Mexicano intentó pasar 450 tamales a Los Ángeles y su cargamento fue detenido

Querer llevar algo de comida mexicana al otro lado [de la frontera] puede ser algo complicado y es que 450 tamales que querían llegar a la ciudad de Los Ángeles no cumplieron su destino.

Un pasajero, que cuentan las autoridades era mexicano o al menos esa era su nacionalidad, llegó el 2 de noviembre al aeropuerto de Los Ángeles pero fue detenido por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de especialistas (tomamos aire) en Agricultura, ya que en su equipaje había 450 tamales envueltos en sospechosas bolsas de plástico. ¿Cuál es el pecado en mover un platillo hecho de masa de maíz con chile, picadillo, incluso dulce y por supuesto, carne de cerdo? Precisamente nuestros amigos porcinos tienen la culpa, ya que los viajeros no pueden introducir a la unión americana alimentos que tenga puerco. Porque salud, básicamente. Checa:

A pesar de que los tamales son una tradición muy popular, este tipo de productos cárnicos extranjeros puede llevar a enfermedades graves a distintos países y pueden verse afectados por brotes de gripe aviar, las vacas locas y la fiebre porcina, es por eso que especialistas en agricultura ayudan a prevenir la introducción intencional y no intencional de plagas dañinas y enfermedades de animales extraños en los EE.UU.

Eso lo dijo Anne Maricich, titular de la mencionada agencia. Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, es conocido que transportar carne de puerco hacía Estados Unidos es peligroso para los seres humanos debido a que no habría en ese caso una regulación o garantía en cuanto a su estado y calidad. Hay que recordar que la fiebre porcina es una enfermedad altamente contagiosa y mortal que afecta a los cerdos. En caso de que entrara dicho mal a las fronteras americanas (o realmente, a cualquier lado) podría mutar y pasarse a pavos y pollos, lo que tendría efectos no muy agradables hacía la economía agroalimentaria. Ni hablar de lo que haría con los ganados, sería devastador.

A nuestro paisano, del cual desconocemos el nombre, se le multó con mil dólares ya que las autoridades interpretaron que iba a venderlos. No se necesita ser Sherlock para pensar eso ¡eran demasiados tamales!

El final de la historia es que los tamales fueron incinerados y de no ser por el reporte de LA Times, nadie nunca se hubiera enterado. 450, piénsalo.

La pasión por los tamales debe ser porque los empaquetados que venden en los supermercados no son demasiado buenso

CRASJBfUsAApNjg

_____

_____

Aunque tampoco podemos dejar de mencionar esta atrocidad, que seguro tiene más sodio que una bolsa gigante de Sabritones:

k2-_b477987c-4c0c-4569-a0c1-259f6d377630.v1

Vía LA Times

Con apoyo editorial de Jona Moreno


Vídeo Recomendado



Previo

¿El mundo de luto? Al menos 32 muertos deja atentado en Nigeria

Siguiente

Habría muerto el líder detrás de los ataques en París, según reporte del Washington Post

Sin comentarios

Deja un comentario