La pesadilla de vivir en México, enésima edición de la guerra, en Culiacán

Si sigues a periodistas, reporteros y/o medios generalistas mexicanos, fue imposible entrar la tarde-noche de este jueves a redes sociales sin ver la misma noticia desde dos ángulos espeluznantes e igualmente violentos:

  • La fuga de varias decenas de reos de un penal en Sinaloa
  • Balaceras por todas las calles

Poco después, la cobertura fue unificada: comandos fuertemente armados organizaron una movilización por la detención de un hijo de Chapo Guzmán en Culiacián. Así lo cuenta La Jornada:

Esta tarde, autoridades federales informaron sobre la detención de Iván Archivaldo Guzmán Salazar, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán y desmintieron que éste hubiera sido abatido durante los enfrentamientos que se han registrado en diversas zonas de Culiacán.



Tras la detención, la capital sinaloense es escenario balaceras y bloqueos en distintos puntos. Autoridades policiales, militares, e integrantes de la Guardia Nacional se enfrentan con miembros del Cártel de Sinaloa principalmente en la llamada zona de Tres Ríos, donde se registraron fuertes detonaciones de armas de alto calibre; además de que civiles fuertemente armados realizan recorridos a bordo de camionetas por varias colonias.


A la par de la información cruda en Seguridad Pública, el caos en las calles de Culiacán son un recordatorio de la pesadilla que se vive en ciertas regiones de México por la guerra del gobierno federal contra el crimen organizado, en una continuidad por parte de la administración de AMLO a la política calderonista de atacar al narco desde sus cabezas.

Uno de los vídeos virales más impactantes, que no muestra alguna violencia explícita, es el de algunos civiles afuera de sus coches mientras pasa una de las tantas balaceras del día de hoy en tierras culichis. Lo peculiar (por desgracia), es que es un padre en pánico tratando de mantener la calma con sus pequeños hijos.

Ese es el México en que vivimos.

Y al final, como zona de guerra. Y es que no se dio el fin de la guerra, al seguir con la misma estrategia.

Posdata

 

Previo

Urge reconocimiento y apoyo a las mujeres rurales

Siguiente

Es 2019 y apenas se dio la primera caminata espacial con dos mujeres

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *