Museo de Arte de Ciudad Juárez, resignificar la frontera a través de la mirada de los artistas


Escucha nuestro podcast



El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) incrementará sus acciones de promoción y difusión de la cultura mexicana en la frontera norte del país a través del Museo de Arte de Ciudad Juárez (MACJ), al tiempo que intensificará su papel de ser puente de comunicación y confluencia para el arte y los creadores que dan vida a la actividad cultural en ambos lados de la frontera.

Así lo expresó la directora del recinto chihuahuense, Rosa Elva Vázquez Ruiz, quien aseguró que, tanto en Ciudad Juárez como en El Paso, Texas, a lo largo de más de medio siglo de intenso trabajo, el MACJ ha creado una comunidad artística que hoy ve con preocupación el giro que han tomado las relaciones entre México y Estados Unidos en los campos económico y político.

Fundado en 1963 como parte del Programa Nacional Fronterizo, el MACJ fue el primer recinto museístico construido como tal en Ciudad Juárez e incluso en todo el estado. El diseño del edificio que lo alberga fue encargado al arquitecto Pedro Ramírez Vázquez. En más de 53 años ha exhibido diferentes manifestaciones artísticas mexicanas y ha sido un gran promotor cultural para los artistas de ambos lados de la frontera, expresó Vázquez Ruiz.


“Me parece que, más que un museo, ha sido una gran casa de cultura que ha hecho historia con sus programas y proyectos destinados específicamente a la región de la frontera. Mucha de la difusión en la región norte del país no se entendería sin el trabajo realizado todo este tiempo por el Museo de Arte de Ciudad Juárez, un museo que pertenece al INBA”, dijo la funcionaria.

Se trata de un recinto privilegiado que se encuentra justo en la frontera con Estados Unidos. Su convicción es la de ser una puerta de entrada a México para los artistas y el público estadounidenses, además de ser un vínculo cultural entre El Paso y Ciudad Juárez, y los dos países.

“Empezó con exposiciones de artistas locales, además de conciertos y presentaciones literarias. Luego comenzó a trabajar con los vecinos de El Paso, y se convirtió en un lugar en el que hoy confluyen las expresiones artísticas de los dos lados de la frontera. Ha sido vínculo, enlace y espejo en el que se refleja no solo el arte local, sino también el del país vecino, para llegar a ser universal”, señaló.

Recordó que se trabaja intensamente con el Museo de Arte de El Paso en programas conjuntos como la Bienal Ciudad Juárez-El Paso, lo cual ha sido galardonado por organismos internacionales.

“Es una actividad única en su tipo en ambos países que en 2011 fue reconocida por la Alianza para Estudios Transfronterizos por sus aportaciones a la cooperación e innovación binacional y su contribución al arte y a la cultura fronterizas, pues a su convocatoria responden artistas de California, Arizona, Nuevo México y Texas, así como de Chihuahua, Tamaulipas, Coahuila, Sonora y Baja California”.

_____

_____

La idea de esta bienal, agregó, “es dar espacio a todos esos creadores de aquí y de allá que se expresan, a través del arte, acerca de los temas locales que les incumben y les preocupan para, de esa forma, alcanzar la universalidad del trabajo artístico”.

Rosa Elva Vázquez reconoció que, ante el camino tomado en las relaciones políticas y económicas de la nueva administración estadounidense, existe cierta preocupación de la comunidad artística de la región.

“Esperamos que esa situación no nos afecte, pero sí es un tema que tenemos atravesado y que debemos de abordar desde ahora en el trabajo cotidiano con las instituciones de El Paso”, expresó la funcionaria.

“Hay muchos artistas, funcionarios, instituciones y ciudadanos interesados en fortalecer lo que nos une; en continuar con los puentes que siempre han existido entre El Paso y Ciudad Juárez. Es una comunidad en la cual sus habitantes van y vienen diariamente; que tiene lazos familiares y desarrolla su vida cotidiana a uno y otro lado de la frontera”.

En ese sentido, comentó que en los próximos meses “haremos un mayor trabajo de vinculación y mantendremos e intensificaremos estas relaciones, a pesar de las situaciones políticas que aumentan cada vez más de tono.

Vázquez puso de ejemplo un organismo tal vez único en el mundo: la Asociación de Museos de la Frontera, que tiene en su lista a recintos de México y Estados Unidos, y ha realizado un gran trabajo de apoyo en la promoción y difusión del arte. “Creo que este es un momento importante en el que podremos replantear y reforzar nuestra labor para contribuir con nuevas ideas y proyectos, coordinarnos de manera diferente y mantener este trabajo conjunto para mejorar y ofrecer mucho más”.

Mientras tanto, continúan las actividades cotidianas del Museo de Arte de Ciudad Juárez, como exposiciones, conciertos, talleres, conferencias, visitas guiadas y el programa Un día en el museo. La titular del recinto anunció que en marzo será inaugurada la muestra Resguardo y resistencia. Retrospectiva 1976-2016 de la artista Carla Rippey.

Rippey es una creadora oriunda de Kansas City y asentada en la Ciudad de México, donde ha desarrollado parte de su larga carrera artística y donde actualmente dirige una de las más importantes escuelas de artes visuales del país: La Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda, del INBA.

La retrospectiva “nos ayudará a ejemplificar lo sano y necesario de la relación cultural binacional, a demostrar cómo esos flujos humanos se dan de ida y vuelta, y a comprobar cómo florece una trayectoria como la de Rippey en el arte mexicano”.

 


Vídeo Recomendado



Previo

Ciencia para salvar a los demonios de Tasmania de la extinción

Siguiente

Nosotras elegimos gritarle a la vida

Sin comentarios

Deja un comentario