Impulsan en Sinaloa programa de Ciencia Ciudadana para salvar al Jaguar

Los Centros de Investigación están involucrando cada vez más a los ciudadanos en distintos proyectos de investigación. La experiencia de proyectos internacionales como los birders, ha hecho que también a nivel nacional los científicos se interesen en democratizar algunos pasos de la investigación científica, como por ejemplo la toma de datos, la identificación y el censo de especies que se encuentran en áreas habitadas por comunidades humanas.

Cuando menos esa es la intención de la doctora Yamel Rubio Rocha, investigadora de la Escuela de Biología de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), que explica que Sinaloa es uno de los sitios que registra presencia del jaguar (Panthera onca); “Al menos el último censo arrojó entre cuatro y seis jaguares por cada seis kilómetros cuadrados de selvas bajas. Es una buena densidad comparada con otras zonas del país, como Jalisco y la misma península de Yucatán”, comentó.

“Tenemos fe en que esa densidad se mantenga, aun cuando estamos lidiando con esa cacería furtiva de destrucción de hábitat, que está poniendo en riesgo, no solo a las poblaciones de jaguar, sino también las poblaciones de puma y otros felinos que son los que se encargan de tener el equilibrio ecológico en los ecosistemas, lo que nos garantiza los servicios ambientales”, señaló.


En coordinación con otras instituciones y dependencias gubernamentales, se organizaron talleres de capacitación de fototrampeo y fortalecimiento de capacidades de grupos de conservación del jaguar en la zona sur del estado. Rubio Rocha integró el comité organizador e informó que la actividad tenía como objetivo la elaboración de un protocolo estandarizado para las acciones del monitoreo, el fortalecimiento de lazos de participación ciudadana y la conservación del hábitat de este felino.

Ejemplo de una imagen tomada con una fototrampa. El patrón de las manchas es fundamental para identificar a cada individuo de la población estudiada.

“Aparte de fortalecerlos en sus capacidades, queremos acercar más los vínculos entre las instituciones educativas y las instituciones federales que tienen que ver con el manejo de los recursos en investigación y conservación de especies en riesgo en este caso el jaguar”, comentó.

Conservación del jaguar

El trabajo integró charlas como “Felinos silvestres de México como especies indicadoras de la calidad de hábitat”, por Horacio V. Bárcenas, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y Ángeles Cruz Moreno, del Acuario Mazatlán, con “Diálogo, monitores y promotoría en las comunidades“.

El proyecto de conservación va ligado a los proyectos de la Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar, a cargo de los investigadores Gerardo Ceballos y Rodrigo Medellín. “Hemos tratado de impulsar lo que se conoce como ciencia ciudadana, es decir, que la gente local coincida en conocer la naturaleza del jaguar para ver la manera de aprovecharla; entonces, con esta gente estamos trabajando en las cámaras trampas e identificación de sus presas y hábitat”, explicó.

Rubio Rocha dijo que el último Censo Nacional del Jaguar del año 2010, en Sinaloa se registraron 220 jaguares y el nuevo censo se realizará para conocer si este felino aumentó o disminuyó su población. Los talleres se efectuaron en la Escuela Preparatoria de la UAS, en Concordia, y en el Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa, de la comunidad de Coyotitán, San Ignacio.

_____

_____

Con información de Agencia Conacyt | Edición y comentarios del Proyecto Alterius


Vídeo Recomendado



Previo

La artista textil Gimena Romero combina el bordado con la pintura y la literatura

Siguiente

#Notincpor 10 imágenes para recordar que la unión es más fuerte que el miedo

Sin comentarios

Deja un comentario