“El montonero” y el Legado de Hugo Blanco Galdos

El odio contra Hugo Blanco Galdos es el odio contra «Nosotrxs lxs Indixs». El odio contra la resistencia, la rebeldía, la dignidad y la entrega coherente. Odio que no se hizo esperar desde la perspectiva del fascismo renovado y persistente que se lanzó a manifestarse en un artículo titulado «El Montonero». Acá nos pronunciamos desde El Legado de Hugo Blanco Galdos y les invitamos a sumarse a este camino colectivo desde la Pacha Mama. Legado que pertenece a los pueblos del mundo en resistencia y rebeldía. Esperamos que escuchen nuestra palabra y compromiso. ¿Cómo no iban a sentir ira estos mezquinos ladrones y déspotas contra Hugucha? Que sea José María Arguedas desde su carta a Hugo prisionero en la cárcel de El Frontón por luchar por la tierra, quien regrese para gritarlo, para responderles, si es que merecen respuesta esos seres despreciables y demasiado ya longevos:

«¿Y después hermano? ¿No fuiste tú, tú mismo quien encabezó a esos «pulguientos» indios de hacienda, de los pisoteados el más azotado, el escupido con el más sucio escupitajo? Convirtiendo a esos en el más valeroso de los valientes, ¿no los fortaleciste, no acercaste su alma? Alzándoles el alma, el alma de piedra y de paloma que tenían, que estaba aguardando en lo más puro de la semilla del corazón de esos hombres, ¿no tomaste el Cusco como me dices en tu carta, y desde la misma puesta de la Catedral, clamando y apoltronando en quechua, no espantaste a los gamonales, no hiciste que se escondieran en sus huecos como si fueran pericotes muy enfermos en las tripas? Hiciste correr a esos hijos y protegidos del antiguo Cristo, del Cristo de plomo. Hermano, querido hermano, como yo, de rostro algo blanco, del más intenso corazón indio, lágrima, canto, baile, odio

¡Así Sí! Prácticas y Saberes. Pueblos en Camino


“El montonero” y el Legado de Hugo Blanco Galdos

El último capitalista habrá matado al penúltimo capitalista para quedarse con su negocio”
Hugo Blanco Galdos

Ahí están matándose entre ellos para robarnos el trabajo, los sueños, la libertad, la tierra, la memoria y nuestra madre, la Madre Tierra. Como a pesar de ellos seguimos con vida y luchando, a quienes respetan nuestra palabra y nuestro camino y se hacen lucha incansable -a Hugo Blanco- les acusan señalándolos como terroristas y como causantes de la miseria y de la muerte que es lo único que ellos pueden engendrar.

Ridículo planetario hace quien cobijando su anonimato con «El Montonero» dice haber vencido al guerrillero al mismo tiempo que declara a Perú vencido por la pobreza.

No puede entenderse como este precario articulista pretende convencernos primero, de que Hugo Blanco Galdos fue vencido por quien ha gobernado Perú y luego, de que el «vencido» es responsable de la pobreza, la enfermedad y la muerte histórica que hemos sufrido como pueblos.

_____

_____

Trampa burda de la derecha ignorante e inculta: culparnos de nuestro propio dolor.

Pero no caemos, no nos ha «convencido», junto con Hugo Blanco hemos comprendido que nuestros dolores son producidos por su avaricia y esa injusticia es la que ha levantado a hombres y mujeres de todo el mundo y ha hecho germinar la vida pese a la historia.

Re-encuentro de Hugo Blanco Galdos (a sus 80 años) y Andrés González dirigente campesino de la lucha agraria en La Convención. Noviembre de 2014.

Ahora que la humanidad está en riesgo y se destruye a sí misma junto a la naturaleza, sólo la derecha ignorante y perversa puede salir a defender al capitalismo.

Aquí les decimos: ¡Los responsables de las muertes por Covid-19, de la falta de insumos médicos, de la miseria y de la guerra: son ustedes!

Quienes han mal gobernado, desviado recursos públicos por millones hacia sus arcas personales (hemos atestiguado juicios públicos) y ahora usan la artimaña del ladrón que, en medio de la multitud y señalando a otro lado, grita: atrapen al ladrón! Son ustedes.

Triste y penoso intento fracasado. La responsabilidad del estrepitoso e irreversible fracaso del capitalismo es de ustedes los capitalistas, neoliberales, gobiernos corruptos, asesinos, depredadores de la madre naturaleza, machos opresores.

La esperanza y la razón son nuestras, por eso después de 50 años les duele Hugo Blanco Galdos, porque mil veces quisieron matarlo y ¡Vive!… Vive para mostrarnos que es posible la vida digna, a pesar de ustedes.

Hemos asumido el legado de Hugo Blanco Galdos como semilla germinada. Hugucha desinteresado por la historia, sus vanidades y sus desprecios no tiene tiempo para debates mezquinos. Habitante como lo es de una constelación cuyo tiempo no puede ser el del maltrato, la explotación y la guerra se arraiga haciéndose indio, es decir, hijo de la Pachamama. Es que ese es el legado de Hugucha: el convocarnos a ser todas y todos hijas e hijos de la Madre Tierra para que quienes envenenan y matan queden en su lugar, intoxicándose entre sí mientras la vida en liberad in-surge por el camino de la emergencia del nosotrxs.

Firmamos:
Nosotras y Nosotrxs lxs Indixs;

El Legado de Hugo Blanco Galdos
Abya Yala, Junio 19 de 2020


Vídeo Recomendado



Previo

Vienen elecciones: normalicemos el fact-checking (y que no se vaya)

Siguiente

¿Conoces a los Ali Hados?

Sin comentarios

Deja un comentario