La Guardia Nacional abandonó a ikoots en la masacre en San Mateo del Mar


Escucha nuestro podcast



Autoridades comunitarias y la asamblea del municipio de San Mateo del Mar, Oaxaca, denunciaron que elementos de la Guardia Nacional “abandonaron” y dejaron “en la incertidumbre” a la comunidad indígena ikoots cuando allegados al gobierno de Bernardino Ponce Hinojosa, presidente municipal no reconocido por el pueblo, atacaron con fuego y disparos a la población la tarde del 21 de junio, dejando al menos 15 indígenas muertos.

En un comunicado, las autoridades ikoots explicaron que el primer ataque se registró cuando se dirigían a la agencia municipal de Huazantlán del Río para llevar a cabo una asamblea. Indicaron que el camino había sido bloqueado con llantas en llamas y que cuando intentaron liberar la carretera “comenzaron los disparos con armas de fuego, resultando lesionados seis ciudadanos”.

Las autoridades ikoots solicitaron atención médica inmediata y alrededor de las 16:30 horas llegaron la ambulancia y la Guardia Nacional, a la que le solicitaron que permaneciera en el territorio donde se iba a llevar a cabo la asamblea comunitaria.


ENLACE PARA LEER EL COMUNICADO COMPLETO

“Debido a que el gobierno estatal ha hecho caso omiso a la solicitud que, desde el 3 de mayo, fue hecha para garantizar la seguridad de nuestro pueblo, realizada por las autoridades comunitarias en mesa de trabajo, el pueblo exigió a la guardia nacional que permanezcan en la comunidad para resguardar al municipio y sus comunidades”, señalaron las autoridades ikoots.

Al llegar a Huazantlán del Río en compañía de la Guardia Nacional, las autoridades se percataron de que sujetos desconocidos habían tomado las instalaciones de la agencia municipal, desde donde “comenzaron a ejecutar disparos y generar violencia, por lo que, en el momento y con la presencia de la Guardia Nacional y la policía municipal, se generó un enfrentamiento con el grupo armado”.

“El cuerpo de seguridad, lejos de mantener el orden y garantizar la seguridad de las personas, con golpes, gas lacrimógeno y detonaciones de armas se abrieron paso entre la gente que les pedía ayuda, abandonaron a las personas que se habían comprometido a escoltar y salieron del territorio municipal, dejando en la incertidumbre al pueblo y en medio de la violencia que protagonizó el grupo armado”, acusaron las autoridades ikoots.

La asamblea comunitaria responsabilizó de la violencia al presidente impugnado Bernardino Ponce Hinojosa y exigió que sea anulada su representación municipal, y se deslindó de todos los actos de violencia ocurridos el pasado domingo en el territorio ikoots.

_____

_____

“Pedimos que se respete nuestros derecho como pueblo, que nos respeten como asamblea y que respeten nuestros métodos de organización propia. Exigimos justicia y la garantía de la seguridad de la población ikoots”, finalizaron las autoridades comunitarias.

Con información de Desinformémonos


Vídeo Recomendado



Previo

El Sat se lanza contra 43 empresas que simularon facturas por 93 mil millones

Siguiente

Adrián Vázquez Lagunes; torturado e inculpado por el Estado, hoy tiene COVID-19

Sin comentarios

Deja un comentario