El City Manager de la Miguel Hidalgo fue secuestrado por personal de seguridad privada

Últimamente los city manager del otrora Distrito Federal dan bastante de que hablar debido a sus transmisiones en vivo vía Periscope y ahora toca comentar un caso preocupante ya que Arne aus de Ruthen, un funcionario de la Miguel Hidalgo, ha sido golpeado y capturado por elementos de seguridad privada. Todo esto mientras realizaba una transmisión acerca de un operativo de seguridad en la calle Reforma.

Súbete hijo de… decían los “guaruras” mientras subían al servidor público a una camioneta para privarlo de su libertad.

En la transmisión original en Periscope (que en su totalidad fue de 40 minutos) se puede observar como la audiencia del city manager manda mensaje de “ayuda” y “auxilio”. A los pocos minutos de estar en la camioneta, el vídeo termina.

 

periscope1

La delegada Xóchitl Gálvez se manifestó en Twitter sobre el suceso. Pidiendo apoyo ¿a los tuiteros? para encontrar la camioneta de los secuestradores de Arne:

Minutos después, la cuenta oficial de la delegación Miguel Hidalgo aclaró el estado de su city manager

En entrevista con Milenio Televisión, Gálvez menciona que  Arne aus de Rithen “se encuentra golpeado con el labio roto, llegaron cuatro escoltas porque fueron retirados los vehículos de un personaje que se cree influyente que vive ahí, los escoltas llegaron con sirenas en sus vehículos, sirenas de uso exclusivo de la policía, él iba a su casa y fue un ataque cobarde”. También aclaró que ya tienen ubicados tanto a los agresores, como a su patrón, quien solo es referido como un personaje que se considera [a si mismo] influyente a causa de su poder adquisitivo.

El dato: En 2015, aus de Ruthen se registró como candidato independiente para la misma delegación en la que ahora labora. También en 2015, impugnó el registro de su ahora jefa, Xóchitl Gálvez, ya que ella no contaba con credencial de elector con domicilio Ciudad de México.

Previo

Adiós a la policía moral Iraní

Siguiente

La geopolítica de la beneficiencia pública.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *