Empresa brasileña sobornó a países latinoamericanos para obtener contratos, México entre ellos

La constructora brasileña Odebrech pagó sobornos en diez países latinoamericanos y dos africanos, acusan fiscales en la Corte del Distrito Este de Nueva York.

A través de documentos difundidos este miércoles, la Corte reveló detalles sobre la red de corrupción en la que entre 2001 y 2016 la empresa acordó proveer cientos de millones de dólares en pagos a partidos políticos, funcionarios públicos y candidatos políticos extranjeros para asegurar su ventaja e influencia en futuras licitaciones.

¿Cómo lo hacían?

La empresa creó una estructura secreta que se conocía como la “División de Operaciones Estructuradas”. Era una sección independiente  de la compañía que era algo así como una oficina de sobornos.

¿Cuánto pagaron en sobornos?

Se calcula que en 15 años la empresa pagó un aproximado de 788 millones de dólares que fueron “repartidos” en 12 países para 100 proyectos diferentes.

 

¿Cuáles son los países implicados?

En orden de sobornos recibidos en millones de dólares:

  1. Brasil $349 millones.
  2. Venezuela $98 millones
  3. República Dominicana $92 millones
  4. Panamá $59 millones
  5. Angola $50
  6. Argentina $ 35
  7. Ecuador $33.5
  8. Perú $29
  9. Guatemala $18
  10. Colombia $11
  11. México $10.5
  12. Mozambique $0.9

La empresa ya se ha declarado culpable ante un tribunal federal de los Estados Unidos. Se ha comprometido a firmar acuerdos con las autoridades brasileñas y suizas. En total los gobiernos de EEUU, Brasil y Suiza recibirán como indemnización 2.600 millones de dólares que se dividirán entre los tres países.

México

Los sobornos en este país fueron hechos entre 2010 y 2014. Estos generaron ganancias por 39 millones de dólares. Entre los involucrados en la red se encuentran funcionarios de alto rango del gobierno mexicano.

_____

_____

Con información de Infobae, El Comercio y El País.

 

 


Vídeo Recomendado



Previo

Militante feminista es asesinada con un bate en Brasil

Siguiente

Poemas zen de Basho para leer en el invierno

Sin comentarios

Deja un comentario