Crecen redes de apoyo para emprendedoras


Escucha nuestro podcast



Diversos estudios del ecosistema emprendedor resaltan que cada año aumenta la participación de las mujeres en la creación de empresas. Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) aseguran que tres de cada cinco pymes son lideradas por mujeres mientras que la Asociación de Emprendedores de México (ASEM), señala que el emprendimiento femenino representa al 11.2% del total de empresas en el país.

Otro dato del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) 2018/2019, es que el 41.2% de las mujeres mexicanas consideran que poseen los conocimientos, habilidades y experiencia necesarias para iniciar un negocio o empresa.

¿Qué falta para que den el paso? Para incrementar el número de negocios operados por ellas han surgido en México diversas instituciones dedicadas a ofrecer consejos para mujeres empresarias que tienen como objetivo disminuir la brecha de género y, por consecuencia, mejorar la economía del país y el mundo.  


Retos y oportunidades para las emprendedoras

Datos del INEGI y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE) señalan que en México:

  • 31% de las mujeres tiene puestos en alta dirección.
  • 9% tiene puestos directivos.
  • 7% de las ejecutivas es parte de las juntas directivas.
  • 13% tiene a su cargo direcciones funcionales.
  • 22% ocupa puestos de mandos medios.

Aún así, el trabajo de las mujeres equivale a 60,000 millones de pesos (mdp) al día en el país, cifra que se dio a conocer el 9 de marzo del 2020, cuando las mexicanas hicieron un paro nacional en contra de la violencia de género. Sin embargo, de este total, sólo el 33% es trabajo remunerado. En total, las mujeres aportan poco más de 458,000 millones de dólares (mdd) al Producto Interno Bruto (PIB) del país al año.

Por otro lado, la balanza del emprendimiento en México, y en todo Latinoamérica, se inclina más hacia lo masculino que hacia lo femenino. Una de las razones es el miedo al fracaso que, aunque no es exclusivo del género, sí está más arraigado.

De acuerdo con datos de LinkedIn, las mujeres solo se postulan para un empleo cuando cumplen con el 90% de las habilidades requeridas, mientras que los hombres lo hacen con el 60%. La plataforma también señaló que es 13% menos probable que los reclutadores abran el currículo de una mujer que de un hombre.

Otro factor es la responsabilidad del hogar que, aunque puede ser autoimpuesta, no cambia la estadística de la OCDE que señala que las mexicanas dedican cuatro horas diarias más a estas actividades que los hombres.

_____

_____

A esto se suman otras barreras, como la falta de modelos a seguir y la falta de financiamiento, pues solo 17.2% de las mujeres aseguran que tendría acceso a créditos para iniciar un negocio y 16.5% tendría acceso a capacitaciones para emprendedoras, según la OCDE.

Estructuras a favor de las mujeres

Aunque existen barreras de entrada para que haya más mujeres empresarias y ejecutivas, también hay organizaciones enfocadas en apoyarlas. Estas son algunas de ellas:

Pro Mujer

Institución que combina las microfinanzas con el cuidado de la salud y el empoderamiento de las mujeres en diferentes sedes en todo el país.

mexico.promujer.org 

CREA

Desde hace 11 años desarrolla programas de impacto para empoderar e impulsar mujeres emprendedoras y empresarias de zonas marginadas, ofreciendo programas educativos para ejecutar ideas de negocio o crecer el que ya tienen.

crea.org.mx 

Mujer emprende

Escuela de negocios digital que mejora las habilidades emprendedoras y de liderazgo con cursos online y eventos locales.

mujeremprende.com.mx

Victoria147

Ayuda a las emprendedoras en etapa temprana con programas en línea o presenciales. Además cuenta con una red de mujeres empresarias y eventos de networking y educación.

victoria147.org

Dalia Empower

Comunidad global de networking y aprendizaje que da acompañamiento para mujeres que quieren crecer de forma personal y profesional.

daliaempower.com 

Además de estas organizaciones, existen otras que dan acceso a financiamiento exclusivo para mujeres, como Fondeso y el programa de apoyo a Mujeres Empresarias Nafin.

Como agentes de cambio, las organizaciones que ofrecen financiamiento a mujeres mejoran las perspectivas económicas del país, amén de que tienen mejores clientes, pues ellas tienen mejor comportamiento financiero que los hombres. Según Inmujeres, ellas:

  • Dejan de pagar sus préstamos con un 54% de menor frecuencia que los hombres.
  • A pesar de invertir en promedio un 50% menos de capital que los hombres emprendedores, tienden a lograr ganancias un 20% superiores.
  • Controlan el 64% de las decisiones de gasto en el hogar.

Es por esto que existen iniciativas como la del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que insta a las organizaciones de financiamiento a abrir las puertas a este mercado en crecimiento.

¿Conoces alguna mujer emprendedora? ¿Qué mecanismos de apoyo le darías a este segmento para crecer su influencia e impacto? ¿Cual es tu opinión sobre las brechas de género que existen en el país? Compártenos tus respuestas y comentarios para generar conversación.


Vídeo Recomendado



Previo

Por qué Bad Bunny le es útil al feminismo

Siguiente

Las caricaturas me hacen llorar

Sin comentarios

Deja un comentario