¿Qué pasó en Argentina en 1994 y por qué Cristina Fernández de Kirchner está en problemas de nuevo por esto?

El 18 de Julio de 1994, ocurrió el que se considera como el mayor atentado terrorista en la historia de Argentina. Alrededor de las 10 de la mañana, 300 kilos de dinamita explotaron afuera de la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina),  85 personas murieron y 300 más resultaron heridas.

La justicia Argentina no espero nada para poner en marcha las investigaciones, comenzando lo que hoy es conocido como “el caso AMIA”, el cuál cada vez se vuelve más turbio y difícil debido a las implicaciones que conlleva. Según la investigación, realizada por el magistrado José Galeano y Alberto Nisman, los responsables del ataque eran de procedencia Iraní, específicamente empleados de la embajada de dicho país junto con algunos policías argentinos y un comerciante llamado Carlos Telleldín.
¿El motivo?

Exigian el cese del paso de tecnología nuclear de Argentina a Irán.

Las declaraciones fueron altisonantes y el gobierno Iraní negó su implicación en el atentado por años. La Interpol tomó cartas en el asunto y declaró como culpables a cinco ciudadanos iraníes, los cuales no fueron arrestados por la interferencia de su gobierno.
Tras años de declaraciones y señalamientos, el gobierno Iraní, por exigencia de Cristina Fernandez de Kirchner, decidió colaborar con el argentino, pero nunca declarándose culpable.
Fue así como en 2013 se realizo un memorando de entendimiento en el que, se intentaba constituir la “comisión de la verdad”, en la cual se planeaba aclarecer el caso con la colaboración de cinco juristas internacionales y se permitiría interrogar a los cinco demandados por la interpol. Las cosas no sucedieron como se esperaba. A pesar de que la camara de diputados aprobó el memorando, el gobierno Iraní lo ignoró totalmente y pronto se declaró inconstitucional.
La cancelación del memorando y las incoveniencias que ocurrieron en el proceso, levantaron las sospechas de Alberto Nisman, quién no tardó en acusar a Cristina de crear dificultades en la investigación para proteger a los culpables del atentado. Nisman afirmaba tener pruebas de que Cristina de Kirchner había tratado con el gobierno Iraní y había intentado borrar el caso AMIA para poder proseguir con tratados comerciales con Irán. El día en que se esperaba que Nisman declarara en la Cámara de diputados y presentara las pruebas pertinentes, fue encontrado muerto con un disparo en la cabeza bajo circustancias extrañas.
El caso revivió este martes, cuando el juez, Claudio Bonadío, reactivó la demanda contra Cristina empezada  por Nisman. Pidió todas las grabaciones que tuvieran que ver con el proceso, a lo que Cristina respondió cuestionando la imparcialidad de Bonadío en todos los casos que tienen que ver con ella. En medio de una catástrofe económica y política que ha llevando a Argentina a uno de sus momentos más críticos, la turbiedad aumenta y ahora son sumados nuevos problemas a la ex presidenta del país. Cristina, quien ahora busca  continuar su carrera política como senadora, se encuentra de nuevo en apuros y parece que no está muy cercano el día en el que pueda salir de ellos.

Previo

Los TT del día

Siguiente

Viernes de carcajadas

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *