Cambió el gobierno estatal y federal, pero la violencia sigue en Veracruz

Veníamos de la semana antepasada, por supuesto en #LaMañanera, cuando el presidente López Obrador fue cuestionado por el periodista Jorge Ramos acerca de las cifras sobre asesinatos en México.

Lo que siguió fueron descalificaciones hacía Ramos por parte de cuentas  con mensajes simpatizantes hacía el gobierno federal, además de un mensaje algo peculiar del presidente en #LaMañanera del día siguiente:



Este drama entre personalidades, si bien tiene un subtexto interesa en relación a la manera de informar durante este gobierno así como la respuesta a la crítica, ha distraído la conversación hacía lo que verdaderamente importa: la violencia en nuestro país.

_____

_____

A pesar de las críticas y los resultados conocidos acerca de la militarización de la lucha contra el crimen organizado (en el caso de política de drogas, más muertos por enfrentamientos que por el consumo que se buscaba evitar), la Guardia Nacional irá con mando militar. Uno que trabajó en algunos de los operativos más relevantes de Felipe Calderon.

Estará al frente de la Guardia Nacional un militar que fue colaborador de Calderón en guerra contra el crimen

Ante todo este mar de información, el viernes México se fue a dormir con una historia que ejemplifica el horror que viven millones de habitantes en el país. Leemos en La Jornada sobre la tragedia en Minatitlán:

Sujetos armados asesinaron la noche del viernes a 13 personas, entre ellas a un menor de dos años de edad, en la palapa conocida como La Potra de un salón de fiestas ubicado en la colonia Obrera del municipio de Minatitlán, Veracruz.

Los sicarios irrumpieron en busca de un sujeto, a quien venían persiguiendo para ejecutarlo, pero dispararon contra todos los asistentes que celebraban una fiesta de cumpleaños en el callejón Primero de Mayo, cerca de la refinería Lázaro Cárdenas de esa localidad.

¿Qué ha dicho el presidente? Nada. Pero eso es tema de otro párrafo, porque en el estado gobernado por Morena esto dijo el actual gobernador acerca del asesinato múltiple (que incluyó a un bebé) acontecido en el municipio también gobernado por Morena:

Mientras el presidente no ha opinado del tema, pero sí sobre otras cosas, una búsqueda en su perfil de Twitter revela que hace unos años era más rápido para emitir juicios cuando Enrique Peña Nieto despachaba en Los Pinos y Miguel Yunes en Veracruz.

Esto fue en 2017:

¿Pensará el presidente que el actual gobernador García, emanado de Morena, es siniestro?

No sabemos todavía, pero el mandatario se dio a la tarea de escribir el siguiente mensaje críptico:

Estamos a prácticamente un día el presidente de México decide hablar de doctrinas y corrupción, sin lamentar siquiera el asesinato de 13 personas en Veracruz.

Así las cosas.

 

Previo

¿Lobo estás?

Siguiente

Crean nuevo método para detectar fallas en la edición genética

1 comentario

  1. […] Nayeli Roldán publicó un largo artículo con pequeños perfiles de cada una de las personas asesinadas en Minatitlán, en un bello ejercicio periodístico en medio de la tragedia. Otros, en varios medios (incluido […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *