¿Qué tan importante o peligroso puede ser el turismo para México?

Uno de los elementos más importantes de la economía es el sector de servicios. Las actividades primarias y secundarias fueron por un gran tiempo los pilares del desarrollo de una sociedad. Sin embargo, la transformación continua de la tecnología y la sociedad los servicios fueron convirtiéndose en fuertes impulsores de una sociedad.

El turismo es un factor importante para el crecimiento económico de algunos países y para el desarrollo de ciertas comunidades. En México, esta industria se buscó desarrollar desde que Miguel Alemán inauguró la ciudad de Acapulco como el principal centro vacacionista de los mexicanos. A partir de entonces, los gobiernos del país invierten cada sexenio fuertes cantidades de dinero en distintos lugares de México para desarrollar nuevos centros turísticos. Desde las playas en Tulum o Puerto Escondido hasta los pueblos mágicos de San Cristóbal de las Casas y Taxco, nuestro país ha buscado en el turismo una forma de obtener recursos y mejorar la calidad de vida de los habitantes.

La industria del turismo es muy importante para la economía mexicana. Con base en datos de la Organización para el Crecimiento y el Desarrollo Económico (OCDE), México se encuentra dentro de los tres países miembros de esta organización en donde el turismo representa un alto porcentaje dentro del Producto Interno Bruto. Los recursos generados por el turismo ascienden al 8.7% del total del PIB del país, lo que equivale a un promedio de 14 mil millones de dólares anuales. Los únicos dos países en donde el turismo conforma una mayor parte de las ganancias internas son España con 10.9% y Portugal con 9.2%

La demografía del turismo en México se conforma de la siguiente manera. El país que más gente envía a vacacionar a nuestro país son los Estados Unidos con un promedio de 7, 164 turistas anuales. Los otros dos países cuyos ciudadanos visitan con frecuencia nuestro país son Canadá y el Reino Unido.  De los países Latinoamericanos quienes más vacacionistas llegan a México son Colombia, Brasil y Argentina.

A pesar de las ventajas del turismo, esta industria puede generar serios problemas a las comunidades. Por ejemplo, en ciudades como Playa del Carmen o San Cristóbal de las Casas el tipo de turismo que se ha desarrollado es para personas de clase media y alta. La llegada de personas con un poder adquisitivo mayor al de  la mayoría de la población local, genera que el mercado se adapte a la demanda del turista. El resultado de esto es el incremento de los precios en servicios, comida, rentas y tierra. El efecto que esto causa es la migración de los “lugareños” hacia la periferia de las ciudades debido al incremento en el costo de vida de donde antes residían.

Este fenómeno conocido comúnmente como “Gentrificación” se ha presentado en otros lugares del país y el mundo. Un ejemplo claro es lo que ha ocurrido con los barrios afroamericanos en la ciudad de Nueva York en donde jóvenes blancos de clase media-alta deciden residir en estas comunidades. De manera inmediata la renta de los apartamentos incrementa debido al poder adquisitivo de los nuevos residentes lo que hace que los antiguos habitantes tengan que dejar sus hogares y buscar nuevas y más baratas rentas.

El turismo puede ser un gran elemento para el desarrollo de una comunidad. Sin embargo, al mismo tiempo la llegada de visitantes puede distorsionar la vida diaria de los “locales” así como incrementar las desigualdades del lugar. Esta industria no puede dejarse únicamente a las manos del mercado porque sus resultados inmediatos son exclusión y marginación. El Estado debe regular el turismo para buscar un balance entre el ingreso que se recibe de los vacacionistas y el desarrollo de los habitantes de la comunidad.

Previo

Mexicanos buscan crear parche inteligente contra quemaduras

Siguiente

Epic Queen: Ciencia con enfoque de género

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *