El Eurojazz y la falta de apoyo al jazz nacional

No hay duda de que el Jazz en México ha crecido en los últimos años, apoyado de múltiples foros que abren sus escenarios para dar cabida a cientos de proyectos musicales independientes de origen mexicano. Pero también es un hecho que la falta de apoyo institucional a los músicos mexicanos (que tan solo es parte del deterioro cultural generalizado en este país) retarda la imparable explosión del jazz nacional. En este sentido, no es extraño que el festival más importante para la música sincopada sea una propuesta como el Eurojazz, con grupos desconocidos para la mayoría de sus seguidores que sin embargo resulta muy efectivo por el impulso mediático y la infraestructura que se destina para su realización.

No se trata de demeritar al Eurojazz, que sin duda resulta un evento de probada calidad y que al ser abierto y de entrada libre se constituye como una gran oportunidad para acercar uno de los grandes géneros de la historia de la música al público en general, sino de señalar que estos espacios no son aprovechados de manera eficiente para apuntalar la escena jazzística en México, que es finalmente la que podemos vivir permanentemente en esta gran ciudad.

Tampoco es la intención denunciar la falta de visión de los organizadores o de proyectos con apoyo institucional (porque esa es evidente), sino la de visualizar un vacío en la forma de gestionar los proyectos independientes. Hay preguntas en el horizonte que los propios jazzistas deberían estarse planteando desde esta experiencia que desnuda múltiples fallas del gremio: ¿Por qué los proyectos nacionales, de probada calidad musical, son tan poco apoyados si hay espacios que funcionan desde la propuesta jazzística, como el Eurojazz?

Un ejemplo claro de la falta de apoyo, pero también de la falta de construcción comunitaria y seriedad en el trabajo cotidiano de las propias bandas (me refiero al que no tiene que ver con la interpretación y que para efectos de sustentabilidad es igual de importante que la propuesta artística) es el rotundo fracaso que está teniendo la Orquesta Nacional de Jazz de México para recabar fondos para grabar su primer disco por medio de una campaña crowfunding (que hasta el momento y con solo 4 días restantes, no ha logrado recaudar ni el 5% de lo solicitado). Desde mi perspectiva esto se debe a que el tejido comunitario (que sin duda debe ser la base de las propuestas culturales ante el vacío institucional que sufrimos) no se construye con discursos sino con acciones, que además deben sostenerse por un periodo considerable de tiempo.

Pero la respuesta (o las respuestas) seguramente es compleja y difícilmente la podemos encontrar en este espacio, por lo que más allá de iniciar una tentativa para encontrarla, prefiero aprovechar una nota con la cartelera del Eurojazz y compartir un recurso fundamental para ubicar, reconocer y disfrutar las enormes propuestas que el jazz hecho por mexicanos está generando. Me refiero a la Agenda Contra Tiempo Jazz, un espacio virtual que incluye más de 15 foros y por lo menos 30 grandes opciones para escuchar jazz en la Ciudad de México y que se actualiza cada semana.

Y como han entrado acá para leer sobre el Eurojazz 2016, les compartimos esta gran recopilación que ha realizado Sin Embargo sobre lo que viene a lo largo del festival del Centro Nacional de las Artes:

______________________________________________________________________________________________

Este sábado 5, a las 13:30 horas, se presentará en el marco del Eurojazz 2016 el italiano Danilo Rea, quien nació en Vicenza, pero considera que su carrera musical surgió en su casa de Roma, donde descubrió los viejos vinilos de Domenico Modugno.

Con solo 18 años, Rea debutó como músico de jazz y empezó a colaborar con figuras como Chet Baker, Lee Konitz, John Scofield, Steve Grossman, Bob Berg, Michael Brecker, Joe Lovano, Phil Woods y Art Farmer, entre otros.

Durante su carrera ha ofrecido conciertos a dos pianos con Brad Mehldau, Danilo Pérez, Michel Camilo y Luis Bacalov y también mantiene una estrecha relación con la música clásica, de la que ha publicado varios discos de improvisaciones sobre arias líricas.

El mismo sábado 5, a las 17:00 horas, tocará el turno al grupo alemán Root 70, uno de los proyectos del trombonista alemán Nils Wogram y clásico cuarteto de jazz sin ningún instrumento de armonía. Los otros integrantes son el multiinstrumentista neozelandés Hayden Chisholm, el bajista neozelandés Matt Penman y el baterista germano Jochen Rueckert.

_____

_____

Chisholm se dedica además a la música nueva y la música popular del mundo, mientras que Penman es reconocido en Nueva York y ha coproducido con David Liebman, Wolfgang Muthspiel, George Cables, Ben Monder y Gary Bartz.

Rueckert, en tanto, se ha presentado en América, Europa, Asia y Australia y ha grabado con Marc Copland Trio, Kurt Rosenwinkel Group y Mark Turner Band, entre otros.

