¿Hacen show o informan? La polémica por las matutinas de AMLO y el golpeteo a Brozo

Víctor Trujillo, en su modalidad de Brozo, tiene historia añeja con Andrés Manuel López Obrador. Rumbo a la elección del 2006, que se venía cantando desde las intermedias del 2003, AMLO dominaba (como hoy) la agenda diaria al realizar eventos mediáticos matutinos que le robaban los reflectores al presidente Vicente Fox gracias a los medios chilangocentristas.

Muy de esos tiempos, también era la popularidad de Brozo en el Canal 4 de Televisa como una especie de noticiero alternativo a lo rígido de Primero Noticias, en una televisora que aprendía a mantenerse en pie ante el espectáculo (con visuales, pantallas gigantes y lectores de noticias jóvenes) que ofrecía TV Azteca, y el tufo a Don Jacobo, sumando al fiasco de la etapa con Guillermo Ortega.

Por esos días, sucedió lo impensable con figuras ligadas a la antigua Imevisión, Canal 40 o incluso radios contrarias al poder, llegando a San Ángel. Carmen Aristegui y Javier Solórzano encontraron comodidad por medio de una aventura periodística/empresarial que los llevó a W Radio y Canal 2. Esta última experiencia en el agridulce contenido llamado Círculo Rojo. 

Víctor Trujillo, que un lustro antes tenía programas austeros en el 40 o brillaba a nivel nacional como patiño de José Ramón Fernández, era una especie proto John Oliver en 2004. Amado por la crítica. Un payaso que desenmascaraba al poder, con peluca y humor. Antes de la era en que cientos de páginas repiten sin critero las matutinas por Facebook Live, había gatekeepers y el noticiero dirigido por Trujillo era uno.

Y en 2004, pasó lo siguiente:

No hay un clip del momento exacto en YouTube, pero quedó para la historia la no-hazaña de René Bejarano (conocido por siempre como El Señor de Las Ligas) con el empresario Carlos Ahumada. Se empiezan a entrelazar las historias. Ahumada estuvo ligado a Rosario Robles, antes perredista y luego super funcionaria con Enrique Peña Nieto. Carlos Ímaz, de imagen jovial y ahora ex esposo de Claudia Sheinbaum, también fue ligado con actos poco honestos durante el paso de AMLO por la CDMX. Mismo caso el de Gustavo Ponce, relevo de Carlos Urzúa en la administración de la ciudad, que estuvo 10 años en prisión. Ya salió en 2014.

Gustavo Ponce, René Bejarano y Carlos Ímaz vuelven a ser tema de campaña

Decía la nota de Verificado (publicada en 2018), acerca del estado en el que al menos uno de estos personajes ya está purificado y colaborando con los emanados por Morena en la 4T:

La ahora candidata de Morena en la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció que en 2016 se separó de Ímaz.

_____

_____

En septiembre de 2017, Bejarano oficializó en un mitin que dejaría al PRD y se uniría a Morena para apoyar a López Obrador en su campaña electoral a la presidencia, junto con su esposa Dolores Padierna. Ambos renunciaron al PRD para unirse a Morena.

Tanto Bejarano como Ponce e Ímaz fueron acusados de delitos con motivo de cárcel. Pagaron fianza y ninguno de los tres está hoy en día preso, todos fueron acusados y sometidos a un proceso de investigación.

***

Pasemos a 2019, otro escándalo que involucra a López Obrador y el comunicador Brozo, quien decidió no participar en Tercer Grado durante 2018 y más bien dedicarse a su carrera actoral previo a un regreso en una estación pequeña de la CDMX (Aire Libre), conformada por personal creativo que alguna vez estuvo en Radioactivo.

El Mañanero, luego de que su etapa original en Televisa terminara por una tragedia personal, volvió sin mucho éxito años atrás y su lugar en la radio lo ocupó Sopitas. Hubo otro programa los viernes que no tuvo mucha tracción.

Y es en mayo del 2019 cuando Brozo vuelve a dar la nota nacional gracias a un monólogo en el que se queja del supuesto teatro que se vive a diario durante el ejercicio de ¿informar? que se vive en las conferencias matutinas.

El pasado vídeo, o su versión larga en los canales oficiales de Aire Libre FM o redes de Trujillo, fue la comidilla para los entusiastas y azotes de la 4T, así como los comentaristas de los medios de comunicación. La pregunta en el aire es: ¿las mañaneras son un ejercicio de informar, o un show mediático al estilo de lo que hacía Federico Wilkins en Hasta las mejores familias?

¿Por qué uno de los personajes habituales que asisten como periodistas sin medios reconocidos y sin peso alguno antes de la 4T, puede dar la palabra a un invitado propio? ¿Por qué la preferencia y privilegios para aquellos que han sido protagonistas de clips virales en los que alaban al actual presidente?

Dentro de la bruma mediática por las declaraciones de Brozo, surge un hilo interesante de Carlos A.E. Montesinos con datos tal vez no expresados de la mejor manera, pero valiosos acerca de tres personajes que suelen ser protagonistas de los vídeos virales de las mañaneras. En lugar de la información realmente importante.

A lo que Víctor Trujillo se refiere en el vídeo del pasado viernes, es a cuando denominado Lord Molécula (el señor de corbata que ha salido en varios clips de las matutinas) pudo invitar a un periodista peruano que alabó al presidente López Obrador, en algo que otros tiempos hubiera sido una rara experiencia en la que se le restó seriedad a la importantístima oportunidad de cuestionar al presidente de México.

***

¿Hasta en las mejores familias?

Varios en redes sociales refieren un programa que conducían Carmen Salinas y Talina Fernández, llamado Hasta en las mejores familias, para compararlo con el show de las mañaneras. Esto debido a que su formato de talk show era llevar al extremo lo que ya hacía Rocío Sánchez Azuara (o Tere Bermea) en TV Azteca, por medio de un formato en el que nunca dejaba de suceder algo en pantalla, para retener la atención del espectador. Cabe mencionar que esta producción fue ideada por Federico Wilkins, quien luego tomaría las riendas de Hoy y los noticieros de Televisa luego de la salida de Jacobo Zabludovsky.

El programa, además de contar con panelistas y actores en el papel de víctimas, se caracterizaba por una producción frenética en la que en la audiencia se encontraba un elenco de personajes con indumentarias relativas a películas de terror, o hasta extraterrestres.

Aunque perverso, es un capítulo de la televisión mexicana que vale la pena comprender y como referencia existe esta entrevista con Wilkins.

Posdata

Brozo respondió el día de hoy luego de su pesado fin de semana en redes sociales:

Previo

De las aletas a las manos: Algunas lecciones de la Evolución Biológica

Siguiente

La oposición en su laberinto; del cuarto poder y la cuarta transformación

1 comentario

  1. Avatar
    Fernando Salas
    18/05/2019 at 16:02 — Responder

    Enserio todo tú análisis de las mañaneras se resume a tres pobres personajes?…argumentos tan escuetos como estos no apoyan mucho a una oposición de por si ya muy raquítica….si se hace oposición que broten las ideas, los planes, la otra forma de gobernar y obetener resultados…no este tipo de análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *