Las criaturas asombrosas de Theo Jansen invaden la Ciudad de México

Animales o máquinas, para el artista holandés Theo Jansen no hay diferencia. “La gente me pregunta cómo llamo a mis creaturas, para mí es lo mismo”, señaló el propio artista durante la inauguración de la exposición que lleva su nombre. La muestra está integrada por ocho piezas, que conforman sus animales más representativos durante su trayectoria creativa. Estas máquinas llegan por primera vez a México, y podrán apreciarse del 13 de mayo al 13 de agosto en el Laboratorio de Arte Alameda, en la CDMX. 

Una maravillosa combinación entre arte e ingeniería, estas esculturas cinéticas de aspecto animal han asombrado a todo aquel que las mira moverse por primera vez. La visión es increíble, porque estas piezas se mueven a través de complejas estructuras armadas con tubos, mangueras, madera, botellas de PET y otros materiales cotidianos.

Para el artista su objetivo era lograr un organismo viviente capaz de caminar y sobrevivir de forma autónoma. El mecanismo de la mayoría de estas piezas funciona a través del viento que se almacena en las botellas de plástico. “El primer animal pudo caminar con un sistema de aire comprimido. Sin embargo, se extinguió porque era un animal suicida. Porque si cada una de sus partes no estaban coordinadas, se rompía la columna vertebral”, explicó el creador. Por esta razón recurrió a las botellas de plástico, que son una fuente de energía sencilla con un potencial inimaginable.

En la muestra se pueden conocer ocho Strandbeest (o bestias de playa, como las llama el mismo artista). A través del recorrido se puede apreciar la evolución biológica de estas criaturas, desde la primera llamada Animaris Vulgaris que tiene una composición rudimentaria. Al respecto de este primer animal creado en 1990, Jansen explicó: “Sus articulaciones estaban pegadas con cinta adhesiva. Ahora a la distancia se ve patético.”

Animaris Vulgaris (1990)

Jansen ha desarrollado sucesivas generaciones de criaturas cada vez más complejas, realizadas únicamente con materiales simples de la era industrial. Cada material se convierte en una parte fundamental en la estructura de sus animales, lo cual lo convierte en algo similar al esqueleto de los seres vivos.

A lo largo de más de 20 años, el físico y artistas holandés, es considerado como un Leonardo Da Vinci del siglo XXI. La aparición en 2007 de una de sus bestias en la televisión, dentro de una campaña publicitaria de automóviles, le dio la fama internacional a su obra, que ha sido expuesta en museos de todo el mundo. 

Para conocer más a fondo esta visión que combina la ingeniería y el arte, Theo Jansen ofrecerá una conferencia magistral que se llevará a cabo el 14 de mayo,a las 13 h.. La entrada es libre.

 

 

 

 

Previo

Belén, un caso más de desaparición en la Ciudad de México

Siguiente

En nueve años, 17 asesinados por buscar a sus desaparecidos