Una tragedia vuelve a poner el énfasis en no desestimar la ciencia


Escucha nuestro podcast



A Mike Hughes, la prensa anglosajona lo catalogaba como un daredevil. Es decir, un “temerario” o “aventurero” que reta a la muerte, como principal característica. En este caso particular, Hughes también era una incipiente estrella viral que sólo pudo haber sucedido en la última década: tenía un canal de YouTube y pedía dinero para comprobar la teoría de conspiración sobre que la tierra en realidad sería plana, siendo acogido por dicha comunidad en internet.

Irónicamente, luego de haber conseguido un récord Guiness por un salto mortal en limosina y haber reunido dinero para la construcción de un cohete casero, el Science Channel (una señal de cable estadounidense) lo contrató para estelarizar la serie Homemade Astronauts, un programa de realidad al estilo de Duck Dinasty, donde los productores y documentalistas básicamente dejan que personas con ideas claramente erróneas se exhiban ante la cámara.

Hoy domingo, Mad Mike (el mote de Hughes) encontró el final de su vida al momento de lanzarse en el cohete que construyó él mismo, desde el momento en que se desmontó el paracaídas luego del despegue, con un trágico final al desplomarse el invento casero.


Las imágenes son fuertes:

Con este cohete, su aparición en la serie de Science Channel pretendía exponer su teoría sobre la tierra plana, aunque su representante ya salió a decir que todo era una estrategia de Mad Mike para conseguir notoriedad y fondeo para sus proyectos.

_____

_____

Al desafiar a la ciencia, por desgracia, su última hazaña le ha costado la vida.

 


Vídeo Recomendado



Previo

Juan José Arreola, el escritor mágico, a 102 años de su natalicio

Siguiente

Más allá de la Monarca: Un documental para valorar nuestra biodiversidad

Sin comentarios

Deja un comentario