El alma y el silencio: Poemas zoques de Mikeas Sánchez


Escucha nuestro podcast



La poesía de Mikeas Sánchez (Chiapas, 1980) recibe la tradición oral de su pueblo originario y la mistifica a través de sus versos. El zoque es una lengua hipnótica, capaz de seducir a quien la escucha. Por extensión, la poesía de la autora se convierte en una cadencia y una resonancia, como una honda sobre el agua, y el arrullo del viento. Sin embargo, hay una fuerza vital en sus poemas que no sólo abordan el sentido ritual y onírico de la naturaleza, sino que además abordan temas sensibles como la violencia, la injusticia y el dolor.

A continuación Tercera Vía presenta una breve selección de la poesía de Mikeas Sánchez.

flechitaDOS


RAMA 

 

Jojpajkin tajsu’xys

jojpajk kutpa yuñ’ijtkuy’omo dyom’ijtkuy’omo

ñä’ ijtu’ ips’ komajk komojsay ame’

_____

_____

teje’ myusabya Mahoma’s kyusku’y

uka ñä’ ijtpa patsoke’une

tekoroya jyokpa jyaya

joyätsäkibä’ yasa’kämä

sudgu’y kämä’

poñi’bä  konukskuy’jin

konukspä tsu’ ko’ tsu’

wäkä myajk’pä’ä sudguy’is tyoya’

 

kasujpa tä’ ägba’ jana’pama

uka’ ni’ijs ji’ tä’ pi’ke’ dä yomijtku’y

teje’ nkipspa’ sone’naka

yangamyajpasen’omo wyrun’dam

teje’ myabaxäbya’ Dakar’pä kubgu’y

juwä sone’ yujk’tambä yomo’istam

ne’ pyojkin’dchokiaju pyabiñomo’ajkutyam

tumdumäbä’is wyadba peka’wane olof’ore’omo

tumdumäbä pabiñomo nä’ jonchire’

ne’ xirijtubä sudguy’ käjsi

 

 

Los ríos que la habitan

se bifurcan entre su infancia y su sexo

tiene treinta y cinco años

y sabe que Mahoma no le perdonará

un hijo sin padre

por  eso su vientre espera con calma

debajo de su vestido de flores

debajo de la pasión

desde una plegaria silenciosa

que pronuncia cada noche

para ahuyentar los malestares de la carne

 

Ser libre es dormir desnuda

sin unas manos buscando tu sexo

piensa mil veces

mientras cierra los ojos

y se sueña en una calle de Dakar

entre una decena de muchachas negras

recién llegadas a la pubertad

cada una ensaya cánticos ancestrales en Olof

cada una es una gaviota salvaje

volando alrededor del deseo

 


 

KOKIPSKU’Y PÜNAJKUYISÑYE’

 

Jambatzi mytiajubä’jama te’ ngyra’waram

jambatzi täjkuyajuk äj’ ndäjk’omo

akuajkiajubäna’ ñetyajpa dyae’ram

wakas’unej’sena ñyetiajpa kiätujz’tam

Kätäjkä’yajutzi äj’ san’a’omo

kaku’y ombabä’ tyäj’tsin

ju’tzäyajutzi kryu’sin

teje’ nisän’äyu äj’ winäj’pajk tumä’ mäja’ noa’jin

jiksek’ äj’ dsejkä’käjsi

yakuajk’jere’yaju ngyomi’is yore’ram

tese’ taj’wyjtuaju wäkä’ me’cha’ä

 

MEDITACIÓN AL NACIMIENTO

 

Recuerdo el día que irrumpieron las huestes

y acometieron contra mi casa

traían llagas abiertas

y enormes garfios de cordero

Penetraron mi costado

con su lengua sedienta de muerte

empuñaron su cruz

y una enorme luz blanca resplandeció mi rostro

entonces sobre mi vientre

abrieron de par en par las sagradas escrituras

y cavaron hondamente para buscarme.

 


 

XV

 

TE’ IJTUMÜ’INA ÜJ WINABÜ NDÜJK

manbatsi ne’ yanoyubü nü’

y jinde’ meya’ijs nü’ tsamebü

tuj te’ kyejku tojküsi

Mindyo’tsum te’ “tuj poya”

y mumü dü’ mujstamba ke’ maka mujya’e dü ngoso’ram

 

Ügbamütsi yüti’ jinam’ kyeke tuj

Ji kyeke’ tsunü’

ji kyeke’ jap

ji kyeke’ poyo’

sona’rire’ dü manba

ijtyaju jaye y süngü ma’a’ijsñe

Ügbamütsi yüti’

ja irüm üj achpü’jara

aku’ajkubü wyirünjin

metsa’ora nabtsu’ijs’ñe’omo

 

 

DESDE LA CASA EN QUE NO ESTOY

escucho el danzar de las olas

y no es el mar quien me habla

es la lluvia que azota el tejado

Ha llegado el “norte”

y todos sabemos que se mojarán los pies

 

Donde duermo ya no llueve

Ni gotas de agua

ni sílice

ni arena

sólo ruidos de autos

letreros y luces neón

Donde duermo

ya no está mi abuelo

con sus ojos desnudos

a las dos de la mañana

 

 

 

 

*Si desea escuchar de viva voz los versos de Mikeas Sánchez consulte el siguiente enlace [http://descargacultura.unam.mx/app1?sharedItem=54527], donde aparece una selección de poemas recitados por la autora.


Vídeo Recomendado



Previo

El tiempo y la desaparición: Tacita Dean en el museo Tamayo

Siguiente

El vengador anónimo de la Marquesa: la grave situación del transporte público en el Estado de México

Sin comentarios

Deja un comentario