Mosha: Una elefanta que se volvió símbolo de resistencia


Escucha nuestro podcast



Mosha es solo una de varias elefantas que han resultado heridas por minas en la región fronteriza entre Birmania y Tailandia, donde los rebeldes se han enfrentado al gobierno de Myanmar durante décadas. Pero al ser la primera elefanta en recibir dichas protesis y debido a su gran adaptación, se convirtió en un símbolo de la resistencia ambiental en aquella región, gracias a la campaña “We love Mosha” que la fundación Amigos del Elefante Asiático lanzó para crear consciencia del problema a nivel global.

La fundación creó en Lampang el primer hospital para el cuidado de los elefantes en 1993 y actualmente cuenta con 17 pacientes. Mosha es una de ellas y tenía solo siete meses de edad cuando perdió una pata al pisar una mina, seis años después ha recibido su novena pata artificial. Voluntarios de la ciudad santuario de Lampang (Tailandia) señalaron que la ausencia de la extremidad creó una serie de complicaciones médicas en Mosha.


El ortopedista Therdchai Jivacate, quien ayudó a diseñar las prótesis para Mosha y otros elefantes, tras haberle instalado una de las patas artificiales a Mosha afirmó que “sin caminar iba a morir”. Desde su primera protesis, el reto ha sido complicado debido al peso que debe soportar la pata artificial; Mosha pesaba 588 kilos cuando fue intervenida por primera vez, pero ahora su peso supera los 1800 kilos.

Es por esto que los diseños de Jivacate son toda una proeza, la de construir protesis de 15 kilos de peso con elastómeros, acero y termoplásticos. La capacidad de Mosha para adaptarse a estas protesis solo es comprensible cuando se miran otros casos como el de Motola, que también fue víctima de una mina en 1999 mientras servía como transporte de madera de los trabajadores locales. Desafortunadamente Motola no ha sido tan receptiva como Mosha con las patas artificiales debido a la naturaleza de sus heridas.

Mosha es además una agradecida amiga del Doctor Jivacate, una que parece entender lo que pasa con su cuerpo; “Pienso que ella saber que yo hago sus protesis, ya que cada vez que regreso al hospital de elefantes ella me hace un pequeño saludo,elevando su trompa por los aires“.

_____

_____

Con información de NYT y Collective Evolution

 


Vídeo Recomendado



Previo

Policía encapsula a madres de personas desaparecidas en la CDMX

Siguiente

Ya llegó la iniciativa para quitar el fuero a nivel federal

Sin comentarios

Deja un comentario