Lo público, la pandemia y la Universidad de Guadalajara 

#VueltayVuelta es una columna regular de Carlos Aguirre en Tercera Vía


Habermas definía el espacio público como el territorio entre el Estado y la sociedad, donde el público es el sostén de las ideas y afirmaba que este espacio y las discusiones públicas deberían democratizarse, además sostenía que deberíamos de transitar de la monopolización de la política a la democratización de la misma. En resumen, el espacio público es de todos y todas y debemos apropiarnos de él.

Siguiendo a Habermas, la Universidad de Guadalajara ha sido la institución mexicana, después del IMSS y todas las instituciones de salud públicas y privadas, que más ha hecho por mitigar, entender, controlar, conocer y prevenir en el manejo de la pandemia COVID-19, un problema público y de todos. Ha encarnado aquello que dice Habermas de lo público, eso que es de todos, ha apostado por no refugiarse en las decisiones dictadas desde el Centro y apropiarse de lo público con la enorme responsabilidad que conlleva ser una Universidad Pública. 


La Universidad ha entendido el rol de la Universidad moderna, lo decían Sandel y Yuval Noah en la FIL, un espacio organizado por la misma Universidad: la ciencia debe ser populista, en el mejor sentido de la palabra, debe entenderse por todos, utilizarse por todos y convertirse en solución de los problemas de todos, ha sabido navegar en la incertidumbre siendo luz en las tinieblas de las decisiones públicas. 

La Universidad ha asumido su rol como garante de lo público, su aportación ha sido invaluable para el estudiantado de la propia universidad, para las y los jaliscienses que laboran en ella o egresaron y para aquellas personas que nunca han tenido un vínculo con ella, ese es el espíritu de lo público: sin importar condiciones, privilegios u obligaciones, lo público es de todos y todas. Para muestra algunos botones.

La Universidad de Guadalajara ha coordinado la tarea científico-sanitaria, en conjunto con el gabinete de salud del estado, pero ha sido un contrapeso importante sobre algunas decisiones, ha señalado y criticado cuando el gobierno decidía levantar la cuarentena por algunos días sin que hubiera datos que respaldaran las decisiones y ha podido convencer, en su talente por lo público, a las autoridades de recular y seguir el camino científico, también es de reconocer cuando un gobierno toma decisiones sustentadas en la ciencia, pero sin la labor social de la ciencia estas decisiones no podrían tomarse. 

La Universidad además hizo un esfuerzo por implementar un programa de facilitación de tabletas y computadoras a las y los estudiantes de su casa de estudios que no tuvieran acceso a ellas, redefiniendo sus prioridades presupuestales. 

Además, encabezó el modelo de rastreo de casos con Radar Jalisco, donde junto con el gobierno del estado se retiraron del modelo centinela desde muy temprano e implementaron su propio sistema de pruebas y testeo, haciendo que por momentos, Jalisco fuera de los estados que más hacían pruebas. La Universidad no solo puso la estructura sino su presupuesto para adquirir pruebas en gran escala.

_____

_____

Recientemente, la misma Universidad anunció que ponía toda su estructura a disposición de la logística para agilizar la vacunación y convocó a su comunidad a registrarse para ser voluntarios en ese proceso, la comunidad universitaria en respuesta al compromiso por lo público de la Universidad, se manifestó: en menos de 24 horas se registraron más de 3 mil voluntarios. 

Fue contrapeso en la mayoría de las decisiones difíciles del gobierno, señaló a través del rector, Ricardo Villanueva, que ha encabezado estos esfuerzos, que si el gobierno decidía abrir cines y teatros, ellos no lo harían en los propios y con ese mensaje, el gobierno modificó su decisión y así lo hizo con otras acciones.

A la Universidad no le importó que fueras o no egresado para realizarte una prueba rápida en su Centro Universitario de Salud o que te aislaras de manera voluntaria en el Club de los Leones Negros, lo que importa es que lo público es de todos y la salud pública es tarea de todos y todas. Esta lección debe dejarnos la pandemia, cuidar más lo público que lo privado. 

Además de todo, por si no fuera poco, la Universidad atravesó una crisis interna en su examen de admisión, tuvo una filtración del mismo y tuvo que repetir el examen, pero en pleno pico de contagios decidió anular la aplicación del mismo y admitir a las y los alumnos por su promedio en la preparatoria, una decisión por demás difícil, compleja pero responsable. En su actuar fue ejemplo para todas y cada una de las instituciones públicas y privadas en Jalisco, cuando tuvo que cerrar instalaciones lo hizo, hacer cuarentena, lo hizo, tomar decisiones complejas en perjuicio de la institución, lo hizo, reajustar su presupuesto y lo hizo, cambiar su modelo de trabajo y enseñanza y lo hizo, aportar a la discusión pública sobre las consecuencias de la pandemia y lo hizo. 

La última de la Universidad es que encabezará la investigación sobre una nueva cepa identificada en 4 casos de Jalisco. No hay más que regatear, si en la pandemia hubo una institución que entendió que lo público es de todos y todas y que debemos asumirnos como parte fundamental de la solución es la Universidad de Guadalajara; con el pecho inflado muchos egresados presumen a su alma mater, pero eso no es lo relevante sino que aunque no se pueda calcular, la labor de la Universidad sí significó menos muertes y contagios en esta pandemia y eso es incalculable. 


Vídeo Recomendado



Previo

9 experiencias que retratan el infierno que viven los médicos de servicio social en México

Siguiente

Señalan responsabilidad del Estado en el asesinato del activista Miguel Vázquez Martínez

Sin comentarios

Deja un comentario