Funcionario pide que prendan fuego a feministas: ya lo cesaron del cargo

Las redes sociales son como un cuchillo: puede servir para partir un pastel o para suicidarte. El problema no es la herramienta, sino como se usa. Quien lo aprendió a la mala fue un funcionario de Yucatán, Fausto Enrique Loria, quien trabajaba en la Dirección de Control de Procesos de la Fiscalía General del estado.

Luego de las manifestaciones del pasado viernes, el funcionario escribió en su muro de Facebook:

La respuesta del gobierno local tuvo que ser expedita:

Adiós, Fausto, que la fuerza te acompañe.

Previo

En México tenemos peor agua por culpa de la corrupción

Siguiente

Reconocen a mexicano por su diseño de drones autónomos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *