Los ataques a las torres gemelas 14 años después: De víctimas a victimarios.

El día de hoy se conmemoran 14 años del ataque a las torres gemelas en la ciudad de Nueva York. Para varias personas estos atentados terroristas no solamente marcaron el comienzo del siglo XXI sino que delinearon su rumbo. A partir de entonces el mundo entero ha vivido bajo un esquema de seguridad constante dónde el terrorismo es un problema el cual vale la pena empezar una guerra. A partir de entonces, Estados Unidos junto con sus aliados de la OTAN (Tratado del Atlántico Norte por sus siglas en inglés) han esparcido su guerra en contra del terrorismo invadiendo países y asesinado a inocentes. La paradoja de lo que ocurrió hace ya 14 años en la gran manzana es como hasta el día de hoy quienes se dicen haber sido víctimas se han vuelto en victimarios.

De acuerdo con el gobierno de la ciudad de Nueva York el número de víctimas mortales durante los ataques del 11 de septiembre fue de 2,823 y 6,000 lesionados. Los acontecimientos ocurridos originaron que el gobierno del Presidente George Bush (2001-2009) lanzara una invasión sobre los países del medio oriente de Afganistán e Iraq con el argumento de combatir a grupos terroristas. Ambas invasiones han generado sin embargo un gran número de muertes de civiles que no tenían ninguna relación con grupos terroristas. De acuerdo con la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) el número de deceso de civiles desde el inicio de la invasión ha sido de 18,000 civiles muertos y 30,000 heridos entre 2001 y 2014.  En el caso de Iraq el asunto es aún peor. De acuerdo con la organización Just Foreign Policy 1,455,590 civiles han sido asesinados, 4,700,000 refugiados, 1,000,000 de desaparecidos y 5,000,000 de niños huérfanos entre 2003 y 2010.

Uno de los legados de la guerra en contra del terrorismo tanto en la administración de George Bush como la de Barack Obama ha sido la utilización de aviones no tripulados (Drones) para la eliminación de personas presuntamente ligadas a grupos terroristas. A pesar que el argumento del gobierno norteamericano para utilizar drones es disminuir la muerte de civiles como de soldados, los números dicen lo contrario. De acuerdo con Amnistía Internacional el número de muertes a personas no relacionadas con grupos terroristas ha sido de 900 personas sólo en Pakistán de alrededor de 3,600 muertes. Cabe recordar que estás muertes son extra-judiciales debido a que el gobierno norteamericano no lleva ante la justicia a las personas para ejercer su derecho a tener un debido proceso legal. Estos ataques realizados ilegales sin declarar alguna guerra en contra de civiles en Paquistán borran la diferencia entre los ataques con drones a los ataques terroristas de las torres gemelas.


Los ataques del 11 de septiembre han originado un incremento en la ola de violencia alrededor del mundo debido a la respuesta del gobierno norteamericano y diversos países europeos en contra de grupos terroristas. Estos ataques no solo han causado millones de muertes sino también han incendiado regiones del mundo como medio oriente o el norte de África con el surgimiento de nuevos y más violentos grupos terroristas o con la creación de antagonismos y tensiones entre diversos grupos étnicos o religiosos. Haber intentado atacar fuego con fuego por parte de los países occidentales han un siglo XXI mayor violencia e intolerancia en el mundo generando un futuro poco prometedor. Al final, Mahatma Gandhi acertó al decir que “Ojo por ojo y el mundo acabará ciego”.


Vídeo Recomendado



Previo

Todo lo que tienes que saber hoy (11/09/15)

Siguiente

El Universal: ¿Escudero invisible de la PGR?

Sin comentarios

Deja un comentario