Trump gana las elecciones en Nevada: ¿el principio del fin del partido republicano?

El día de ayer el candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump, ganó las elecciones primarias llevadas a cabo en el estado de Nevada. Con esta victoria Trump obtuvo el primer lugar en tres elecciones consecutivas en tres diferentes estados: New Hampshire, Carolina del Sur y ahora Nevada. Esta última victoria tuvo un amplio margen de diferencia con sus más cercanos competidores. De acuerdo con los conteos oficiales, Donald Trump obtuvo el 43% del voto ante un empate técnico entre Marco Rubio y Ted Cruz con 24% cada uno.

Todo indica que las opiniones que predecían que la popularidad de Donald Trump caería después de la derrota del candidato en las elecciones de Iowa, parecen haberse equivocado. Por el contrario, las tres victorias consecutivas del candidato republicano demuestran más la capacidad de adaptación del millonario neoyorquino ante circunstancias adversas. La gran ventaja de Trump, sin embargo, no puede entenderse sin antes observar la dificultad que ha tenido el partido republicano por elegir a un candidato del “establishment”. La pelea por el segundo lugar entre Ted Cruz y Marc Rubio ha debilitado poco a poco al partido republicano y con esto la oportunidad de hacer un frente común en contra de Trump disminuye.

Este panorama representa una pesadilla para el partido republicano. A pesar del fervor creado por Donald Trump no solamente dentro de los electores de su partido sino en todo el país, la mayoría de las encuestas realizadas no muestran posibilidad alguna de que Trump gane la elección presidencial sin importar quien sea el candidato demócrata: Bernie Sanders o Hillary Clinton. De acuerdo con una encuesta levantada el pasado 18 de Febrero por la cadena televisiva conservadora Fox News, si las elecciones presidenciales fueran el día de hoy entre Hillary y Trump, la candidata del partido demócrata ganaría la contienda por más de 5 puntos porcentuales. Al mismo tiempo, incluso si la lucha presidencial fuera entre Sanders y el magnate neoyorquino, el primero ganaría las elecciones con el mismo margen de diferencia de 5 puntos porcentuales. La derrota de Trump ante cualquier candidato demócrata se repite en encuestas realizadas por NBC News, Quinnipiac y CNN.



trump elecc

rubio elecc

Si bien todo puede ocurrir en una carrera a la presidencia de los Estados Unidos, las probabilidades de que Donald Trump sea presidente de ese país son muy bajas y el partido republicano lo sabe. El único candidato que tendría las mejores probabilidades de competir ante los demócratas por la presidencia es el senador de Florida Marco Rubio. En diversas encuestas como Quinniapac y Suffolk University Rubio llegaría a ganar las elecciones presidenciales tanto a Clinton como a Sanders. Esta posibilidad de victoria ha hecho que varios republicanos hayan declarado abiertamente su apoyo a Rubio para poder dejar afuera de la carrera a Trump. Sin embargo, Ted Cruz sigue en el panorama y hasta el momento se encuentra en un empate con Rubio. Si los demócratas quieren arrebatarle la victoria a Trump, primero tendrán que vencer a un difícil Cruz.

El próximo martes se presentará el famoso “súper martes” en el cual se llevarán elecciones simultaneas en cinco estados. Esta será una fuerte prueba para los candidatos del partido republicano. Una contundente victoria de Trump podría enfilarlo a ser el único candidato a la presidencia de Estados Unidos. Por el contrario, si Rubio logra imponerse en el “súper martes” las posibilidades del partido republicano por pelear por la presidencia seguirán en pie.

_____

_____

Previo

Miércoles de trazos largos

Siguiente

El cambio climático y la economía del deseo

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *