La absurda civilización que considera más viable habitar Marte que salvar a la Tierra

Somos parte de una especie curiosa, capaz de las más grandes proezas y al mismo tiempo una fuerza devastadora con el potencial de provocar nuestra propia extinción. El desarrollo tecnológico que hemos logrado en los últimos siglos nos ha llevado a una extraña paradoja, la de habitar otros planetas y destruir el que nos vio surgir. Al respecto la Dra. Lucianne Walkowicz, una astrónoma que trabaja en el Adler Planetarium, estudia la actividad magnética estelar y su influencia sobre la habitabilidad de los planetas. Para ello utiliza datos de la Misión Kepler de la NASA con la finalidad de encontrar espacios extraterrestres que puedan ser habitados por la humanidad

En una sencilla pero muy ilustrativa charla, explicó la irónica postura de buscar planetas habitables, cuando el esfuerzo político, económico y científico que se requiere para resolver la crisis ambiental que hemos provocado en la Tierra es una proeza tecnológica mucho más simple (aunque notablemente complicada). “El año 2014 fue el más caluroso registrado. Glaciares y hielo marino que han estado con nosotros desde hace milenios ahora están desapareciendo en cuestión de décadas. Estos cambios medioambientales que hemos causado a escala global han superado rápidamente nuestra capacidad de alterar su curso”, comentó mientras hacia la observación de que cada día admira más la belleza de la Tierra, cuando la compara con otros planetas aparentemente habitables.

A continuación compartimos la plática integra y subtitulada al español, no sin antes destacar esta aplastante observación: “Me preocupa que este entusiasmo por la colonización de Marte y otros planetas arrastre consigo una gran y triste sombra: la implicación y la creencia de algunosque Marte esperará ahí para salvarnos de esta autodestrucción infligida del único planeta que sepamos que es verdaderamente habitable, la Tierra. Por mucho que me guste la exploración interplanetaria, estoy en profundo desacuerdo con esta idea. Hay muchas buenas razones para ir a Marte, pero decir que Marte estará allí para salvaguardar a la humanidad es como imaginarse que el capitán del Titanic nos comentará que la fiesta de verdad tendrá lugar más tarde en los botes salvavidas”.

Con información de Mujeres ConCiencia


Vídeo Recomendado



Previo

Juntxs vamos a crecer: El movimiento autogestivo en la CDMX

Siguiente

El Nobel genocida y sus colegas Pro-Monsanto

Sin comentarios

Deja un comentario