Bajo desempeño de la economía en 2015


Escucha nuestro podcast



A inicios del sexenio de Enrique Peña Nieto, se llevaron a cabo las llamadas “reformas estructurales” para buscar un mejor desempeño de la economía. Sin embargo, a pesar de los cambios legislativos de los últimos tres años, nuestra producción no ha logrado incrementarse por arriba de los índices de sexenios pasados. Mientras el gobierno había anunciado que en 2015 nuestro país crecería económicamente, al parecer el presente año terminará con los mismos indicadores mediocres de siempre.

El Secretario de Hacienda había pronosticado que para el presente año el país terminaría por crecer 3.7%. Sin embargo, debido a caída del precio del barril del petróleo, la poca productividad de la economía mexicana, la baja recaudación fiscal del Estado, etc., en el último trimestre del año sólo hemos crecido en un 2.4%. Además del bajo crecimiento económico, México no ha logrado mejorar sus niveles de productividad. De acuerdo con datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), durante los últimos 15 años la productividad ha bajado un 1.4%, lo que representaría una caída del 60% si lo comparamos con los demás miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico).

Otro de los males económicos que dejará 2015 es el alto precio del dólar. Desde enero hasta diciembre de este año el peso se ha depreciado con respecto al dólar en un 18%. Mientras que la paridad entre ambas monedas estaba en $14.74 pesos durante el mes de enero, en diciembre ya llegamos hasta los $17.36 pesos por dólar. Esta devaluación de nuestra moneda no ha logrado ni siquiera aumentar las exportaciones mexicanas. Hasta el mes pasado la economía mexicana presentaba un déficit en la balanza de pagos de $1,064 millones de dólares. Con base en datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las exportaciones cayeron 4.8% en noviembre.


Otro problema importante que puede afectar a México en tiempos futuros es el incremento de la deuda pública del Estado. La deuda del gobierno de Peña Nieto pasó de 5.9 billones de pesos a 8.3 billones. Esto representa un aumento del 40%. Hasta el día de hoy, la deuda económica representa el 47% del Producto Interno Bruto (PIB). Esta cifra ha aumentado un 10% desde el inicio de la actual presentación ya que en 2012 la deuda representaba el 37.7% del PIB.

Este panorama negativo de la economía parece no tener buenos pronósticos para el próximo año. Si tomamos en cuenta que el Estado tendrá menos presupuesto con el nuevo presupuesto base cero, será complicado que el país aumente sus ingresos cuando el gobierno estará gastando menos dinero. Además, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha declarado que México tendrá un recorte en su crecimiento del 2.3% para el próximo año. El lento crecimiento económico mundial y el estancamiento de la región de Latinoamérica harán complicado que nuestro país pueda repuntar en la economía.

Las reformas estructurales no han logrado que la economía mexicana crezca. El mal entorno internacional y la baja productividad interna han impedido que México pueda mejorar su rendimiento económico. Este panorama negativo, desafortunadamente, no prevé cambios sustanciales para 2016, lo que representará un año más de un mediocre crecimiento y la continuidad de problemas como la desigualdad y la pobreza.


Vídeo Recomendado



_____

_____

Previo

Diputados se autoasignaron bono por 180 millones de pesos

Siguiente

Martes de tinta mojada

Sin comentarios

Deja un comentario