Los mejores y peores estados mexicanos evualados por la OCDE

Una de las características del desarrollo en México es que este presenta un progreso desigual entre las diferentes entidades federativas del país. Mientras que algunos lugares los niveles de crecimiento económico, desarrollo social y seguridad han mejorado durante los últimos años, otros lugares parecen ir en retroceso. De acuerdo con el documento “Midiendo el bienestar en los estados mexicanos “de la Organización para el Crecimiento y el Desarrollo Económico” (OCDE), el progreso en nuestro país se ha dado de forma desigual.

En Tercera Vía realizamos un resumen sobre los estados mejor y peor evaluados por la OCDE en cinco dimensiones del bienestar: 1) Ingresos, 2) Accesibilidad a Servicios, 3) Seguridad, 4) Compromiso Cívico y Gobernanza y 5) Salud.

Ingresos

A pesar de que el mes pasado se anunció la homologación del salarió mínimo a $70.10 pesos diarios, la realidad del país es que algunas entidades federativas proporcionan mejores o peores ingresos que el promedio nacional. Los lugares en México con mejores ingresos de acuerdo con la OCDE son: Nuevo León, Baja California, Baja California Sur, Distrito Federal y Sonora. Estos  5 lugares en el país tienen el mejor nivel de ingresos del país. Es decir, cuentan con los salarios más altos de toda la república mexicana. Por el contrario, los 5 estados con el salario más bajo son: Chiapas, Puebla, Oaxaca, Guerrero y Veracruz. En este caso podemos ver la notoria diferencia en ingresos entre el norte y el sur del país o entre zonas más industrializadas y menos industrializadas. Un ejemplo claro de esta división es la cantidad de pobres viviendo en un estado y otro. Mientras que en Nuevo León el porcentaje de la población en pobreza es del 20%, en Chiapas más del 70% de sus habitantes se cuenta con alguna carencia.

Accesibilidad a Servicios

Para la OCDE el acceso a servicios implica la posibilidad de cualquier persona de contar con servicios médicos, tener banda ancha para el uso de internet y acceso a servicios en la vivienda como agua, gas y luz. Los estados de la república que garantizan la accesibilidad a servicios básicos de vivienda a sus habitantes son: Nuevo León, Colima, Distrito Federal, Sonora y Aguascalientes. Del otro lado, las entidades en donde el acceso a servicios tiene un balance negativo son: Michoacán, Veracruz, Chiapas, Guerrero y Oaxaca. El estado donde opera la CNTE es el lugar peor evaluado por la OCDE. Vale la pena resaltar este hecho ya que parte de las demandas del magisterio hacia el Gobierno Federal han sido mejorar la infraestructura de las escuelas en luz y agua. Esta calificación indicaría que bajo este argumento, la baja calidad educativa en el estado no deriva solamente de los maestros sino de las pésimas condiciones de vida en la que se encuentran los estudiantes y profesores.

Seguridad

Durante los últimos ocho años en México, la inseguridad ha sido uno de los principales problemas que aqueja al país. El mapa de la violencia ha variado mucho en los últimos años al desplazar la violencia de un estado a otro. De acuerdo con los indicadores de la OCDE, la seguridad contempla la tasa de homicidios, percepción de la inseguridad, tasa de incidencia delictiva y confianza a la policía. Los estados con los mejores resultados en estas áreas fueron: Yucatán, Aguascalientes,Baja California Sur, Querétaro y Nayarit. Del lado contrario los lugares en donde la inseguridad se ha convertido en el mayor problema son: Morelos, Chihuahua, Distrito Federal, Guerrero y el Estado de México. Cabe destacar que a diferencia de las calificaciones en otras áreas como la accesibilidad a servicios o ingresos, en donde las áreas industriales del centro y norte del país cuentan con mejores resultados, ahora son estas mismas entidades las que presentan niveles de inseguridad más altos. Inclusive zonas menos industrializadas y con mayor pobreza como Chiapas, Oaxaca o Puebla, fueron mejor calificadas en  seguridad.

_____

_____

Compromiso cívico y gobernanza

Este indicador elaborado de la OCDE busca evaluar la participación ciudadana en la política de su entidad y del país, así como la calidad de gobierno de cada estado; esto implica los niveles de corrupción o transparencia del gobierno. En este rubro los estados mejor calificados son: Yucatán, Nayarit, Campeche, Zacatecas y Chiapas. Llama la atención en esta lista que Chiapas aparece dentro de los primeros lugares. A pesar de los malos desempeños en Ingreso y Acceso a Servicios, el gobierno parecería tener una buena aprobación de su población. Sin embargo, tomemos en cuenta que este indicador también mide la participación ciudadana en la política de la localidad. Si consideramos que desde 1994, Chiapas cuenta con la presencia del EZLN- el movimiento indígena más influyente del país- es posible pensar que su constante participación en la vida política tanto del estado como del país hace de esta entidad un núcleo importante de participación ciudadana.

Por otra parte, los estados con mayores niveles de corrupción y menor participación ciudadana son: Puebla,  Baja California, Morelos, Guanajuato y Distrito Federal. En esta lista destacan el Distrito Federal y Baja California ya que ambos están bien calificados en áreas que impactan el desarrollo social de sus habitantes. Sin embargo, el buen ingreso y la calidad de vida no implican necesariamente una mejora en la calidad de gobierno. Al mismo tiempo, podría decirse que al mejorar la calidad de vida de las personas, los ciudadanos se convierten en guardianas más activos de lo que acontece en sus gobiernos, convirtiéndose en actores más críticos de las malas prácticas gubernamentales.

Salud

El último indicar analizado es el de Salud. Para medir esta importante área de desarrollo tanto personal como social, la OCDE utiliza la tasa de mortalidad infantil, la tasa de mortalidad materna, la esperanza de vida al nacer, salud autorreportada y la tasa de obesidad. Los estados que cuentan con los habitantes más sanos de todo el país son: Nuevo León, Sinaloa, Jalisco, Aguascalientes y Querétaro. En el lado contrario, los lugares en donde la salud de las personas se encuentra por debajo de la media nacional son: Veracruz, Campeche, Tabasco, Guerrero y Oaxaca.

El estudio de la OCDE nos deja ver la desigualdad que existe en el progreso y desarrollo entre las entidades federativas del país. Mientras se mantiene estable una división en el área de desarrollo social entre norte y sur, aspectos como la seguridad, la corrupción y la transparencia se encuentran esparcidos en todos los gobiernos del país. Esto nos lleva a la conclusión de que la fuerte industrialización del norte a permitido una mejor calidad de vida de sus habitantes a diferencia de los estados menos industrializados del sur. Por otra parte, la inseguridad se ha convertido en un fenómeno difícil de rastrear debido a su constante salto de una entidad a otra. Por último, la calidad de gobierno parece ser un mal que afecta a todo el país sin importar el nivel de desarrollo de su sociedad. Es necesario que los gobiernos de los estados y el gobierno federal tenga en menta estas cifras y comprenda la complejidad del panorama nacional, con la intención de generar políticas públicas específicas a cada problema y a cada región.


Vídeo Recomendado



Previo

Bloquea recuerdos de 'Un día como hoy' en Facebook

Siguiente

En la capital mundial del zapato ya opera Uber

Sin comentarios

Deja un comentario