grupo de representantes de la CEA se vio obligado a establecer una reunión abierta y pública con el grupo de manifestantes al cabo de varias horas de retenido el tráfico, después de que se reportaran filas de autos de varios kilómetros de longitud en esta vialidad de la capital Queretana. La negativa del grupo de manifestantes de dialogar en pequeña comitiva con las autoridades de la CEA, permitió establecer una fecha para un nuevo encuentro resolutivo para el día 23 de mayo.

Contradicciones de la CEA y contratos privados para extracción de agua en Amealco

En relación a las pipas de agua, Alex Calvillo Salgado, director del área comercial de la CEA, declaró que fue la propia dependencia estatal quien contratará a una empresa privada para sustraer agua del pozo, declaración que contraviene a la investigación que supuestamente inició el 13 de abril el propio Órgano Interno de Control de la Comisión, bajo el folio 32/202, para esclarecer “quién” había extraído irregularmente el agua del pozo.

Dicha información expuesta por los funcionarios de la CEA, levanta fuertes sospechas sobre el manejo político del agua en Santiago Mexquititlán y en el municipio de Amealco, debido a la potencial red de tráfico de influencias y favores políticos por parte de la administración panista en Amealco que gira alrededor del negocio del agua, situación que había venido denunciando ya el Concejo Indígena de Gobierno de Santiago Mexquititlán. Asimismo, la versión de los contratos extendidos a una empresa propiedad de círculos familiares de Verónica Sánchez, resalta a la luz de las amenazas y acciones de hostigamiento que los grupos de choque ligados a la panista han venido realizado contra integrantes de la asamblea del agua.

En este contexto, la manifestación realizada por los integrantes de esta comunidad indígena en la capital queretana y su petición para la restitución de su pozo de agua, se suma a otra serie de acciones organizadas que viene realizando la comunidad otomí de Santiago Mexquititlán. Cabe recordar que la integración del Concejo Indígena de Gobierno en esta misma localidad corresponde a una iniciativa autonomista para la defensa del territorio, de los recursos naturales y del patrimonio cultural, y que se ha opuesto abiertamente a los proyectos de turistificación y reestructuración de la plaza central de esta localidad, encabezados por la ex delgada Verónica Sánchez.

Asimismo, la actual lucha que encabezan los integrantes del Congreso Nacional Indígena (CNI) y del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) en la Ciudad de México, alrededor de la toma de las instalaciones del Instituto Nacional Indigenista (CNI), tiene entre sus filas mayoritariamente a migrantes de Santiago Mexquititlán radicados en la capital del país, lo que pone en el umbral de las resistencias en activo de los pueblos indígenas en México a la comunidad otomí de Santiago Mexquititlán.

De la misma forma, la lucha en torno al agua en Santiago Mexquititlán, abona en una emergente agenda ciudadana sobre conflictos por el agua en esta entidad, que han venido apuntalando sectores de la sociedad civil y activistas ambientales en el último año. Tan sólo en el año 2020 han sido detectados 5 conflictos por el agua en diferentes puntos de la zona metropolitana de Querétaro, información que pone de relieve los más de 23 desarrollos inmobiliarios que cuentan actualmente con pozos privados en la ciudad y las más de 8 concesiones vigentes que otorgan el manejo de la red pública de agua a empresas privadas con fines residenciales, agrícolas e industriales, de acuerdo a información del Museo Bajo Tierra.

 


Vídeo Recomendado



Referencias

Referencias
1 Este texto forma parte del proyecto de difusión de Alterius RedLatinA.
Previo

El escuadrón 421 del EZLN comienza su viaje hacia Europa

Siguiente

Los abusos detrás de tus pedidos de Amazon Prime en México

Sin comentarios

Deja un comentario