#AltoAlFuego: La campaña para traer la paz a las familias tsotsiles desplazadas de Aldama

Cientos de familias tsotsiles de Aldama están en riesgo de padecer hambruna por el desplazamiento forzado e intermitente derivado de los recientes ataques armados de un grupo paramilitar del municipio de Chenalhó, en la región de Los Altos de Chiapas.

Los ataques con armas de alto poder por parte del grupo paramilitar se incrementaron en cantidad y frecuencia desde el pasado 13 de agosto, sin que las autoridades hayan intervenido para mediar el conflicto.

FIRMA LA CAMPAÑA


Los tsotsiles desplazados utilizan casas en construcción y escuelas como refugios temporales, mientras que otros buscaron asilo con familiares al estar imposibilitados de entrar a sus tierras de cultivo por temor a ser asesinados.

La presión de los paramilitares de Chenalhó que mantienen ataques constantes día y noche es para tomar posesión de 60 hectáreas que han pertenecido históricamente a los tsotsiles de Aldama. Las intervenciones del gobierno han sido insuficientes para detener la violencia, a pesar de que los pobladores de Aldama han solicitado en numerosas ocasiones su participación para detener el conflicto.

En la campaña lanzada por el CDH Frayba, se explica que “13 comunidades del Pueblo Tsotsil de Aldama, en Chiapas, México se encuentran en situación de desplazamiento forzado. Desde marzo de 2018 huyen al monte o a otras comunidades, pasan días sin comida ni abrigo. La mayoría son mujeres con niñas, niños y personas mayores. Les queremos de regreso en su casa con paz y atención humanitaria”.

_____

_____

FIRMA LA CAMPAÑA

La iniciativa hace un llamado al Estado mexicano para: 1) Investigar, sancionar, desarticular, detener a los grupos civiles armados responsables de la violencia. 2) Proporcionar atención humanitaria a la población en desplazamiento forzado de comunidades en los límites de Aldama- Chenalhó. 3) Retorno definitivo con seguridad para las desplazadas.

Con información del Centro de Derecho Humano Frayba


Vídeo Recomendado



Previo

“Pues la niña también traía tatuajes por todos lados”, dice Fiscal sobre feminicidio de Danna

Siguiente

Libros que espantan hasta el hastío

Sin comentarios

Deja un comentario