Un México donde quepan muchos méxicos

“Si la sola posibilidad de existencia ciudadana (con todos sus derechos y obligaciones), de una mujer indígena, hace que “retiemble en sus centros la tierra”, ¿qué pasaría si su oído y su palabra recorrieran el México de abajo?”

Sup Galeano1Fuente

¿Ha habido algún candidato, que no sea de los partidos de siempre,2Y digo que no sean de los de siempre, de los que engañan, de los que asesinan, de los que destruyen, porque su hipocresía es tanta que hasta el esposo de la Calderona, durante la sesión de la Comisión Permanente del 5 de enero de 1994, se solidarizó con el EZLN, cuando de presidente no hizo más que lucrar con la muerte. que se haya solidarizado con los zapatistas? No, pero estaría bueno, respondió el profe Cornelio.

El profe Cornelio fue quien llamó al cuartel militar ubicado a 1 km de Acteal para confirmar lo que los militares ya sabían3Los disparos se escucharon en comunidades de hasta 3 kilómetros., que un grupo de paramilitares 4Máscara Roja es el nombre del grupo paramilitar que ejecutó la matanza en Acteal. Formado en San Andrés Larráinzar, es uno de los 16 grupos paramilitares que en ese momento existían en la Zona Altos de Chiapas. financiados por el mal gobierno, estaban masacrando a la población, episodio que según cifras oficiales acabó con la vida de 45 abejas5 Grupo cercano a la diócesis de San Cristóbal, Trabajan en cooperativas y se consideran neutrales. : 21 mujeres, 9 hombres, 14 niños y un bebé. Episodio de una serie de incontables temporadas que no es transmitida en la televisión, aquella que cuando no ignora, calumnia, amenaza y ataca a las resistencias.

El profe Cornelio es de esa Comunidad que en la navidad de 1997 recibió los cuerpos de 45 compañeros y compañeras que el mal gobierno decidió asesinar; de esa comunidad que por ser digna recibió del gobierno la miseria; de esa comunidad que desde su húmeda sierra, volvió a sembrar la esperanza que comienza a florecer, lento pero seguro; de esa comunidad que conocemos como Acteal, pues como dice Juan Villoro, “México es un país en el que se aprende el nombre de los lugares por las masacres que allí suceden.”

Pero “lo que arriba no saben es que cada crimen impune no hace sino enardecer el odio y la rabia. Y cada injusticia cometida no hace sino abrir el camino para que esos odio y rabia se organicen. Y en la balanza romana de nuestros dolores, pesaremos lo que nos deben. Y pasaremos la cuenta… y la cobraremos. Entonces tendremos, sí, la verdad y la justicia. No como una limosna de arriba, sino como una conquista de abajo. La cárcel será entonces para los criminales y no para l@s just@s. Y la vida, digna, justa y en paz, será para tod@s. Eso, sólo eso”, escribieron el 16 de agosto de 2015 el Sup Moisés y el Sup Galeano.

Para mi, ese fue el anuncio de que los compas se estaban organizando para, una vez más, dejar de ser invisibles. Pues como dicen ellos: “Que escuche quien quiera escuchar. Que entienda quien quiera entender.”

El reciente anuncio del EZLN sobre la posibilidad de contender con una mujer a la elección presidencial del 2018, si así lo deciden las pueblos, naciones, tribus y barrios de pueblos originarios que tienen como casa el Congreso Nacional Indígena (CNI), hizo retumbar en sus centros, más que a la tierra, a la izquierda partidista que los acusó de hacerle juego al gobierno; esa que de izquierda solo lleva el nombre; esa con la que hace unos días Pepe Mujica rechazó reunirse; esa izquierda que cuestiona a las resistencia por no subordinarse y todavía pregunta ¿Por qué no ME apoyan? ¿Por qué rechazan MI campaña?

¿Hacerle juego al PRI que los ha masacrado, desaparecido, saqueado, invadido, despojado? ¿Hacerle juego al PRI que compra voluntades con centavos, que divide con migajas?

¿Qué tan sólido estará el sistema político mexicano, y qué tan fundamentadas y consistentes son las tácticas y estrategias de los partidos políticos, que basta que alguien diga públicamente que está pensando algo, y que le va a preguntar a sus demás iguales qué piensan de lo que está pensando, para que se pongan histéricos?

A ellos les pone histéricos, a nosotros nos pone una tarea: articular desde cada trinchera de lucha, trabajo y organización, las resistencias, todas diferentes, todas construidas desde nuestros tiempos y espacios, TODAS RESPETADAS, pues la candidatura debe partir de la premisa básica de construir un mundo donde quepan muchos mundos

Y es que una de las grandes virtudes de l@s zapatistas es el reconocer sus errores, para aprender de ellos y no volverlos a repetir. En un principio, y ellos lo reconocen, no sabían cómo gobernar, pero sabían que podían. Hoy en día sus principios son el oxígeno que México necesita.

  1. Servir y no servirse.
  2. Representar y no suplantar.
  3. Construir y no destruir.
  4. Obedecer y no mandar
  5. Proponer y no imponer.
  6. Convencer y no vencer.
  7. Bajar y no subir.

Si algo significan el EZLN y el CNI es dignidad, resistencia, lucha, autonomía, la digna rabia, la dignidad rebelde. Reducir la trascendencia del tema a una cuestión de legitimidad y representatividad, es una simplicidad absurda, pues como bien escribe Fabian Villegas, la discusión no debe estar centrada en la legitimidad, la discusión debe de estar centrada en sí es o no estratégico, en si es o no su momento histórico, en si es o no el kairos.

Hace 23 años quizá tampoco era el momento histórico para levantarse en armas y declarar la guerra al Estado mexicano, pero igual se levantaron; y quizá ahora tampoco es el momento histórico de participar en las elecciones para presidente de México, pero lo van a hacer.

Y no será la primera vez que “hagan campaña”, pero si la primera vez que participen, con una candidata, en unas elecciones organizadas por las instituciones del Estado.

Y si bien como dicen los compas, “aunque parezca increíble, parece que hay no uno, sino muchos mundos fuera de las redes sociales, les dejo un par de tuits que de seguro hubiesen publicado algunos legisladores priistas durante la sesión de la Comisión Permanente del 5 de enero de 1994:

https://twitter.com/antonionemi

Es en defensa de las garantías individuales de los chiapanecos que el Ejército está asesinando a los zapatistas

5 de enero de 1994

**

https://twitter.com/Victorm_tinoco

No puede ser legítima la causa del EZLN, pues quebranta el orden público, interrumpe la prestación de servicios colectivos y lacera la paz.

5 de enero de 1994

Adrián Dávila, ingeniero social sin título. Che wey para unos, chairo para otros. Me gusta transformar los sustantivos en verbos.

@PinsheWey

Referencias   [ + ]

1. Fuente
2. Y digo que no sean de los de siempre, de los que engañan, de los que asesinan, de los que destruyen, porque su hipocresía es tanta que hasta el esposo de la Calderona, durante la sesión de la Comisión Permanente del 5 de enero de 1994, se solidarizó con el EZLN, cuando de presidente no hizo más que lucrar con la muerte.
3. Los disparos se escucharon en comunidades de hasta 3 kilómetros.
4. Máscara Roja es el nombre del grupo paramilitar que ejecutó la matanza en Acteal. Formado en San Andrés Larráinzar, es uno de los 16 grupos paramilitares que en ese momento existían en la Zona Altos de Chiapas.
5. Grupo cercano a la diócesis de San Cristóbal, Trabajan en cooperativas y se consideran neutrales.
Entrada anterior

La estructura del empleo en México

Entrada siguiente

Piden padres de los 43 hacer uso de la tribuna en San Lázaro