Este viernes un juez podría entregar el campo a Bayer-Monsanto: Lanzan campaña para evitarlo

Francisco Javier Rebolledo, juez Sexto de Distrito en Materia Administrativa, concedió una suspensión provisional a Monsanto, filial de Bayer, para exentarla del decreto presidencial que busca eliminar en México el uso del glifosato y el maíz transgénico para el 2024.

Las organizaciones integrantes de la Campaña Nacional Sin Maíz No Hay País (CNSMNHP) denuncian que esta suspensión atenta contra el interés general, los derechos humanos de la población mexicana a un ambiente sano, a la biodiversidad, a la salud y a una alimentación adecuada, y se está privilegiando los intereses particulares de la corporación Bayer-Monsanto, comercializadora del herbicida. “Hacemos un llamado al juez Rebolledo a demostrarle a la nación que no está al servicio de Monsanto rectificando la resolución definitiva que se podría dar en la sesión del lunes 25 de abril”, recalcaron.

Sin embargo, la suspensión provisional finalmente se otorgó en esa sesión y en un carta que buscaba la rectificación de la decisión la CNSMNHP dejó clara la preocupación de que “en la suspensión no se consideren elementos que otros órganos jurisdiccionales tomaron en cuenta para negar la suspensión y, por el contrario, atienda todos los argumentos que esgrime una empresa que ha afectado la salud de millones de personas en el mundo. En otro caso, se examinaron los considerandos del Decreto, en los cuales se afirma que una de las razones que sustenta su creación es la protección del interés general de la sociedad mexicana en conseguir la autosuficiencia y la soberanía alimentaria, mediante la adopción de prácticas de agricultura sostenible.”


Lanzan campaña para evitar la suspensión definitiva

La preocupación crece toda vez que este viernes 7 de mayo se llevará a cabo la audiencia incidental para definir si el mismo juez otorga la suspensión definitiva a Bayer Monsanto. Por otro lado el martes 11 de mayo se definirá en una nueva audiencia incidental si se le otorga la suspensión definitiva al Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

Por esta razón, la Campaña Nacional Sin Maíz no hay País ha lanzado una campaña en la plataforma Usa Tú Poder para exigir que esta suspensión no se conceda, ya que de ratificar su decisión y dar la suspensión definitiva tanto a Bayer-Monsanto como al CNA se estaría poniendo en riesgo la soberanía alimentaria, la salud del planeta, asi como de las personas, atentando contra el interés común del pueblo de México, contra la biodiversidad de las generaciones presentes y futuras y el derecho constitucional a un ambiente sano y a una alimentación adecuada. Es de señalarse que la Relatora de la ONU sobre este derecho indicó que para tener una alimentación adecuada nuestro alimentos deben estar libres de agrotóxicos. En este tenor, debe recordarse que el glifosato fue calificado como “probablemente cancerígeno” por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC por sus siglas en inglés), de la Organización mundial de la Salud (OMS) en 2015.

FIRMA AQUÍ LA PETICIÓN Y PROTEGE AL CAMPO Y LOS ECOSISTEMAS DE MÉXICO

 

Todo esto se da en un contexto, en el que múltiples voces se oponen a las estrategias de los Estados Unidos para continuar con el uso del glifosato y la siembra de maíz transgénico en nuestro territorio. Las organizaciones estadounidenses que rechazan la interferencia de su propio gobierno en las políticas alimentarias de México, incluyen a agricultores, trabajadores, consumidores, grupos en defensa de la salud pública, la agricultura sostenible y otros grupos de investigación de sistemas alimentarios.

_____

_____

Los transgénicos son tóxicos, no mejoran la producción y generan un grave problema ambiental

Según lo revelado en la consulta con base en la Ley de Libertad de Información (FOIA) del Centro para la Diversidad Biológica, durante la administración de Trump, funcionarios públicos de USTR, USDA y representantes de la industria agroquímica de CropLIfe America y Bayer AG (que produce glifosato), formularon estrategias para urgir al gobierno mexicano a dejar sin efecto sus decisiones políticas. Posteriormente, el USTR advirtió al Secretario de Economía de México que las acciones de México amenazaban la «fortaleza de nuestra relación bilateral».

«Hacemos un llamado al secretario Vilsack y a la representante comercial Tai, como líderes clave en la nueva administración, a respetar la decisión de México de proteger tanto la salud pública como la integridad de la agricultura mexicana», dijo Kristin Schafer, directora ejecutiva de Pesticide Action Network de Norteamérica. «Es completamente inaceptable que las agencias públicas de EE. UU. estén accediendo a las peticiones de las corporaciones de plaguicidas como Bayer, que solo se preocupan por mantener sus ganancias».

FIRMA AQUÍ LA PETICIÓN Y DEFIENDE TU DERECHO A LA SALUD Y LA SOBERANÍA ALIMENTARIA

Los firmantes de la carta y petición conjunta al USTR y al USDA urgieron a que las agencias respeten la soberanía de México y se abstengan de interferir en su derecho a promulgar sus políticas de protección propias. Los signatarios hicieron eco de las preocupaciones de las organizaciones agrícolas y de la sociedad civil en México:

“Rechazamos la presión de las corporaciones como Bayer-Monsanto agrupadas en CropLife que en Estados Unidos y México buscan impedir el cumplimiento del Decreto Presidencial que prohíbe paulatinamente el uso de glifosato y maíz transgénico”, declaró Fernando Bejarano, director de la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas en México (RAPAM). Bejarano continuó explicando: “Somos parte de la Campaña Nacional Sin Maíz No Hay País, una amplia coalición de organizaciones campesinas, ONG sin fines de lucro, académicos y consumidores, que apoyan el decreto presidencial y luchan por la soberanía alimentaria con la transformación ecológica de los sistemas agrícolas que garanticen el derecho a producir y consumir alimentos saludables, nutritivos, libres de agrotóxicos y transgénicos”.

“Con la prohibición del glifosato y el maíz transgénico, México está un paso más cerca de la soberanía alimentaria. México es centro de origen y domesticación del maíz y ha prohibido el maíz transgénico y el glifosato. Esto podría ser un ejemplo para otras naciones de que otra realidad es posible”, dijo Viridiana Lázaro, campañista de agricultura y alimentación de Greenpeace México.

Con información de la Campaña Nacional sin Maíz no hay País


Vídeo Recomendado



Previo

En 2018 fue "reforzado" el mismo tramo de la Línea 12 del Metro CDMX que en 2021 colapsó

Siguiente

Tenemos que hablar sobre los funcionarios con responsabilidades en la tragedia de la Línea 12 del Metro en la CDMX

Sin comentarios

Deja un comentario