La música de Root 70 se percibe como un bop evolucionado y tremendamente sofisticado que recuerda por momentos a los grupos más cool de los años 50 y 60, descripción que sigue vigente en su tema “Don’t Believe”, que evoca el arte contrapuntístico de Sebastian Bach.

Sureda es el grupo de Bélgica que abrirá los conciertos del domingo 6 de marzo con una propuesta musical diferente. A las 13:30 esta banda mostrará por qué es requerida para presentarse en festivales y foros importantes alrededor del mundo (Chile, Brasil, Alemania, España, Holanda y Francia, entre otros países).

En México Sureda fue invitado por la Universidad Veracruzana de Xalapa y realizó una exitosa gira por el estado de Veracruz, compartiendo escenario con el ensamble de jazz mexicano Orbis Tertius.

Su música es ahora una fusión de estilos mexicanos, celtas, mediterráneos y latinos. Desde sus inicios, el grupo fue concebido como un vehículo para fusionar diferentes culturas a través de la composición, tomando la poesía como punto de partida. Tras su estancia en México adquirió un color musical original, influido por la música folclórica mexicana y la introducción de instrumentos como la jarana, el tres y el requinto. Sus composiciones son en catalán, castellano y francés, entre otros idiomas.

También el domingo 6, a las 17:00 horas, se presentará José Luis Gutiérrez – Iberjazz Trío, grupo influido por las músicas ibéricas con un particular estilo que incluye composiciones originales con un concepto propio: colores ibéricos y apasionados a partir de sonidos ancestrales y actuales. Música profunda que se clava y permanece en el recuerdo.

José Luis Gutiérrez es uno de los músicos más innovadores de la escena española, tiene gran capacidad de improvisación, toca saxofones y objetos sonoros.

Marco Niemietz, otro integrante de la agrupación, es un bajista y contrabajista distinguido por el Emergenza Festival ´08 como el mejor bajista de España. Ha trabajado con Jorge Pardo, Antonio Serrano, Miguel Ángel Varela, Khalif Wilin´Walter, Dany del Toro, Leburn Maddox, Lucrecia, Kiko García e Innes Sibun, entre otros.

El especialista en el campo de la improvisación, L.A.R. Legido, completa este trío. Es pionero del movimiento de la improvisación libre en Galicia y profesor de batería, expresión rítmica e improvisación en Santiago de Compostela.

La República Checa se hará presente con la presentación de Iva Bittová y Antonin Fajt el sábado 12, a las 13:30 horas. Bittová es una violinista, cantante y compositora nacida en la ahora República Checa. Inició su trabajo como violinista en los años 80. Su técnica vocal e instrumental única pronto ganó reconocimiento internacional. Desde entonces ha actuado en toda Europa, Estados Unidos y Japón y ha publicado más de ocho álbumes en solitario.

Antonin Fajt, en tanto, es el hijo más pequeño de Iva Bittová. Nació en 1990 en República Checa y es compositor, pianista y productor. En 2014 se graduó de Compositor en la Universidad de Brno. Ha compuesto varias obras de cámara, como Thyme, para cuarteto de cuerdas; Feral Spirits, para trío de piano, clarinete, batería y bajo; y el tema para orquesta Amian. En los últimos tiempos explora la posibilidad de innovar técnicas de piano.

Luca Ciarla Quartet, uno de los grupos de jazz italianos más originales de los últimos años, se presentará el sábado 12, a las 17:00 horas. Este grupo está formado por Luca Ciarla en el violín; Carmine Ioanna en el acordeón, Maurizio Perrone en el contrabajo y Francesco Savoretti en las percusiones.

El cuarteto ha desarrollado un sonido único, cuyas composiciones y arreglos son consecuencia natural de la síntesis entre el jazz contemporáneo, los sonidos familiares de la tradición folclórica italiana y el área del Mediterráneo. Su reciente álbum ViolinAir, grabado en Tailandia durante una gira por Asia, presenta obras originales y arreglos de clásicos como “A Night in Tunisia” y “Roulotte & Caravan”.

Ciarla es uno de los violinistas italianos más creativos. Su música trasciende los límites entre los géneros, incluyendo composiciones escritas e improvisaciones, sonidos tradicionales y contemporáneos.

El domingo 13 de marzo, a las 17:00 horas, subirá al escenario el Cuarteto Drifter, de Bélgica. Esta agrupación fue creada por el pianista finlandés Alexi Tuomarila y el saxofonista belga Nicolas Kummert. Los acompañan Axel Gilain y Teun Verbruggen.

El grupo fusiona la energía e intensidad de hace 10 años con la experiencia de más de una década de giras y conciertos con importantes músicos del mundo, para crear una música repleta de originalidad y diversidad, que combina estilos, giros sorprendentes e interacciones rítmicas, entre otros elementos.

Tuomarila nació en Finlandia y como pianista y compositor se ha convertido en un referente en la escena del jazz europeo. Tiene una extensa carrera en la que ha compartido escenario con el trompetista y artista Tomasz Stańko.

Kummert, por su parte, nació en Bélgica y es también cantante y compositor. Es reconocido por su versatilidad y ha tocado y grabado con figuras como Jef Neve, Manu Dibango, Hervé Samb y Lionel Loueke.

Axel Gilain es un guitarrista ecléctico que nació en Benin y en cuyas improvisaciones narra historias de África, mientras que Verbruggen es baterista y líder de varios proyectos, junto con artistas como Andrew D’Angelo, Trevor Dunn o Nate Wooley.

Uno de los músicos polacos de jazz más destacados y creativos es Adam Pierończyk, quien llegará con su trío el sábado 19 de marzo, a las 13:30 horas.

Pierończyk ofrece conciertos en todo el mundo. En 2015 el periódico Jazz Forum lo nombró por undécima vez Mejor saxofonista soprano, mientras que en 2011 fue postulado en cinco categorías para el Premio Fryderyk (Premio Nacional de Música – equivalente al Grammy en Polonia), obteniendo las estatuillas más importantes: Mejor Artista del Año y Mejor Álbum de Jazz.

Entre 2011 y 2015 fue director artístico del Sopot Jazz Festival, en su natal Polonia. Compone música para espectáculos teatrales y ha colaborado con artistas de la talla de Gary Thomas, Greg Osby, Sam Rivers, Archie Shepp, Miroslav Vitous, Bobby McFerrin, Tomasz Stańko, Ted Curson, Anthony Cox, Joey Calderazzo y Leszek Możdżer.

Su reciente álbum The Planet Of Eternal Life contiene 15 composiciones, entre ellas dos de jazz: “Giant Steps”, escrita por John Coltrane, y “Cherokee”, autoría de Ray Noble, en las que algunos registros normalmente inalcanzables de saxofón soprano quedaron grabados.

Desde Andorra llegarán Jordi Barceló (pianista y compositor) y el mexicano Manuel Alonso (guitarrista flamenco), quienes acompañados por el percusionista Pablo Gómez presentarán el sábado 19, a las 17:00 horas su reciente propuesta musical: Latin Stride & Flamenco.

Manuel Alonso es el primer mexicano en el mundo que se titula en flamenco, ya que posee el Grado Superior de Música en Guitarra Flamenca por la Escuela Superior de Música de Cataluña.

Arraigado en Barcelona desde hace una década y residente en Andorra, es también Licenciado en Guitarra clásica por la Escuela Nacional de Música de la UNAM. Actualmente trabaja en varios proyectos musicales como director musical, arreglista e intérprete, al tiempo que prepara su primer disco de guitarra flamenca con temas originales.

Barceló, por su parte, también compositor y pedagogo, es director de la Escola de Música de les Valls del Nord y además de ocupar otros cargos ejecutivos en gremios musicales, ha colaborado como compositor, arreglista, director musical e intérprete al piano con artistas y grupos de música clásica, jazz, flamenco y música latina.

Gómez, en tanto, es percusionista titulado por la Escuela Superior de Música de Cataluña y ha recorrido la Península ibérica, Marruecos, Suiza, Francia e Italia como parte del grupo de flamenco Ropa Vieja.

El Festival Eurojazz 2016 llegará a su fin el domingo 20 de marzo con dos conciertos que pondrán la cereza a este encuentro que año con año trae a México lo mejor del jazz europeo. A las 13:30 tocará el Trío Mopo.

Inspirado en el jazz, punk de los años 70 y en la naturaleza finlandesa, este grupo publicó en 2012 su primer álbum (Jee!) y en 2014 su segundo material discográfico (Beibe), ganador en Finlandia del premio Emma, equivalente al Grammy, en la categoría Mejor Álbum de Jazz 2015.

Los integrantes de este grupo son Linda Fredriksson (saxófonos, glockenspiel y flauta larga); Eero Tikkanen (contrabajo, harmónica, y Rubber Chicken (pollo de hule)), y Eeti Nieminen (batería, campana de reno y harpa de boca).

La tarde del mismo domingo, a las 17:00 horas, se presentará la banda austríaca Holler My Dear, cuyo universo musical es de muchos colores, matices y facetas. Su sonido ofrece un espectro inusitadamente amplio para lo que es el jazz.

A grandes rasgos, este joven sexteto se mueve entre números acústicos y entreverados con elementos ligeros de jazz y folk, llenos de sentimiento y amenidad; un artístico gesto de pop y melancolía agridulce.

Sus integrantes son Laura Winkler (voz y composición); Stephen Molchanski (trompeta, beat box, percusión y canto); Fabian Koppri (mandolina, guitarra eléctrica y canto); Lucas Dietrich (contrabajo y ukelele bajo); Valentin Butt (acordeón) y Elena Shams (batería).

La entrada a los conciertos es libre y habrá además clases magistrales a cargo de cinco agrupaciones participantes en el festival. El Cenart transmitirá los conciertos vía streaming.

Con información de Sin Embargo.

Previo

ROSTROS DE FUEGO, DEL BORDO A LA ESPERANZA

Siguiente

Los 542 Documentales de Naranjas de Hiroshima

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *