Guardería ABC: siete años sin ell@s

El 5 de junio de 2009 se vivió una de las tragedias más grandes en la historia reciente de México. En la guardería ABC, en Hermosillo, Sonora, un incendio terminó con la vida de cuarenta y nueve niños, mientras que otros ciento cuarenta sufrieron lesiones de diversa gravedad. El siniestro tuvo lugar al filo del mediodía, cuando niños y niñas de la guardería tomaban su siesta habitual. A pesar de que en el momento del percance decenas de vecinos ayudaron a salvar algunas vidas, la guardería ABC no contaba con salidas de emergencia, extinguidores o alarmas contra incendios que pudieran haber prevenido el incidente.

flechitaDOS

LA HISTORIA

La Guardería ABC fue subrogada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), lo que significa que se le otorgó una concesión a particulares para que prestaran el servicio. El acuerdo implicaba que el IMSS exigiría estándares mínimos de calidad a quienes obtuvieran la concesión. Sin embargo, con base en datos del IMSS, en 2009 el 50% de este tipo de guarderías no contaba con las regulaciones y supervisión necesaria que garantizara la calidad de los servicios e infraestructura de las guarderías. Esta omisión del IMSS generó que ABC se convirtiera en una trampa mortal.

De acuerdo con la versión oficial, el fuego se originó en una bodega que se encontraba junto a la guardería, donde una pila de documentos, placas vehiculares y tres automóviles se quemaron por el sobrecalentamiento del sistema de enfriamiento del inmueble. Este accidente eléctrico habría generado las llamas que posteriormente se propagaron hacia la guardería.

Sin embargo, a partir de un tercer peritaje elaborado por la Procuraduría General de la República (PGR), se vertió la hipótesis de que el incendio en la bodega había sido provocado. Diversos testimonios sostienen que el gobierno del estado de Sonora habría ordenado la quema de documentos fiscales para encubrir malos usos del erario público de esa entidad. La incineración de estos documentos habrían generado las llamas que causaron el incendio de la guardería ABC.

A siete años del incendio de la guardería ABC, les seguimos recordando.
A siete años del incendio de la guardería ABC, les seguimos recordando.

Sólo un funcionario, de bajo rango, ha pisado la cárcel
En protesta, los padres de las víctimas realizaron diversos actos y movilizaciones para demandar castigo a los responsables. Al día de hoy existen diecinueve sentencias condenatorias por homicidios y lesiones culposas, con penas de entre los veinte y veintinueve años de prisión hacia diferentes funcionarios de los tres órdenes de gobierno. Sin embargo, mediante el uso de diversos recursos legales por parte de los acusados, sólo un funcionario de bajo rango ha pisado la cárcel hasta el momento.  Ante la ausencia de cosecuencias penales en contra de los responsables, los padres de lxs niñxs -junto con distintas organizaciones de la sociedad civil- realizaron en mayo de 2010 y 2011 una serie de juicios ciudadanos, en donde se declararon culpables a diversos involucrados en el siniestro, entre los que se encontraban Daniel Karam Toumeh y Juan Francisco Molinar Horcasitas, directores generales del IMSS.

A siete años de la tragedia, la respuesta del Estado mexicano ha sido decretar el 5 de junio como día de duelo nacional, mientras que el congreso modificó en 2011 la Ley General de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil. Ambas medidas, en voz de los padres, han sido claramente insuficientes.

flechitaDOS

LAS ENTREVISTAS

El domingo 5 de junio los padres de la Guardería ABC convocaron a una movilización en la Ciudad de México para exigir justicia por sus hijxs. Entrevistamos a Abraham Fraijo, padre de Emilia, así como a Hilda Ruiz, del colectivo “Efecto Catarina” que ha acompañado el proceso desde hace seis años.

Abraham Fraijo: “No esperemos a ser tocados por la desgracia para actuar”

_R0A9924-Edit
Abraham Fraijo, padre de Emilia | Foto: Annick Donkers

¿Cuál es el mensaje principal de ésta convocatoria a la movilización?

El mismo de hace siete años. Justicia, no repetición, el cuidado inmediato y especializado para todos los afectados, para los niños que salieron lesionados. No tenemos ni lo uno ni lo otro. Hemos visto sólo simulaciones de condena, simulaciones de justicia, simulaciones de atención, simulaciones de garantías de no repetición. Por eso la necesidad de marchar.

¿Alguna autoridad competente ha hecho suya la exigencia de los afectados de la Guardería ABC?

Los servidores públicos que se nos han acercado los puedo contar con las manos, pero no han hecho prácticamente nada. Sólo lo ha retomado un defensor de derechos humanos en Querétaro, el Dr. Miguel Nava, que a través de la defensoría de derechos humanos inició un programa de supervisión a centros de atención infantil, que busca garantizar su buen funcionamiento. Hasta ahora es el único estado que lo tiene. Tuvimos que salir de Sonora e ir a un lugar distinto para encontrar a alguien que esté trabajando en ésta materia. Es loable por parte del Dr. Miguel Nava, pero una lástima por el resto del país.

"Hemos visto sólo simulaciones de condena" | Foto: Annick Donkers
“Hemos visto sólo simulaciones de condena” | Foto: Annick Donkers

¿Cómo ha sido su proceso de lucha desde su perspectiva como padres?

Cada uno lo vive distinto. Por mi parte, llegaremos hasta donde tengamos que llegar. Las necesidades de las personas nunca son las mismas. Las capacidades, las ganas…también el dolor, que no te deja a veces levantarte. Me queda muy claro que todos los papás sienten el mismo amor por sus hijos. Aunque ya no todos salen a marchar, y no todos estamos en lo mismo, estamos los que estamos.

¿Cuales han sido los obstáculos más difíciles de sortear en su exigencia de justicia?

“No hemos visto que se aplique la ley”
La simulación. No hemos visto que se aplique la ley. Lo único que yo tengo es la ausencia de mi hija. Aún más: muchos niños siguen muriendo en estancias infantiles por causas totalmente evitables y las respuestas han sido sólo simulaciones, como las sentencias que vimos la semana pasada. Me corto uno si no en unos días saldrán las apelaciones de quienes están acusado y nadie irá a la cárcel. Quizá vamos a llevar otro proceso de cinco o seis años con la misma situación, pero seguiremos con nuestra exigencia.  

¿Cuál ha sido la respuesta de la sociedad civil en éstos años?

Pues hemos visto de todo. Pero mi recomendación para todas las personas que conozcan nuestro caso es que no esperen a ser tocados por la desgracia y que comencemos a unir fuerzas para cambiar el rumbo del país. Si seguimos como vamos, va a llegar un punto en que no va a haber un sólo mexicano que no haya sido alcanzado por la tragedia.

Hilda Ruiz: “El efecto catarina”

_R0A9919-Edit
Hilda Ruiz, del colectivo “Efecto Catarina”| Foto: Annick Donkers

¿Cuál ha sido tu forma de participación en éste proceso?

Desde hace seis años yo participo con los padres de Guardería ABC. Me integré en un momento personal muy fuerte: mi mamá había fallecido. Cuando fui a una brigada de lectura “Para leer en libertad” en Reforma estaban los padres dando su testimonio. Los escuché. Su historia me cimbró. Me asumo desde entonces como una ciudadana solidaria. Estamos aquí para que se sientan acompañados, como debe ser con todos los padres que saben lo que significa una pérdida así.

“No se ha aplicado la Ley 5 de Junio, que los padres desarrollaron con personal calificado, y que bajo el mandato de Felipe Calderón debía aprobarse”

¿Qué mensaje quieren proyectar en ésta convocatoria?

No debemos olvidar una tragedia de éste calibre, donde murieron cuarenta y nueve niños y más de una centena resultaron lesionados. Debe de conmover a todo el país, nos debe llamar como mexicanos a actuar. Sin embargo, luego de 2009, sigue habiendo muertes de niños en estancias infantiles. No se ha aplicado la Ley 5 de Junio, que los padres desarrollaron con personal calificado, y que bajo el mandato de Felipe Calderón debía aprobarse. A día de hoy no se ha votado en los congresos para que sea ley. No hemos aprendido aún. ¿Cuanto dolor hemos de sufrir, cuantas muertes más, para que ésto pare?

¿Cuál ha sido la respuesta de las autoridades a su exigencia?

Se ha hecho un llamado a todas las instituciones e instancias de gobierno, pero hasta el momento no tenemos una respuesta satisfactoria. Los papás que están movilizados nos enseñan que necesitamos exigir justicia hasta que la obtengamos. Tenemos que salir una y otra vez a las calles para que se den cuenta éstos “representantes” que los ciudadanos no nada más estamos en casa, esperando, sino que nos hacemos presentes.

¿Qué es el “efecto catarina”?

La catarina es muy representativa para Abraham Fraijo, pues su hija Emilia no se quitó en tres meses un disfraz de catarina que le encantaba. El efecto catarina es eso: colectivos que realizamos actividades para generar más catarinas, difundiendo además la Ley 5 de Junio para que se conozca.

Como ciudadanos tenemos que conocer nuestras leyes. Exigir a quienes nos representan que se cumplan. Yo sigo protestando para que se aplique la ley por el caso ABC, así como por muchos otros, que siguen a la espera de justicia.

_R0A0022-Edit
Foto: Annick Donkers

flechitaDOS

NARRATIVA VISUAL

flechitaDOS

CRÉDITOS

Narrativa: César Alan Ruiz Galicia 
Fotografía: Annick Donkers
Ilustración original: Jonathan Gil 
Diseño web: Francisco Trejo


Vídeo Recomendado

Previo

El arte de nombrar la vida: Mozart, Bowie y la primera mujer que dio la vuelta al mundo.

Siguiente

Lunes de risas

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *