El fotógrafo de guerra que regaló sus fotos porque nadie quiso comprarlas

Él es Kainoa Littleun fotógrafo de guerra que decidió ir a Mosul para documentar el combate entre las fuerzas iraquíes y los militantes del Estado Islámico entre abril y mayo de este año.

Sin embargo durante los casi dos meses que permaneció en zona de conflicto, Little no encontró ningún medio que quisiera comprar sus fotos. Durante este periodo fueron los soldados quienes le brindaron al fotógrafo comida, transportación y un lugar para dormir. Incluso las mismas personas refugiadas le brindaron apoyo para que él pudiera contar sus historias.

Al regresar a Washington, donde radica, Little decidió “regalar” sus fotos, para que pudieran ser publicadas en cualquier lugar.



A pesar de que esta pudiera ser considerada una acción desinteresada, las críticas a su acción por sus colegas fueron inmediatas.

Alice Martins, una fotógrafa brasileña radicada en Irak que publica para grandes medios como The Washington Post apuntó algunos interesantes argumentos.

La principal crítica de Martins hacia Little es que es el justo ejemplo de cómo no ser un fotógrafo de conflicto. La razón es que Little quiso proclamarse como una víctima de la guerra, cuando no lo era. Martins recordó que el conflicto en Mosul ha sido cubierto diariamente desde hace nueve meses por las más grandes corporaciones mediáticas, además de fotógrafos mucho más experimentados que tienen años radicando en la zona (incluso antes de que estallara el conflicto) y que probablemente seguirán ahí cuando la guerra termine.

La fotógrafa apuntó que el fotoperiodismo es mucho más que obtener la “toma”, es entender el contexto de lo que estás fotografiando y eso solo se logra con experiencia y dedicación. “Tus fotografías no muestran ninguna de estas características”, escribió a Little.

Por último, Martins recalcó la decisión de Little solo lastima a otros profesionales en su búsqueda de atención mediática. Además criticó que las zonas de guerra no son destinos turísticos y que aunque siempre habrá una persona local arriesgando su vida por quienes los visitan, esa debería de ser razón suficiente para que antes de comenzar se definan las razones por las que acudes al lugar.

¿Tu que opinas?.

_____

_____

Este es el post original de Alice:

Y estas algunas de las fotografías que regaló Kainoa:

Previo

Familia de Lesvy rechaza versión de la PGJ, acusa de irregularidades en la investigación

Siguiente

Lesbofobia desplaza a atletas mexicanas

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *