Vienen elecciones: normalicemos el fact-checking (y que no se vaya)


Escucha nuestro podcast



La importancia de la información verídica -y verificada- en los medios de comunicación, implica una obligación ética que va más allá del prestigio del sitio que la comunica. La verdad representa una responsabilidad social, política y económica. La incertidumbre entre los usuarios así como la necesidad continua y expedita de estar siempre informado conducen a medios y consumidores a caer en las fake news (noticias falsas). En las redes sociales  –el nuevo gran espacio de comunicación– engañar a los demás por fines -primordialmente- políticos es relativamente banal. 

La palabra fake news creció un 365% desde las elecciones presidenciales de 2017 en los Estados Unidos y hasta la fecha. El auge del debate público entorno a lasie noticias falsas con fines políticos se desató con el caso Cambridge Analytica, empresa que permitió, a través de Facebook recopilar información de los usuarios y llenarlos de noticias mediáticas y falsas. Esto va de la mano con los famosos bots, que por medio de Twitter, viralizan  con hashtags o memes, la  desinformación con una inclinación que privilegie a un sector político en específico, situación que apoyó a Donald Trump, el Brexit en Reino Unido y, aunque no se ha demostrado, probablemente las elecciones Presidenciales en México de 2018. 

En ese sentido, nace Verificado 2018, una plataforma dedicada a combatir las fake new por medio de la verificación de la información, por otro lado, enfrentar a las promesas políticas irrealizables y las críticas sin fundamento. La plataforma cuenta con la colaboración de distintos medios como: Animal Político, AJ +, Newsweek, Periodismo CIDE, Mexicanos Contra la Corrupción, Proceso, Forbes y muchos más. El 9 de julio, Verificado 2018 dejó de realizar esta labor, académica, periodística, científica y social que tanta urgencia e importancia renace ahora. 


La carrera electoral en Estados Unidos ya comenzó, estarán en juego gubernaturas, el Congreso y la Presidencia, mientras que en 2021, en México se renuevan 3200 cargos de elección popular, diputados -locales y federales-, alcaldes, regidores y síndicos municipales de 27 Estados y 13 Gobernadores. La polarización social es evidente y el marketing político ya entendió que las campañas ahora se juegan en las redes sociales, donde la desinformación, el desprestigio y lo mediático, no son un peligro para ellos, lo son para los millones de ciudadanos que saldremos a votar.

Inmersos en un panorama en el que la falta de rigurosidad en la información por el COVID-19, la desconfianza que permea al Gobierno, el oportunismo político de las oposiciones, las continuas violaciones a derechos humanos, los discursos de odio que se replican en los medios, son la oportunidad perfecta, donde las fake news han encontrado puerta abierta para dividir, polarizar y enfrentar a la sociedad.

Es urgente que regresen plataformas como lo fue Verificado 2018 o nazca una nueva iniciativa ciudadana con el fin de regular, verificar e informar oportuna y objetivamente a la sociedad.

Pero dicha labor ya no puede ser exclusiva de tiempos electorales o convulsos, derivados de desastres naturales, sociales, pandémicos, políticos, entre otros. Es una labor ciudadana que necesita quedarse de ahora en adelante y para siempre porque el acceso a la información, verídica, es un derecho constitucional de todas y todos. 

 

_____

_____


Vídeo Recomendado



Previo

¿Qué pasa con el amparo contra el Tren Maya?

Siguiente

“El montonero” y el Legado de Hugo Blanco Galdos

Sin comentarios

Deja un comentario