Las juchitecas “gordas y mensas” que no recordó Poniatowska


Escucha nuestro podcast



La destacada escritora y periodista Elena Poniatowska, de 85 años, está envuelta en la polémica. Esto debido a que llamó a las mujeres de Juchitán “gordas y mensas” a consecuencia del consumo de cerveza, este lunes en la Feria Internacional del Libro de Oaxaca.

El comentario, que ha trascendido las fronteras de la corrección política y poética, salió a colación porque la escritora recordó que la fotógrafa italiana, Tina Modotti y el fotógrafo Edward Weston viajaron hace años a Oaxaca para retratar a la juchitecas, las cuales eran “bien delgaditas”.

“Eran todas bien delgaditas, así como ustedes dos, pero ahora las juchitecas que yo he visto, por la cerveza, están bien panzonas y mensas”, dijo la periodista durante su presentación.


Lo que no recordó la autora de ‘Tinísima’ (el libro que escribió sobre Tina Modotti) es que también colaboró en un libro de la fotógrafa Graciela Iturbide titulado precisamente ‘Juchitán de las mujeres’. En donde la escritora publicó un ensayo que lleva por título “El hombre del pito dulce”, en el cual expresa su admiración por las mujeres de Juchitán.

En dicha publicación,  aparece una emblemática fotografía de Iturbide titulada “Juchiteca con cerveza”.

_____

_____

Foto: Graciela Iturbide, “Juchiteca con cerveza” (Juchitán, México, 1984)

La mujer que posa para la foto no es precisamente como las juchitecas delgadas que recientemente ha exaltado  Poniatowska.

Lo más admirable de esta fotografía es la modelo, quien bebe una cerveza con una actitud de felicidad y plenitud. Esta actitud, también llamó la atención de Poniatowska, quien reconoció que en las fotografías que componen ‘Juchitán de las mujeres’ se “exalta el poder de la mujer en una sociedad que rompe con los viejos clichés de la estampa mexicana”.

“La homosexualidad es tolerada, respetada, querida, el hombre apegado a la madre se queda con ella, la procura. En este lugar son los hombres quienes mueren de amor, la mujer es entrona, comerciante respetada, grande, hermosa, y se dan al hombre que quieren, como quieren, con pito dulce o salado, sin restricciones, sin prejuicios. Un ejemplo de mujer libre. Y la fotógrafa lo sabe, lo vive, lo expresa”, así de esta manera, se manifiesta en el libro la imagen de las mujeres de Juchitán.

Y es precisamente esta imagen de las mujeres entradas en carnes, la que renovó el entusiasmo feminista y puso en tela de juicio los paradigmas patriarcales durante el final de los años ochenta y principios de la década de los noventa. Puesto que el libro se publicó en 1989, convirtiéndose en uno de los libros de fotografía más cotizados de América Latina.

En 1979, Graciela Iturbide llegó a Oaxaca por invitación directa de Francisco Toledo.  Ahí realizó una serie de fotografías de la cultura zapoteca, de la cual surgió la publicación titulada ‘Juchitán de las mujeres’.  La vida de las mujeres, el orgullo de la tradición y la función vital que tienen en la vida social y económica de la zona, cautivaron la lente de la fotógrafa. Ésta es seguramente la serie de fotografías más conocidas de la artista. Es el resultado de diez años de trabajo, de numerosos viajes al Istmo de Tehuantepec y de un prolongado trato con sus habitantes. Ningún juchiteco aparece por azar en sus fotografías; cada uno se preparó cuidadosamente.

 

.

 

 


Vídeo Recomendado



Previo

De Veracruz y Coahuila, los gobernadores que habrían recibido pagos de Los Zetas: UT

Siguiente

Acoso sexual en otra escuela de la UNAM, se reporta ahora en Academia de San Carlos

Sin comentarios

Deja un comentario