Sigue la violencia contra periodistas: ahora le tocó a Lydia Cacho

Artículo 19 ha denunciado que el día de ayer dos sujetos desconocidos allanaron el domicilio de la periodista Lydia Cacho. Lo más grave es que robaron material sensible vinculado a las investigaciones de la periodista, además de que mataron a una perra que protegía la casa y envenenaron a una más que servía como mascota.

En un ataque deliberado, los personeros irrumpieron en el domicilio de la periodista en Puerto Morelos, Quintana Roo, luego de cortar los cables dela cámara de seguridad. Sustrajeron entonces 3 cámaras, tarjetas de memoria, discos duros y una computadora portatil. Aunque la periodista tenía la información respaldada en el extranjero, se trata de un ataque terrible a la libertad de expresión que además pone en riesgo la vida de la periodista y de sus fuentes.

En acuerdo con el comunicado de Artículo 19: “Esto sucede en el contexto de la búsqueda de justicia de Lydia Cacho por la tortura a la que fue sometida en 2005 por parte de un grupo criminal de poder encabezado por altos funcionarios y empresarios de los estados de Puebla y Quintana Roo. El Comité de Derechos Humanos (CDH) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró a México responsable por la violación a sus derechos humanos, por la tortura a la que fue sujeta y por la falta de debida diligencia en la investigación. Todo esto como consecuencia de la publicación del libro “Los demonios del edén” en el cual se exhibe una red de pederastas que opera en los Estados mencionados. La periodista, sin embargo, sigue investigando casos de su especialidad periodística”.

Expertos en seguridad, consultados por la periodista después del allanamiento, aseguran que “iban por ella” y que, afortunadamente, no se encontraba en su hogar.

Previo

El gobierno federal se negó a informar costo de remodelaciones de Palacio Nacional

Siguiente

Titular del Coneval es removido luego de pedirle al presidente que trabaje con evidencia

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *