SEP no entrega certificados de secundaria a decenas de alumnos en CDMX, los deja sin preparatoria a tiempo

Reglas burocráticas de instituciones educativas de educación media superior e ineficiencia de la SEP o escuelas privadas vuelven una pesadilla el continuar la educación para algunos jóvenes en México, incluso con promedio de excelencia.

Es más, la situación llega al punto de tener que judicializar los procesos de admisión. Por ejemplo, Excélsior recuerda el caso de la estudiante Lorena González, que casi pierde su entrada al CCH Sur porque su colegio de secundaria no le emitió su certificado a tiempo.

Dice la nota original de Octubre de 2020:


El certificado de secundaria que Lorena debió haber recibido desde hace meses, pues el ciclo escolar 2019-2020 terminó el pasado 19 de junio, sigue sin lograr descargarlo vía electrónica, a pesar de que Francisco Javier Rebolledo Peña, juez sexto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, a través de un amparo, ya ordenó que fuera entregado a la alumna.

Trasciende que Lorena tenía un promedio casi perfecto, de 98, y el colegio particular donde estudió la secundaria no cargó sus datos para trámite no por negligencia sino porque el sistema informático de la SEP fallaba debido a una dificultad tecnológica y burocrática.

En consecuencia, la joven no entró al CCH SUR. Si bien el caso de ella es icónico, otros 50 compañeros de ella no tuvieron su certificado a tiempo debido a que la SEP clausuró la manera en que su secundaria cargaba los datos.

Ante la imposibilidad de ingresar, y el requisito indispensable del sistema en el que el CCH Sur (dependiente del programa de preparatorias de la UNAM) exigía cargar los documentos en tres días, la familia de Lorena tramitó un amparo.

Como dato al margen, Lorena fue diagnosticada con Diabetes tipo 1 y W Radio indica declaraciones de la estudiante donde hace una relación con los problemas con la SEP y el estrés de no entrar a la preparatoria de su elección. Al final, fue aceptada gracias al amparo:

_____

_____

Un juez del sexto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, Francisco Javier Rebolledo Peña, a través de un amparo, ordenó ayer a la UNAM respetar el lugar en el CCH Sur, luego que Lorena había obtenido los 98 aciertos para ingresar, pero su escuela no emitió certificado.

Con este antecedente, Excélsior ahora reporta que siguen los problemas con los certificados y ahora destacan -entre tantos- el caso de un estudiante con promedio de excelencia atrapado entre la ineficacia de la SEP y la burocracia de la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (Comipems) como reguladora del requisito de admisión para el bachillerato de la UNAM:

Los alumnos de secundaria de excelencia pierden el lugar que ganaron en las instituciones más demandadas de la UNAM porque, al no presentar el certificado, la Comipems lo toma como si fuera un 6 de promedio, cuando la máxima casa de estudios solicita un mínimo de 7. La única solución que les dan es volver a hacer el examen de colocación a bachillerato para el próximo año.

“Cristian tenía un promedio de 9.2 en secundaria y 109 puntos de examen Comipems, perfectamente le alcanzaba para la opción que quería, que era la Preparatoria 8. Nos comunicamos con la escuela y nos dijeron que sí habían hecho todo el trámite, sin embargo, el certificado no había sido expedido, pues se había atrasado por covid”, explicó Franco Oyarce, papá de Cristian, en entrevista con Excélsior.

Cristian, al igual que Lorena, tenía sus esperanzas en una preparatoria pública ligada a la UNAM que se acomodaba a su ubicación y economía: la Prepa 8. Ahora también está peleando por la vía legal su lugar para seguir estudiando.


Vídeo Recomendado



Previo

Los países deben abrir su fronteras a los refugiados afganos: Malala Yousafzai

Siguiente

Karen Díaz y las mujeres árbitro que van tomando espacio en la Liga MX

Sin comentarios

Deja un comentario