Samir Flores Soberanes: A dos años de su asesinato 

Defender a [email protected] [email protected]: una campaña por la vida

 

El presente texto es producto del trabajo de la Red Universitaria Anticapitalista

Fotografía: Francisco Lion - COTRIC

Redactaron: Claudio García, Camila Pla y Efraín Lazos

 

En todos los rincones del planeta Tierra se libra hoy la cuarta guerra capitalista mundial. El territorio llamado México no es la excepción. Mientras los poderes fácticos aseguran más ganancias que nunca a costa de la vida y la salud humanas, durante la peor pandemia producida por el capitalismo, quienes defienden el territorio, el medioambiente, otros modos de vida y la vida misma sufren represión, detenciones injustificables, tortura y asesinatos por el Estado mexicano, empresas trasnacionales y nacionales, el crimen organizado y grupos paramilitares. El futuro está comprometido. Por eso, es urgente organizarnos para defender la vida y a quienes defienden la vida con la suya. La única manera de tener un futuro es construir otras formas de nacer y de morir, de estar y de existir. La defensa de quienes defienden la vida con la suya es una parte esencial de dicha construcción. El Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Concejo Indígena de Gobierno (CIG), como organizaciones anticapitalistas y antipatriarcales, han puesto el ejemplo y nos han enseñado cómo pueden ser posibles otros mundos y otras maneras de ser.


En estos momentos, dichas organizaciones se preparan para salir del territorio llamado México y recorrer el planeta Tierra, comenzando por el territorio llamado Europa. El objetivo es juntarse y juntar esfuerzos para detener esta guerra y cambiar de mundo desde abajo y a la izquierda. Para acompañarlxs, y siendo consecuentes con la Declaración por la Vida, en la Red Universitaria Anticapitalista nos hemos dado a la tarea de crear una serie de materiales que esperamos sean útiles para comprender la urgencia de organizarnos mejor para cuidar y defender la vida, y a quienes cuidan y defienden la vida con la suya.

El siguiente texto es uno de ellos.


Samir Flores Soberanes y la defensa de la vida

Necesitamos de la memoria para entender el presente. Samir Flores Soberanes fue asesinado arteramente la madrugada del 20 de febrero de 2019 en la puerta de su casa. Es el primer asesinato político del nuevo ciclo del capitalismo mexicano, renovaro por la llamada Cuarta Transformación. El móvil está claro: callar su voz y su inteligencia, detener su actuar en cuidado y defensa de la vida. Y también está claro a quién beneficia: a los caciques-empresarios de Morelos, a los neoconquistadores empresarios de España, al proyecto de Estado para Morelos. A dos años del crimen, sus autores materiales e intelectuales gozan de plena libertad y se preparan para recibir los enormes beneficios que les proporciona la termoeléctrica y el desprecio y despojo de los pueblos. En este texto explicamos algunos motivos por los que exigir justicia para Samir, implica defender a quienes defienden la vida, tal como él lo hizo, y por qué ésta es tarea de todxs.

_____

_____

Samir Flores Soberanes fue uno de los más férreos defensores del territorio en su pueblo natal, Amilcingo, en el municipio de Temoac, Estado de Morelos. Padre de cuatro hijxs y herrero de oficio, su formación política provino del conocimiento milenario de su pueblo y fue heredera de la lucha que antes había sembrado allí su tío Vinh Flores Laureano (izquierdista legendario, fundador del municipio de Temoac, defensor del normalismo y víctima del terrorismo de Estado); estuvo además inspirada por sobrevivientes del 68, maestros normalistas y la teología de la liberación. Estudió Derecho de manera autodidacta y no fueron pocos en Amilcingo los que buscaban su consejo. En su trabajo por la reconstitución integral de los pueblos nahuas de Morelos, Samir promovió la milpa y proyectos de reforestación; como educador apoyó en programas de revitalización de lengua y cultura náhuatl, fue maestro de locución y periodista y locutor en Radio Amilzinko, de la cual fue fundador. Como defensor del territorio cultivó los modos de vida de Amilcingo y los pueblos nahuas de morelos, el mutualismo, la organización democrática y asamblearia.

El caminar de Samir puso en evidencia la podredumbre del partidismo mexicano y la complicidad de la clase política y empresarial mexicana con el neocolonialismo trasnacional. En medio de la crisis humanitaria causada por la “guerra contra el narco” que Felipe Calderón Hinojosa desató para legitimarse frente al fraude electoral de 2006, políticos y empresarios mexicanos pactaron con el Estado atraer la inversión y extender la industria maquiladora en la zona centro del país. En 2009, ante la construcción de las autovías ‘Libramiento Norte’ y ‘Sur-Poniente de Puebla’ surge el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua (FPDTA). Amilcingo se une y elige a Samir como uno de sus voceros. Por otra parte, los gobiernos federal y estatal dieron inicio al Proyecto Integral Morelos (PIM), que consta de dos centrales termoeléctricas encargadas a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y que requieren de un gasoducto que comienza en Tlaxcala y de un acueducto que está acabando con la cuenca del río Cuautla, y los ecosistemas y agricultura de la que viven los pueblos nahuas y campesinos de Morelos. En el sexenio de Enrique Peña Nieto se aceleró la construcción del PIM y se recrudeció la represión. Violando los derechos de los pueblos a la consulta y sin datos ambientales apropiados, la Secretaría de Energía les otorga extravagantes concesiones a las empresas españolas Abengoa, Elecnor y Enagas y a la italiana Bonatti. Los pueblos que fueron el corazón de la primera revolución zapatista se avisparon. Reclaman que el gasoducto pone en riesgo a decenas de poblados que se encuentran en la zona del Popocatépetl un volcán activo. Surge así en 2011, el Frente en Defensa de las Tierras y Aguas de los Pueblos de Morelos, Puebla y Tlaxcala (FPDTA MPT) y eln 2012, e Frente Juvenil en Defensa de Tepoztlán y los Frentes Unidos en Defensa de Tepoztlán, que se oponen a la ampliación de la autopista Pera-Cuautla. Consecuente, Samir contribuyó a la lucha de todas estas organizaciones contra los megaproyectos.

La resistencia lo lleva a acercarse a luchas afuera de Morelos, visita los caracoles zapatistas, se encuentra con secciones de la CNTE en Oaxaca, con miembros de la APPO, con decenas de organizaciones de izquierda, ambientalistas, organizaciones urbanas anticapitalistas, redes de radios comunitarias. Se une al reclamo de las madres y padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Por su tenacidad, capacidad, honestidad, el Congreso Nacional Indígena (CNI) lo nombró delegado. A partir de 2017 participa en las mesas que deciden la formación del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) y que llevaría a la vocera Marichuy a irrumpir en la fiesta electoral y a extender la lucha anticapitalista y antipatriarcal de los pueblos originarios por todo el territorio llamado México. En resumen, la lucha de Samir es la de los pueblos nahuas en defensa de sus territorios contra más de quinientos años de despojo y desprecio; es la continuación de la lucha revolucionaria de los pueblos de Morelos. Él venía de abajo, de la clase trabajadora; era de izquierda y abogaba por el derecho a la educación digna, por la justicia ambiental y por la defensa del territorio y de la vida.

Durante su campaña electoral, Andrés Manuel López Obrador promete a los opositores del PIM cancelarlo. Sin embargo, al mismo tiempo pacta con los caciques-empresarios en Morelos y con partidos corporativistas neo-priístas como el PANAL y con partidos de extrema derecha, como el PES, cuyo líder, Hugo Éric Flores Cervantes, está señalado por proteger a grupos paramilitares responsables de la masacre de Acteal. Una vez en la presidencia, con Manuel Bartlett (poderoso líder priísta y cómplice del terrorismo de Estado) al frente de la CFE, AMLO encomienda a Hugo Eric Flores “dialogar” con los pueblos afectados por el PIM. No hubo diálogo, sino propaganda desinformativa para que se votara a favor de la termoeléctrica en consultas ciudadanas que incumplen en el respeto a los derechos humanos de los pueblos originarios. El 9 de febrero de 2019, anuncia AMLO en la mañanera que el proyecto será sometido a consulta y promueve en Cuautla el PIM, argumentando que no agudizará la crisis hídrica que se vive en la región. Al día siguiente, cuando distintas organizaciones alzaron su voz en oposición al proyecto, el presidente descalifica su lucha y los tilda “radicales de izquierda” y “conservadores”. Samir y sus compañeros regresaron a sus pueblos en donde organizaron asambleas multitudinarias.

El 19 de febrero, Samir y otros opositores organizan una protesta en Jonacatepec, donde se encontraba Hugo Eric Flores promoviendo, supuestamente, la aprobación del proyecto, y logran llamar la atención de la prensa nacional; en la madrugada del día siguiente Samir fue asesinado afuera de su casa. Es evidente que sus asesinos tomaron las palabras de AMLO como una luz verde para acabar con su vida. Por eso, AMLO, con sus palabras, lleva una buena parte de la responsabilidad en su asesinato. Queda claro: no es posible corregir al sistema capitalista. 

Un proverbio mexicano dice que quienes luchan en la vida por la vida nunca mueren. Samir continúa viviendo en la lucha de Amilcingo y los pueblos nahuas y originarios de México y el mundo. Tras su asesinato, la ambientalista y luchadora social, Liliana Velásquez, compañera de vida de Samir, tiene que continuar con el cuidado de sus [email protected] y casa, su trabajo y además seguir con la labor en la brigada de salud “Vinh Flores Laureano” y como locutora en la radio y asistiendo a las asambleas. Tras su asesinato, se cancela la consulta en Amilcingo, la escuela primaria toma su nombre, las ondas de Radio Amilzinko no cesan de amplificar la resistencia y la rebeldía. En Amilcingo y en otros lugares de Morelos el presidente es declarada persona non grata. En el cabildo de Temoac, Huazulco, Amayuca y otros sitios arden las urnas. El  FPDTA MPT presenta pruebas de que las consultas están amañanads. La llama de la rebeldía contra el PIM se extiende por todo el centro y sur de México. Miles nos unimos al reclamo de justicia; marchamos, hacemos acciones dislocadas. El 9 de abril se reúne el CNI-CIG en Amilcingo, acuden cientos de representantes de organizaciones de izquierda de México y de otras partes del mundo, incluyendo representantes del pueblo Sami en Noruega y luchadores tan diversos como Hugo Blanco o doña Fili de Santo Domingo. El 10 de abril, una protesta multitudinaria sucede en  en Anenecuilco, tierra de Emiliano Zapata; termina en Huexca, frente a la termoeléctrica. La gráfica y el discurso populares hacen a Samir heredero del revolucionario el día de su conmemoración luctuosa. 

La resistencia de quienes se oponen al PIM ha obtenido importantes victorias. Con una avanzada estrategia legal el gasoducto se encuentra hoy en día detenido en Amilcingo. El resto del 2019, el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua Morelos, Puebla, Tlaxcala (FPDTA MPT), con el apoyo del CNI-CIG y el EZLN, avanza en la lucha contra los megaproyectos. En el primer aniversario por la muerte de Samir, queda plantado en el Zócalo de la Ciudad de México un busto con su rostro, que acompaña al resto de los anti-monumentos que denuncian al Estado mexicano en la metrópolis. Un tribunal federal tímidamente ha admitido que las quejas interpuestas por los opositores al PIM tienen sustento y que las consultas violaron el derecho de los pueblos a una consulta previa, libre e informada.

Es el poder popular construido desde abajo, digno continuador de las luchas de los pueblos indígenas y campesinos zapatistas de Morelos, que asegura que el gasoducto esté hoy detenido y que lucha contra la destrucción de la cuenca del río Cuautla. En medio de la pandemia, Amilcingo y una larga lista de músicos rebeldes y conscientes nacionales e internacionales organizan un exitoso festival virtuales para el reclamo de justicia y con campañas organizaciones solidarias reunen algunos fondos para la construcción de una casa para la familia Flores Vázquez. Huexca resiste. Sin embargo, el reto contra el PIM es enorme. A finales de noviembre de 2020 la Guardia Nacional desalojó un plantón que el FPDTAMPT y los ejidatarios de Ayala mantenían en Aplataco, y ocupa ahora la termoeléctrica, cuyos estragos ambientales comienzan a ser cada vez más visibles. 

A los ecosistemas los hicieron y los hacen los pueblos.
El centro de México se encuentra en la peor crisis hídrica y ambiental de su historia. El PIM implica extender el complejo urbano industrial no sólo en Morelos, Puebla y Tlaxcala sino también en el Valle de México y de Toluca y por lo tanto la destrucción de una compleja red de ecosistemas vitales para garantizar el futuro en una de las regiones más pobladas y diversas de la Tierra. A los ecosistemas los hicieron y los hacen los pueblos. En su contra están proyectos nacionales y trasnacionales extractivistas, el crimen organizado y las más de las veces también el aparato de Estado.

Como ha sido señalado una y otra vez por el CNI-CIG, el PIM es una pieza necesaria para realizar otros megaproyectos de la así llamada cuarta transformación, muchos de los cuales son en realidad la actualización o la recreación de proyectos capitalistas anteriores. Tal es el caso del Tren Transístmico, inicialmente ideado por los capitalistas del siglo XIX, el cual para unir el Pacífico con el Atlántico necesita dividir a México y a Centro América, impulsa el modelo de las zonas libres de impuestos que pulularon en el sexenio de Felipe Calderón, y que buscan atraer la inversión mediante la condonación de impuestos.

De este modo, la política industrialista trasnacional, renovada por el actual gobierno, no sólo obstaculiza el restablecimiento de la vida silvestre y forestal necesario para revertir la crisis ambiental  mundial, sino también la agricultura sustentable y otros tipos de economía propios de los pueblos originarios. En contraste, las resistencias contra los megaproyectos demuestran que el supuesto desarrollo de dicha política profundiza el sometimiento de regiones enteras a las potencias imperialistas y de la clase trabajadora a los dueños del mercado trasnacionaly abren brechas para poner soluciones integrales a la crisis civilizatoria en la que nos encontramos todxs.

Exigir justicia por Samir es exigir justicia para las víctimas de todo tipo de desprecio y de racismo,
Por todo esto es necesario que haya justicia para Samir, porque al exigirla defendemos a quienes se oponen al PIM y a los megaproyectos en México y a gobiernos que con su racismo e ignorancia están terminando con la posibilidad de un futuro digno para todxs. Exigr justicia para Samir es también defender al CNI, CIG y EZLN, que han optado por la reconstitución integral de los pueblos, esto es, de la vida, desde abajo y a la izquierda y exponer al patriarcado colonialista, que afecta especialmente a las mujeres protectoras y defensoras de la vida, y cuya guerra está dejando a millones de familias de los muchos abajos sin [email protected] compañ[email protected] o familiar.

Exigir justicia por Samir es exigir justicia para las víctimas de todo tipo de desprecio y de racismo, para todas las víctimas del terrorismo de Estado desde que éste comenzó a fundarse hace 528 años, para las normales rurales y quienes defienden otras formas de educación dignas y distintas, para quienes cuidan la palabra que es territorio, para [email protected] periodistas [email protected], para las madres y padres de Ayotzinapa y las familias en búsqueda de verdad y justicia, para [email protected] [email protected] del campo y la ciudad, [email protected] ambientalistas y quienes defienden el territorio y por hacerlo sufren represión y son [email protected] y que en su mayoría pertenecen a los pueblos originarios y pueblos guardianes de futuridades sustentables, inclusivas y mejores. Por eso, necesitamos que haya justicia para Samir; exigirla, es defender a quienes defienden la vida con la suya y nos incumbe a [email protected]

 

¡JUSTICIA PARA SAMIR! 

¡AGUA SÍ, TERMO NO!


Vídeo Recomendado



Previo

El Canon del Jazz: Una revisión de los temas clave del arte sincopado

Siguiente

CFE sube fotos falsas para “reconocer” a sus trabajadores

Sin comentarios

Deja un comentario