Concepto de teatro

Shakespeare dijo que el mundo entero es un teatro. Para Brook el teatro es tratar de hacer presente lo ausente. Artaud buscaba hacer del teatro una función, algo tan localizado y tan preciso como la circulación de la sangre por las arterias. Decía Carballido que el teatro es la voz del pueblo cuando se hace con sinceridad. Jodorowsky afirmó que uno no va al teatro para escapar de sí, sino para restablecer el contacto con el misterio que somos todos. El teatro es todo esto pero también es mucho más. El teatro es más que espacio, forma, disciplina y arte.

En términos astrofísicos podríamos decir que el teatro es el más complejo filtro para simplificar la realidad. Es un universo en sí mismo y dentro de este universo un dramaturgo crea mundos, un director los pone en órbita, un actor vive en ellos. Ir al teatro es entrar en un hoyo negro, darse la oportunidad de explorar galaxias enteras, contemplar constelaciones y familiarizarse con otras formas de vida.

En términos psicológicos es impulso e instinto. Es ira, pasión, dolor, nostalgia y amor. Es un complejo, un trastorno, una obsesión. Es la estilización de los procesos cognitivos y sociales. Tiene el récord de múltiples personalidades. Es causa y consecuencia. Es provocación, confrontación y catarsis. Cuna de psicópatas, plataforma del narcisismo y disposición para el masoquismo. Es proyección y rompimiento de constructos y patrones. Es un episodio esquizoide, un delirio constante, un sueño repetitivo y un recuerdo imborrable.

En términos biológicos el teatro es el arte de exponer las heridas. Es la regeneración de las células de la existencia humana. Es realidad masticada y digerida. Es oxigenación para el alma contaminada. Es rítmico como el pulso, ruidoso como la mente y eterno como una mirada. Pero sobre todo es cáncer, que un día aparece casi imperceptible, al poco tiempo te habita y termina por arrebatarte la vida.

En un mundo donde la ciencia cada vez nos da más conocimiento de lo ignorantes que somos, donde la psicología no está remotamente cerca de descifrar la mente humana, donde los cuerpos son efímeros, donde la violencia es pandemia, donde no aprendemos de la historia otra cosa que la repetición, donde son escasas las revoluciones de causas nobles, donde el cambio es rutina y el caos es estilo de vida: nuestra esperanza es y será siempre el teatro.

Previo

Son más de 100 las becas rechazadas de posgrados de calidad Conacyt

Siguiente

Indignación Social

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *